Neo Club Press Miami FL

La Habana en la Universidad de La Habana

 Lo último

La Habana en la Universidad de La Habana

La Habana en la Universidad de La Habana
noviembre 17
08:33 2015

 

Se cumplen 496 años de la fundación de La Habana, ciudad cuna del oprobio y la sinvergüencería que recorren Latinoamérica, y quiero referirme a una de sus instituciones distintivas, si no la fundamental entre las fundamentales, que brinda soporte y coherencia al discurso oficialista: La Universidad de La Habana.

Institucionalmente hablando, nunca la Universidad de La Habana (UH) sirvió de mucho. De hecho, habría que reconocer que ese “magno centro de estudios”, como le llaman los más rimbombantes, le ha traído más problemas a Cuba que soluciones. Algo que realmente da que pensar.

La verdad es que si nos ponemos algo racionalistas y le echamos una pizca de lógica, seguramente arribaremos a la conclusión de que esa miserable isla ganaría mucho si clausuraran para siempre la UH –deberían convertirla en un museo del helado o algo por el estilo—, y ya de paso la mayoría de las universidades del archipiélago. Habría que dejar abiertas las escuelas de oficios, de medicina y poco más.

Haber pasado por una universidad, al menos en el caso de Cuba, debería ser motivo de preocupación, o por lo menos de arrepentimiento. Nunca nadie se ha graduado en una universidad cubana que haya conseguido posteriormente, de una manera u otra, torcer el rumbo insensato del proyecto de nación. Durante los regímenes democráticos y/o seudo-democráticos de la República, la UH funcionó como un bastión del caos y la violencia, incubando los ácidos que hoy corroen al país. Y durante el castrismo, ha graduado a una verdadera pléyade de extremistas, lunáticos, soplones y guatacones, casi siempre cómplices obedientes de la dictadura. E invariablemente, ha sido fuente de mediocres, tiranuelos y oportunistas.

Hay excepciones, no voy a ponerme extremista, pero las excepciones lamentablemente no han servido para contener la deriva que nos ocupa, esto es, la degeneración cubana, cubiche, antropológica, que desordena y acaballa.

Hace un par de años, oprobio de los oprobios, se anunció que el principal fantoche iraní, Mahmud Ahmadineyad, dictaría una “conferencia magistral en el Aula Magna” de la Universidad de La Habana, cosa que finalmente ocurrió. Diametral no-conferencia, porque el episodio resumió magistralmente la verdadera naturaleza de la UH, y para lo que ha quedado. Muy simbólico todo, porque La Habana también es eso: oprobio en cadenas sumido en la escalinata de la universidad.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Manuel Gayol Mecías

La exclusiva diferenciación de Lezama

Manuel Gayol Mecías

  Alguna vez dije —y no creo haber sido el primero— que la ideología de Lezama era la imaginación, y esta para él venía a ser la esencia de la

0 comentario Leer más
  Andrés Barca Jr.

En tiempos de cenizas viles

Andrés Barca Jr.

Regla, La Habana, 27 de noviembre de 2016   -Buenos días compañero Michael. -Buenos días Rigoberto. -Hoy, y hasta nueva orden, soy el compañero Rigoberto. Michael sonrió. El tabaco recién

0 comentario Leer más
  Orlando Fondevila

Permitidme

Orlando Fondevila

                Permitidme ser el poema del irrompible y tutelar secreto. Está en la estrella y no es la estrella. Está en la arboladura

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami