Neo Club Press Miami FL

La joven Phuong y el maleficio vietnamita

La joven Phuong y el maleficio vietnamita

Octubre 14
20:42 2011

1-abc_antes_y_despuesOcurrió como en un cuento de hadas. O de brujas. Como si un extraño maleficio se concretara en su persona. De hecho, hay quienes aseguran que eso es lo que le ha pasado a Nguyen Thi Phuong, quien a sus 26 años parece que tiene 80: Ha sido víctima del embrujo de una envidiosa hechicera.

Ocurrió en apenas unos días. Phuong, ciudadana vietnamita, súbitamente se volvió una octogenaria en el 2008, con apenas 23 años, luego de una intoxicación con mariscos. ¿Dónde los comió? ¿Quién los cocinó? ¿Qué bebió mientras se los comía? Estas preguntas sin respuesta pública pudieran contribuir a explicar la extraña anomalía que se extendió por todo su cuerpo.

Tras la intoxicación, la joven Phuong, cuya economía no era, ni es, precisamente boyante, debió recurrir a remedios caseros y de una farmacia local, combinados con medicina tradicional. Tras una breve etapa de alivio, su cara se apergaminó y su piel se volvió fláccida. Había recorrido medio siglo de su vida de un día para otro. O al menos era lo que parecía frente al espejo, y a la vista de todos.

Aquí se abre otra andanada de preguntas, encabezada por la siguiente: ¿Phuong habrá consumido el hechizo maldito con alguno de estos remedios, suministrado por alguien con mala intención?

La anciana muchacha, sin embargo, continúa menstruando y su vista y lucidez mental son las de una mujer joven. Su esposo, que ha tenido la elegancia de no abandonarla, apenas puede hacerse cargo de los gastos inherentes a su búsqueda de un remedio que la devuelva a la realidad. Y nunca mejor dicho, porque esta pareja pobre y desgraciada –encima viven en un país comunista— a pesar de todo sigue siendo una pareja de jóvenes.

Algunos médicos sospechan que la desventurada mujer padece una Lipodistrofia. También se menciona el síndrome de Cushing. Recientemente, un dermatólogo del Hospital de la Universidad de Medicina y Farmacología de Ciudad Ho Chi Minh, se ha referido a una posible Mastocistosis, afección que puede curarse hasta en un 70 por ciento.

Mientras tanto, desde hace tres años interminables, Phuong envejece. Marchita en la flor de su edad.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami