Neo Club Press Miami FL

La OEA y el tiempo de las dictaduras

La OEA y el tiempo de las dictaduras

La OEA y el tiempo de las dictaduras
Octubre 24
10:29 2013

¿Todos son iguales?

¿Todos son iguales?

La dicotomía entre dictadores buenos y malos es una doctrina hemisférica. En febrero de 2007, el secretario general de la OEA, el socialista chileno José Miguel Insulza,  declaró en Lima, Perú, que ”la fuente de legitimidad del sistema cubano se llama Fidel Castro”. Y remató:  “Fidel Castro es un líder carismático que ha marcado medio siglo de la vida hemisférica… y esa personalidad ha terminado por imponer como legítimo dentro del hemisferio o dentro de América Latina un régimen como el que hoy día tiene Cuba”.

O sea, ya no hay que someterse al voto popular por el que abogaba Jean-Jacques Rousseau ya antes de la Revolución Francesa para ser un jefe de Estado. Si  usted toma el poder manu militari, se autoproclama de izquierda y se mantiene en el poder contra viento y marea,  su mandato es legítimo, pues el tiempo y el carisma personal  son “fuentes de legitimidad”.  Y digo se autoproclama de izquierda porque la OEA no le confirió esa legitimidad  a los Somoza, a Trujillo, Stroessner o a Papá Doc, que igualmente marcaron décadas en “la vida hemisférica”.

“Quien gobierna por la fuerza y controla todos los poderes públicos, sin someterse al escrutinio popular, no importa su ideología deviene negación de la modernidad. Está pisoteando el derecho del pueblo soberano a elegir a sus gobernantes, y hace regresar la sociedad a la Edad Antigua”. Roberto Álvarez Quiñones

Los Somoza (padre e hijos) ciertamente eran dictadores, pero el sandinista Daniel Ortega, una vez derrocada  la dictadura en 1979 se mantuvo en el poder por la fuerza hasta 1990, desangró a Nicaragua y nunca fue considerado dictador. El coronel Omar Torrijos dio un golpe de Estado en Panamá en 1968 que derrocó al presidente constitucional Arnulfo Arias Madrid.  Disolvió los partidos políticos, se autoascendió a general, asumió poderes absolutos con el título de “Líder Máximo de la Revolución”, y se mantuvo en el poder durante 13 años hasta su muerte en un accidente de aviación en 1981. Jamás fue considerado dictador.

No, no hay dictadores buenos y malos. Hay dictadores y punto. No hay líderes mesiánicos por derecho divino con la “misión histórica” de guiar a sus pueblos, como alegan los líderes populistas, tal y como hicieron también Hitler, Mussolini y Franco, y hoy lo siguen haciendo los hermanos Castro, Robert Mugabe en Zimbabue, o Bashar al-Asad en Siria.

Quien gobierna por la fuerza y controla todos los poderes públicos, sin someterse al escrutinio popular, no importa su ideología deviene negación de la modernidad. Está pisoteando el derecho del pueblo soberano a elegir a sus gobernantes, y hace regresar la sociedad a la Edad Antigua. Como decía Simón Bolívar, “huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos”.

Pero la OEA, con su Doctrina Insulza, no sólo estableció que Fidel Castro es fuente de legitimidad,  sino que le concedió el privilegio de transmitirla a otros. Así lo hizo el comandante e instaló a su hermano en el poder, con lo cual inauguró la primera dinastía latinoamericana del siglo XXI.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Roberto Álvarez Quiñones

Roberto Álvarez Quiñones

Roberto Álvarez Quiñones es periodista, economista e historiador cubano. Autor de siete libros de temas históricos, económicos y sociales. Trabajó como editor y columnista del diario La Opinión de Los Ángeles de 1996 a 2008. Ex profesor universitario. Ex analista económico de la TV hispana en Estados Unidos. Ha impartido cursos de postgrado y conferencias en países de Europa y Latinoamérica. Ha recibido 11 premios de periodismo. Reside en el sur de California.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Manuel Gayol Mecías
    Manuel Gayol Mecías Octubre 25, 16:11

    Excelente, como siempre Alvarez Quiñones da en el clavo y destroza los mitos de la izquierda. Cada vez que pienso que hay una organización en América Latina tan insulza como la OEA, me doy más cuenta de que el idiotismo perdurará un buen tiempo.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Trump y Cuba. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Nicanor Parra

No creo en la vía pacífica

Nicanor Parra

                    No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Sangra tu mirada bajo el caballo

Rafael Vilches

a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami