Neo Club Press Miami FL

La ruta china para sobrepasar a Estados Unidos

 Lo último
  • China y la guerra contra Estados Unidos Lou Yuan es un notable contraalmirante chino. Se distingue por su fiero nacionalismo y su ortodoxia partidista. (Su padre, en cambio, fue acusado de burgués y procapitalista por Mao). La...
  • El gigante ha despertado La prisión de Meng Wanzhou es un enorme dolor de cabeza para Donald Trump. Tal vez despierte “al gigante dormido”, como el muy perceptivo Napoleón le llamaba a China con...
  • Una influencia peligrosa Hace un tiempo fui invitado a un programa de televisión. Para tratar un tema interesante, “la actual influencia del Islam en Occidente”. La velocidad de la televisión impide profundizar en...
  • China a la conquista de América Latina Los caballeros sólo defienden las causas perdidas. Lo dijo Borges, a quien le encantaban las boutades. Me gusta recordarlo con relación a Taiwán. Se trata de una causa hermosa y...
  • Crónica del Medio Oriente El presidente Donald Trump tuiteó el lunes: “Anunciaré mañana mi decisión sobre el acuerdo con Irán desde la Casa Blanca a las 2:00 p.m.”. Su anuncio llegó cuatro días antes...

La ruta china para sobrepasar a Estados Unidos

Xi Jinping durante la cumbre, junto al presidente argentino Mauricio Macri

La ruta china para sobrepasar a Estados Unidos
mayo 15
04:14 2017

La nueva ruta china para sobrepasar a Estados Unidos como primera potencia mundial realmente es “más vieja que andar a pie”: Se trata de la ‘Nueva Ruta de la Seda’ o ‘Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda’, como la describiera este domingo Xi Jinping parafraseando el nombre de la antigua ruta comercial utilizada en las transacciones entre Europa y el Lejano Oriente. Lo hizo en Beijing en una cumbre internacional a la que asistieron representantes de decenas de países: Allí estuvieron desde el inefable Mariano Rajoy hasta los taimados Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan. Ninguno de ellos preguntó por Donald Trump.

Así, en el extremo opuesto, la “nueva” ruta de Trump en Estados Unidos pareciera –al menos sobre el papel de los discursos y lemas de la ya finalizada campaña– aún más antigua que la de Xi, y por lo tanto naturalmente improductiva: La viejísima ruta del atrincheramiento proteccionista, tan popular entre nuestros antepasados de las cavernas allá por la prehistoria, cuando aún no se había inventado la rueda, mucho menos el comercio trasnacional, y el hombre debía encerrarse para evitar el ataque de las grandes fieras.

Xi Jinping llamó OBOR a la ‘Nueva Ruta de la Seda’ –por sus siglas en inglés, “One Belt, One Road” (Un cinturón, una ruta)–, proceso de globalización económicamente “abierto, inclusivo, equilibrado”, supuestamente “beneficioso para todos”, que pretende invertir en puentes, líneas férreas, puertos, aeropuertos, zonas francas y demás infraestructuras en decenas de naciones de varios continentes, conectando a China con el mundo. El coste se estima en alrededor de un billón de dólares. Citado por las agencias de prensa, el gobernante chino aseguró este fin de semana que el Banco de Desarrollo de China y el Ex-Im Bank otorgarán créditos por 55.000 millones de dólares para impulsar esta nueva ruta, “y el Fondo Silk Road recibirá 14.000 millones adicionales”.

Una vez dije que la China “potencia económica” se reduce a una serie de bolsones urbanos de prosperidad, en las costas o aledaños, mientras la población rural, la inmensa mayoría allí, sobrevive en la miseria. Pero esa vez fue hace tres años, cuando el proteccionismo agitado por Donald Trump resultaba inimaginable en la América del libre comercio. Las nuevas circunstancias geopolíticas pudieran alterar esta ecuación, con China aprovechándose del enroque norteamericano para ocupar los espacios abandonados por “la competencia” y diversificar aún más sus zonas de influencia empresarial.

En cualquier caso, este fin de semana Xi ha reafirmado en grande su sí a la globalización del comercio. Sin duda, la X de su sí aspira a convertirse en una cruz sobre el proteccionismo trumpista.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami