Neo Club Press Miami FL

La leyenda de Serafina Núñez

La leyenda de Serafina Núñez

Al centro, Osmán Avilés

La leyenda de Serafina Núñez
agosto 19
13:41 2015

 

El sabio Séneca, al referirse al paso del hombre por la vida, dijo: “La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que sea bien narrada”. La concatenación de hechos en la historia personal de cada persona, o bien la suma de experiencias, influyen en la construcción del ser, de ahí que las respuestas a las preguntas que hallamos en relación con el mundo, vienen a ser el reflejo de lo que somos.

La obra de la poetisa cubana Serafina Núñez, larga y bien narrada, aún tiene varias zonas desconocidas para el lector. Luego del suceso editorial, en la década del noventa, con el relanzamiento de su obra, fue invitada en 2001 a la Feria Internacional del Libro de Miami, donde se presentó el libro Porque es vivir un testimonio raro, una antología que contenía textos inéditos en Cuba.

Mi primer libro de ensayo fue una incursión en la vida y obra de Dulce María Loynaz. Aquellos Pilares de un reino, título del libro, sirvió de impulso a la creación de mi obra. Virtud de la palabra referente a pilares, y sentido de obra como reino, analogía poética de esas páginas dedicadas a Loynaz, eran también los cimientos con que yo comenzaba a estructurar mi carrera literaria.

Núñez, la anciana poeta que visitaba en las tardes habaneras del Vedado sin rosas, se había alegrado conmigo, cuando llenaba las páginas en blanco de esos Pilares y con la espontaneidad que la caracterizaba, incluso, a sus años, me confesó que le gustaría que también escribiera un libro sobre ella.
Asentí por el afecto hacia los versos de Núñez y por su amistad, cuya esencia no conocía de edades, sin saber cuándo podría almidonar el libro de la esperadora cubana, como le llamó Juan Ramón Jiménez, en una suerte de profecía hacia la actitud de esta autora, cubana y universal.

Serafina era una poetisa amante del soneto, aunque cultivó también con acierto la décima y el verso libre. Temas universales como el amor, la vida, la muerte, la flora, la fauna, entre otros, son parte de su universo creativo.

Pero, ¿por qué callar durante tantos años el atrevimiento de sus versos? Es una pregunta que la propia Núñez eludía, pero que la ubicaba entre los intelectuales que no simpatizaban con el gobierno cubano. Opiniones contrarias todavía pueden solventarse, acaso por la ironía y la duda a las que contribuyó también la autora de Vigilia y secreto, ante el miedo por ser invadida en su patrimonio alcanzado: la familia, sus nonagenarios años y la intimidad de su hogar.

Muchos intelectuales miraron con tristeza cómo murió Núñez sin recibir el Premio Nacional de Literatura. El rescate de los valores de su obra había sido un esfuerzo atado por lazos de impotencia, al ver que otros escritores con menos talento o con menos valor y años, recibían el galardón que ella merecía sin miramientos.

Tres años después de su muerte, vio la luz Sonetos escogidos, una antología que reúne parte de la producción de esa forma estrófica y que tuve la oportunidad de publicar en la Editorial Oriente, en 2009, con un estudio preliminar. Desde luego, en la ocasión tomé aquellos sonetos que aparecían en Porque es vivir un testimonio raro y que se desconocían en Cuba.

Pero me resultaba insuficiente este homenaje post mortem para la autora. Por eso, continué escribiendo el libro de ensayo que presentaría en 2012 a diferentes editoriales del país con la petición de publicarlo en el marco del centenario de Núñez. Una editorial asumió al fin la publicación y caso insólito, demoró mucho la edición, de modo que no estuvo listo en su centenario, tampoco al año siguiente y todavía hoy continúa a la espera de ser publicado en la Isla.

Dejando atrás esas circunstancias brutales y de cara al libro publicado hoy por el proyecto editorial Unos & Otros, en Miami, el lector puede encontrar en estas páginas un interesante bosquejo biográfico sobre la poetisa, crítica literaria, opinión de autores sobre la obra de Núñez (y viceversa), además de testimonio y entrevista. Al final del libro se puede detener a ver fotos, algunas rescatadas de recortes de periódicos que ella gustaba guardar en la callada pieza de sus casi cuarenta años de silencio editorial.

Al volver sobre la frase de Séneca, me detengo en el término leyenda. Sin duda, el filósofo romano estaba mirando el origen de la palabra, cuyo significado no es el que actualmente conocemos, relacionándolo con un relato ficticio. Entonces se interpretaba leyenda como algo ‘que debía ser leído´.

Narrar, ese contar algo, es una nueva dimensión de esta realidad en que vivimos. Serafina Núñez: la verdad amaneciendo ‘debe ser leído’ con el convencimiento de que un ensayo es el género por excelencia en el afán de curtir esa dimensión de dimensiones de una obra en sí misma.

De esta forma, el propósito del volumen es también homenajear la valentía de esta gran mujer, su amor por Cuba, sus decisiones –cualesquiera que estas hayan sido– la belleza de su espíritu, su femeneidad apasionada, volcada sobre la emoción, artífice privilegiada que, desde su don, construyó la digna historia de su vida.

Compartir

Sobre el autor

Osmán Avilés

Osmán Avilés

Osmán Avilés (La Habana, 1979). Poeta y ensayista cubano. Ha dedicado parte de su labor ensayística al estudio de las poetisas cubanas Dulce María Loynaz y Serafina Núñez. Además, ha revisitado a diversas poetas cubanas, entre ellas Nieves Xenes, María Villar Buceta, Cleva Solís, y Georgina Herrera. Su poesía ha sido valorada por importantes autores como Roberto Manzano, de Cuba, y Rafael Courtoisie, de Uruguay, a partir de la publicación de su primer cuaderno poético "La persistencia de los fragmentos", editado en Montevideo. Vive actualmente en Miami.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Roberto Nuñez
    Roberto Nuñez septiembre 27, 17:14

    Leí tu libro sobre mi querida tía , te lo agradezco
    Es fantástico en su análisis literario , pero – me imagino q por las circunstancias del entorno en el momento y ligar de las entrevistas , la biografía queda coja , además la razón específica por la cual Serafina vuelve a publicar no te la podía decir al igual q lo q motivó su oda a Camilo , amigo de la familia y sobretodo de su hermano consentido Humberto.
    Si lo crees pertinente envíame un email y nos hablamos.
    Estoy en Miami
    Gracias,
    Saludos
    Roberto Nuñez

    Reply to this comment
  2. Osmán
    Osmán diciembre 21, 11:36

    Apreciado Roberto!
    Mucho agradezco su comentario y me hace feliz que parte de la familia se acerque a la verdad amaneciendo de Serafina.
    Mi dirección de correo electrónico es frosmaviles@gmail.com
    Un abrazo y felices fiestas.
    Con mi afecto,
    Osmán.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Che Guevara, licencia para matar:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Armando de Armas

La noche del cangrejo

Armando de Armas

Acabo de descubrir en el muro de Facebook de Norma Gálvez Rey la foto del monumento al cangrejo en Caibarién, símbolo de esa ciudad. Una madrugada amanecí bajo ese cangrejo

0 comentario Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Un cielo muy azul

José Gabriel Barrenechea

Despertarás. Aún no habrá salido el sol, pero para entonces te ocurrirá con frecuencia que despiertes a tales horas: Tus muchos años, a saber. Te habrá despertado algún calambre, un

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Un premio frívolo

José Hugo Fernández

Es razonable el malestar que ha ocasionado entre muchos de nuestros intelectuales del exilio la más reciente decisión del Centro Cultural Cubano de Nueva York, el cual otorgó su Medalla

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami