Neo Club Press Miami FL

La novela que no te dejará dormir

La novela que no te dejará dormir

Mayo 26
05:49 2011

La mujer del coronel es uno de esos libros que, más que leerse, se beben. Construida en base a un triángulo amoroso donde el sexo y el erotismo se entrelazan en perfecta armonía, centrando ineludiblemente la atención del lector, esta tercera novela de Carlos Alberto Montaner (Alfaguara, 2011) transcurre seductora a lo largo de sus 260 páginas, al punto que, como apunta Marcos Aguinis en contraportada, no te deja dormir.

La mujer del coronel, elaborada sobre un lenguaje diáfano –aunque no exento de elegancia y profundidad– y una anécdota jugosa, que intercala disímiles planos secuenciales, se adentra en la vida sentimental y amorosa de Nuria, sicóloga y esposa del coronel cubano Arturo Gómez, al servicio del castrismo en Angola. Aunque no hay que tomar precauciones innecesarias a tenor de este último dato, o de la trayectoria ensayística de Montaner, porque el libro sólo toca tangencialmente el tema político, sin adentrarse y/o justificarse a través de él. El hecho político –en  cualquier caso irrebatible– aquí no constituye más que un punto de partida, o acaso el marco del cuadro, nunca su leitmotiv o su sustancia.

En Roma, Nuria conoce al profesor Martinelli, y la mujer del coronel pega un salto adelante en su imaginario creativo. Cartas y diálogos se conjugan para dar a luz la zona más caliente del libro. El Sultán y Sherezada. Morbo, sexo, adulterio, sutileza amatoria. Eléctrica en ocasiones, en ocasiones persuasiva, la narrativa de esta novela ejemplifica, por otra parte, lo que debería constituir un lugar común en el ámbito literario y editorial: no hace falta escribir mal, o “descender” a los infiernos del mal gusto, para elaborar un producto asequible a casi todos los públicos.

La vasta cultura de Montaner aparece vertida en este libro, y su técnica irreprochable, y su bagaje periodístico, y su ambición conceptual. Todo ello, sin embargo, amalgamado y empaquetado sabiamente: el resultado es una novela a cuya sombra todo tipo de lector se arrima desde el principio. Como advierten los editores de La mujer del coronel, “la violencia, el deseo, la soledad y el erotismo suelen provocar desenlaces inesperados”. Se aconseja no leer este libro entrada la noche. Inesperadamente, al día siguiente usted podría llegar tarde a su oficina.

Clic aquí para adquirir un ejemplar.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XIV)

Jorge Ignacio Pérez

Jose se enamoró de Silvia, como suele ocurrir en los casos en que una mujer le planta cara a un hombre. Plantarle cara, quiero decir en términos duros. No fue

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Pesadilla

José Hugo Fernández

I) Estaba preso. La celda era húmeda y oscura. Me dolían hasta las ideas por tantos porrazos y patadas. Supongo que entre sueños, vino un caimán sin dientes a susurrarme

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami