Neo Club Press Miami FL

La república de José Martí

La república de José Martí

La república de José Martí
enero 21
00:50 2015

La Cuba republicana adquirió desde sus inicios esa terrible adicción martiana que, pasado el tiempo, se volvería irreversible al punto de no poder imaginarnos una nación sin José Martí. Ya la elección de Tomás Estrada Palma había sido una prueba fehaciente de la ascendencia del bardo sobre la vida política de la nación. Filósofos, poetas y escritores varios se encargarían de moldear al ídolo necesario, o lo que es lo mismo, de configurar ese etéreo concepto de cubanidad en torno a la vida y obra y muerte (¡Oh, gloriosísima y gallarda caída de Dos Ríos!) del político criollo.

Pero no sería hasta inicios de 1909 que se vislumbraría lo que a partir de entonces caracterizaría a los regímenes sucesivos casi por regla general: ¡el populismo martiano de Estado!

Se reinstauraba la república tras la administración norteamericana de Taft y Magoon y el recién elegido presidente, el liberal José Miguel Gómez, escogía la fecha del 28 de enero, natalicio de José Martí, para celebrar tan simbólico hecho mientras juraba su puesto como gobernante. Se echaba a andar así el criollísimo arte de utilizar la figura del “apóstol” como sostén de casi cualquier corriente o pensamiento político que se implementara o se pretendiera implementar desde entonces.

Arrancar ahora esa tremenda ascendencia martiana inculcada a lo largo de tantos y tantos años en detrimento de otras valiosísimas propuestas intelectuales que florecieron durante el independentismo y también en la república, sólo puede traer aparejado un síndrome de abstinencia de consecuencias terribles a corto plazo. Será labor de historiadores e intelectuales intentar, al menos intentar, desacralizar el discurso enarbolado por tirios y troyanos y nutrirse de toda esa enorme porción de pensamiento que ha sido marginada a priori por los encargados de construir el discurso intelectual nacional para tentar a un mejor futuro a largo plazo.

Y es que la única salvación posible parece yacer allí, en la desmitificación de los pilares sobre los cuales ha sido construida la fallida cubanidad.

Sobre el autor

Rafael Piñeiro López

Rafael Piñeiro López

Rafael Piñeiro López, escritor y poeta, es Doctor en Medicina por el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana (1994) y Médico Cirujano por la Universidad de Chile (1998). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Además, es Diplomado en Gestión Pública y Medios de Comunicación (Universidad de Chile), Diplomado en Moral y Espiritualidad (Universidad Católica de Chile), Diplomado en Políticas: Desarrollo y Pobreza (Universidad Católica de Chile) y Diplomado en Responsabilidad Social. (Universidad Católica de Chile). Reside en Miami.

Artículos relacionados

3 comentarios

  1. Callejas
    Callejas enero 21, 06:21

    Tienes toda la razon Rafa. De mi parte, he intentado escribir un libro sobre el nihilismo en Marti con el objetivo de garantizar otro discurso sobre el destino de la nación cubana…

  2. Manuel Gayol Mecías
    Manuel Gayol Mecías enero 21, 13:16

    Tienes mucha razón, amigo, los políticos cubanos de todas las raleas han creado a un Martí ficticio en nada parecido a un ser humano. Y los héroes son realmente héroes cuando son humanos y no fetiches. Gracias, Rafael, saludos, Manuel

  3. Rafael Piñeiro
    Rafael Piñeiro enero 21, 20:42

    Ángel, esperamos ese libro!

    Manuel,gracias a ti por tu valiosa opinión.

    Saludos.

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más