Neo Club Press Miami FL

La oposición cubana en la encrucijada

La oposición cubana en la encrucijada

La oposición cubana en la encrucijada
marzo 27
22:31 2015

La atipia malsana del castrismo se ha metastizado a todos los estamentos de la sociedad cubana, alcanzando también al movimiento opositor, comprometiendo la supervivencia de las Damas de Blanco, ese símbolo libertario que alguna vez nos enorgulleció a todos. A estas alturas el deceso clínico del movimiento es prácticamente un hecho. Sólo se precisa del diagnóstico patológico de rigor.

Viajes y prebendas, dólares y manifestaciones de repudio, celos y vanidades, pugnas por el poder, han sido detonantes. Pero allí solo subyace la corteza, la costra que cubre una úlcera mayor. No puede obviarse en la etiología de esta muerte tremenda el elemento ideológico central y su manejo por parte de los factores de poder. Aquí hay enfrentamientos entre despotismo y legado, y de paso se decide el futuro de la implantación del neocastrismo.

No hay una disidencia, lo he dicho muchas veces, capaz de llevar adelante (por limitaciones intelectuales) la labor principal del anticastrismo en estos tiempos, que consiste en la desacralización del régimen. Y en su satanización. Oponerse en la isla se ha convertido en un ejercicio profesional más que en un acto de fe. Y tan criticable es la ausencia de ascesis de Berta Soler y sus seguidoras como la despolitización del movimiento por parte de Laura Labrada. Ambas facciones responden a idearios disímiles y a intereses contrapuestos. Por eso afirmo que el tema central de esta disputa es ideológico.

Habría que preguntarse cuán perjudicial resulta para los intereses de la libertad cubana el que mujeres que soportaban las embestidas de las turbas castristas con gladiolos en sus manos, se ataquen entre ellas e invoquen los fantasmas del estalinismo criollo para desacreditar a quienes piensen de otra forma. Pero también habría que cuestionarse cuánto daño puede causar la reconversión de la mitad del movimiento en una inofensiva agrupación apolítica de ayuda para niños que, horror de horrores, apoya los acercamientos entre la administración Obama y el castrismo.

El neocastrismo amenaza con perpetuarse. Decidirse por una u otra opción en el debate ideológico (fruto quizás de intereses mayores) que se libra en el seno de la oposición en Cuba, no deja de ser una actitud maniquea, pues debieran de existir otras alternativas en el panorama disidente. Sería frustrante que esta política de puertas abiertas que el régimen ha implementado con respecto a quienes se le oponen, signifique la lápida del movimiento anticastrista en el insilio. Pero por ahí vamos.

Sobre el autor

Rafael Piñeiro López

Rafael Piñeiro López

Rafael Piñeiro López, escritor y poeta, es Doctor en Medicina por el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana (1994) y Médico Cirujano por la Universidad de Chile (1998). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Además, es Diplomado en Gestión Pública y Medios de Comunicación (Universidad de Chile), Diplomado en Moral y Espiritualidad (Universidad Católica de Chile), Diplomado en Políticas: Desarrollo y Pobreza (Universidad Católica de Chile) y Diplomado en Responsabilidad Social. (Universidad Católica de Chile). Reside en Miami.

Artículos relacionados

9 comentarios

  1. Armando Navarro Vega
    Armando Navarro Vega marzo 28, 04:58

    Rafael, como te comentaba recientemente a raíz de una reflexión que publicaste en facebook, la oposición se está convirtiendo en otra vía de escape, en un modus vivendi en el sentido de arreglo, ajuste o transacción entre dos partes. La posibilidad de viajar y de obtener medios económicos a través de donaciones la divide, la enfrenta, la mediatiza, la restringe, la domestica y la convierte en un medio de vida. Al final muchos de los opositores terminan siendo “funcionarios de la disidencia” al servicio de la construcción del neocastrismo. No hay casualidad, una vez más.

  2. Rafael Piñeiro
    Rafael Piñeiro marzo 28, 09:42

    Armando, brillante tu comentario y certero tu análisis. En estos casos, solo vale la sospecha.

  3. Rafael Piñeiro
    Rafael Piñeiro marzo 28, 09:43

    Por eso suelo abordar los temas cubanos desde el escepticismo. Me parece lo más honesto en los tiempos que corren.

  4. Armando Añel
    Armando Añel marzo 28, 12:11

    Demasiados cubanos no acaban de entender que el problema del autoritarismo es cultural más que ideológico. Por eso en USA nunca ha habido una dictadura aunque hayan habido, desde siempre, radicales de ambos extremos del espectro político: porque aquí la cultura establecida está un nivel por encima de la política. Y por eso no debemos relativizar o disculpar el autoritarismo en el anticastrismo, ya sea este anticastrismo light o duro, pro relaciones o anti relaciones, pro Obama o anti Obama. Lo importante es frenar el avance de la cultura autoritaria en la oposición cubana. De no frenarla, se repetirá el ciclo dictatorial en Cuba infinitamente.

  5. Rafael Piñeiro
    Rafael Piñeiro marzo 28, 17:25

    Yo estoy de acuerdo con aquello de que el problema es cultural, quizás incluso antropológico. Aunque en este tema en particular me resulta imposible soslayar el tema ideológico. Son muchos los intereses que subyacen bajo la costra visible.

  6. ARMANDO MENDEZ CRUZ
    ARMANDO MENDEZ CRUZ marzo 28, 21:36

    Dificil de entender y mas dificial de explicar el hecho de que el régimen de los Castro se haya mantenido por 56 años contra toda lógica y contra todo sentido común. Quizás uno de los factores es los enemigos que ha tenido. Hay que incluir, de acuerdo a mi criterio, los errores de política internacional de EE.UU. que han sido manejados por Fidel Castro para reforzar políticamente el régimen. Lamentablemente la disidencia interna, independientemente de muchas acciones heroicas y admirables frente a la represión, que hay que reconocer y admirar, no constituye por las razones que da el autor y los comentarios, una verdadera alternativa. Y nosotros… desde 90 millas o mas, disfrutando de la economía liberal y la democracia y tirando “escupitazos” al régimen.

  7. Amael
    Amael marzo 28, 22:40

    Este comentario me toca profundo porque veo en él una descripción de la miseria de la propia oposición en medio de la miseria oficial. Hay pueblos y pueblos pero la culpa o pecado original del cubano fue también el de los que eligieron a Hitler en uno de los países más educados y civilizados del mundo y solo se quitaron de arriba al dictador cuando fueron derrotados como consecuencia de la derrota. Ahora bien. Pobre oposición, o mejor divo pobres opositores que no tienen dinero ni gente que los apoye. Lo sé por experiencia pero esos otros vestidos a la moda con pelucas y peinados propios de un o una fashionista y apoyados incluso por políticos son una vergüenza. Martí andaba con los zapatos rotos mientras estos petimetres viajana por el mundo pero no representan al verdadero pueblo de a pie. Claro, sin extremismos, y con honrosas excepciones.

  8. Alex Heny
    Alex Heny marzo 29, 09:00

    El talento político no va necesariamente aparejado al vuelo intelectual; Lech Walesa es el ejemplo más contundente de ello. Pero, por otra parte, es cierto que los opositores cubanos, en términos generales, paracen carecer de ambas cosas.

  9. Rafael Piñeiro
    Rafael Piñeiro marzo 29, 22:20

    Walesa y su movimiento tuvieron como respaldo “intelectual” el catolicismo papal. Walesa, en realidad, era un animal político.

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami