Neo Club Press Miami FL

La hormona de crecimiento y el intelectual

La hormona de crecimiento y el intelectual

enero 20
07:34 2013

cerebro humanoSe ha puesto de moda que una buena ingesta de la llamada Hormona de Crecimiento Humano (HGH) eleve poderosamente los niveles de rendimiento intelectual. Se comenta que muchos intelectuales, aquellos que han logrado desarrollar una obra reconocida y admirada internacionalmente, han recibido terapias con el misterioso producto. En el mundillo cultural se comienza a hablar en términos de “doping intelectual”.

Por ejemplo, hay sospechas de que la versatilidad creativa de Frank Kafka fue entrenada y disciplinada con el uso indiscriminado de la somatropina.  Debido a que esa capacidad creativa no respondía a su naturaleza primigenia, Kafka fue honesto y pidió que al morir se destruyeran todos sus manuscritos. Nietzsche fue otro “genio” que se “tocó” con el  fabuloso y mágico gen de crecimiento y acrecentó su coeficiente de inteligencia hasta producir una ensayística sin precedentes. En el prólogo a Así habla Zarathustra, dice estar consciente de que muy pocos lectores entenderían su mensaje. En esa misma dirección, una tradición ejemplar de autores austro-alemanes, como Robert Musil, Thomas Mann, Hermann Broch y Heidegger, estuvieron implicados en el uso del medicamento. Solo que en aquellos tiempos no se contaba con cuerpos e instituciones  antidoping, como sucede ahora.

Todo indica que las grandes obras literarias han sido forzadas por agentes antinaturales. El caso más reciente fue detectado en un autor que pudo escribir en el término de dos semanas más de quinientas páginas de una novela para Norteamérica convertida en un éxito de ventas. Pero al igual que en el deporte, las autoridades que registran los derechos de autor han comenzado una ardua pesquisa en función de saber hasta qué punto el HGH se considera un doping intelectual. Existe al respecto una desconfianza total en el ámbito de los escritores y creadores, pues muchos se están beneficiando de síntesis de proteínas para obtener síntesis de ideas.

El género que está siendo puesto a prueba es el de los cuentistas. Se sospecha que son ellos los mayores consumidores, ya que un seguidor del realismo mágico y lo real maravilloso, residente en Miami, dio hace poco positivo de una gran dosis de HGH.

Sobre el autor

Galán Madruga

Galán Madruga

Galán Madruga es el seudónimo de Alejandro Ramírez Jr., periodista cubanoamericano de reconocida trayectoria en el mundo de la crítica y las artes visuales. En 1999, en España, Madruga publicó las crónicas “Rutas de primavera” con la Editorial Santa Ana, y un año más tarde se trasladó a Los Ángeles, California, donde actualmente reside.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más

Lo más reciente: