Neo Club Press Miami FL

La joya de la corona

La joya de la corona

Diciembre 17
01:54 2010

Entre los próceres de la sentencia y, en general, los cronistas del Gran Salto Adelante, el virtuosismo con que Lamable Striper entraba en sus vestimentas había generado innumerables adhesiones.

Una prócer escindida en sus sucesivas versiones –las de la mujer que se viste, las de la mujer que evacúa, las de la monja que se cubre…— no podía sino azuzar la creatividad de los escribidores, cuyos textos secretos ardían nada más atisbar su nombre. Lamable, la musa transgresora, el clímax del striptease invertido, la joya de la corona de la desmitificación siempre dispuesta a recrear, desde la paradoja, las subyugantes candencias de Playa Hedónica.

En el cuerpo de Striper la seda era un acontecimiento, a medida que la tela trascendía el valor formal de la tela, del objeto en sí mismo. La desnudez que se cubre en el instante preciso en que deja de serlo y se convierte en otra cosa. Una ondulación. Un escaparse de todo y de todos. El cerdo en su copulación simbólica, pero el símbolo al servicio del espectáculo y no a la inversa.

“¡monjaAtención… no se trata de vestirse!”, recordaba Lamable a quienes pretendían ver en sus stripteases una forma de colocar a Thamacun en la ruta de los convencionalismos al uso. “¡Se trata de vestirse como una anda en pelotas!”. El rumor del mar en la tela ondulante. El extrañamiento de la sotana como una prodigiosa señal rebelde. La revolucionaria sensualidad del pie sobre el tacón campana.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XIV)

Jorge Ignacio Pérez

Jose se enamoró de Silvia, como suele ocurrir en los casos en que una mujer le planta cara a un hombre. Plantarle cara, quiero decir en términos duros. No fue

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Pesadilla

José Hugo Fernández

I) Estaba preso. La celda era húmeda y oscura. Me dolían hasta las ideas por tantos porrazos y patadas. Supongo que entre sueños, vino un caimán sin dientes a susurrarme

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami