Neo Club Press Miami FL

La prehistoria del fútbol

La prehistoria del fútbol

Septiembre 09
00:49 2010

El Mundial de Sudáfrica será recordado, entre otras cosas, por la posición infantil de la FIFA ante sus escandalosos errores arbitrales… y de todo tipo (el balón Jabulani, por ejemplo). Con la tecnología punta al servicio del desarrollo en prácticamente todos los campos del acontecer humano, resulta poco menos que ridícula la negativa de los máximos responsables del fútbol mundial a servirse de ella.

Señala un cable de EFE la contradicción que supone “tener en un estadio 32 cámaras de televisión y, en cambio, no utilizar ninguna para evitar errores como el de ayer (27 de junio), en el gol de Lampard”. Una contradicción directamente relacionada con la corrupción y el inmovilismo que ahogan a la FIFA. El fútbol, el más vistoso y multitudinario de todos los deportes, debería dar el ejemplo y encabezar la revolución tecnológica que en el campo deportivo demandan desde hace años especialistas y aficionados.

mundial-sudafrica-2010Ahora, tras el escándalo de este domingo, con dos errores arbitrales enrareciendo el curso de los octavos de final –sin contar los otros, clamorosos, cometidos durante la fase de grupos—, y en definitiva del Mundial en su conjunto, la FIFA, como el avestruz, esconde la cabeza en la arena: Ha dado instrucciones a los responsables de los estadios para que no se reproduzcan las jugadas conflictivas en las pantallas gigantes, durante los partidos. “La FIFA no comenta las decisiones arbitrales, y el tema de la introducción de nuevas tecnologías es competencia exclusiva del IFAB (International Football Associations Board), que en mayo pasado se mostró contraria”, ha saldado el portavoz del organismo, Nicolas Maingot.

Vivimos la prehistoria del fútbol, y Joseph Batler, presidente de la FIFA desde hace tantos años que uno ni se acuerda, es un dinosaurio condenado a desaparecer como referente. Un día se invalidarán los récords de nuestra época (ni Brasil habrá ganado cinco veces, ni Alemania tres, ni Inglaterra una), y los cronistas hablarán de la era previa a la aplicación de las nuevas tecnologías como de una especie de tiempo muerto en el que aún no había aparecido “el hombre sobre la tierra”, esto es, las estadísticas fiables sobre la historia del fútbol. Es risible que en pleno tercer milenio millones y millones de personas vean claramente que un gol crucial es anulado en una Copa del Mundo, y que el árbitro que lo hace, mientras contempla impávido la repetición de su error en pantalla, insista en el despropósito. Que no hablen de tradición ni de esencias (pura retórica). Nada de lo que se registra ahora, y se ha registrado, valdrá en el futuro.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Mucho más que un gusano de seda

José Hugo Fernández

En cierta ocasión José Kozer fue a dictar una conferencia en la Universidad Nacional Autónoma de México, y vio que a la entrada del recinto, donde aparecía el enunciado con

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami