Neo Club Press Miami FL

La salvación a través del juego

La salvación a través del juego

La salvación a través del juego
diciembre 20
23:31 2014

Hay tres maneras de explicarse el absurdo de la existencia humana: 1- que Dios juega con nuestros destinos, 2- que seamos parte del sueño de alguien, o 3- que la tecnología nos esté jugando una mala pasada. Esta última es la propuesta de Armando Añel en su libro de ensayos La conciencia lúdica (Neo Club Ediciones, 2014), presentado en el Primer Festival del Arte y la Literatura Independiente de Miami (VISTA), celebrado los días 12, 13, 14 y 17 de diciembre de este año.

Eso que los sabios llaman “realidad” está en constante cambio no por evolución propia, sino por los intereses nacionalistas, fundamentalistas, socialistas, capitalistas, etc., de los hombres. De ahí que lo percibido sea sólo una construcción divina, onírica o tecnológica que nos resulta incomprensible. Ante lo ininteligible sólo nos queda, según Añel, el juego, la capacidad de divertirnos ante lo angustioso, lo fatídico y determinado. Mediante el juego es que podemos ser libres e independientes, y burlarnos de los trajines de la Historia. Todo individuo tiene el derecho a ser feliz –-como dice la Constitución de los Estados Unidos— y a través de lo lúdico el hombre alcanza esa felicidad, fuera de las mezquindades de la Historia.

Ante la inevitabilidad de la muerte y de la presencia de gobiernos tiranos, lo lúdico subvierte esa fatalidad con sus paradojas, sarcasmos, burlas, ridículos e ironías. Si la resurrección puede llegarnos a través de Dios, o de la creación de la palabra, también es posible mediante el juego. Si el dramaturgo dijo que la vida es sueño, nada le quita que sea juego. Ambos estados se desentienden de las reglas de la naturaleza, de la lógica cartesiana de causa y efecto. Sueño, juego e imagen a la manera “lezamiana” pueden darnos el sentido de esa realidad que nos resulta absurda.

Armando Añel y Juan F. Benemelis durante la presentación del libro en el Festival VISTA (foto de Alina Guzmán Tamayo)

Armando Añel y Juan F. Benemelis durante la presentación del libro en el Festival VISTA (foto de Alina Guzmán Tamayo)

El juego promueve la creatividad y la independencia. Como la mayoría de los gobiernos latinoamericanos –apunta el autor— son de pensamiento dependiente, ello les impide crecer, ser autónomos. Esa creencia de que la incapacidad de un gobernante de dirigir su país resulta una responsabilidad de la gestión económica y política de otra nación, es propia de sociedades que han perdido la conciencia lúdica.

Schiller propuso liberarnos de las ataduras de la naturaleza mediante el arte. Nietzsche sugirió encontrar la libertad dentro de nosotros mismos, como buen agnóstico que era. Añel, siguiendo el pensamiento de Bergson, sostiene que somos libres mediante la risa, el desenfado y el juego. Una postura que entronca muy bien con el choteo cubano, en el cual no hay realidad suficientemente miserable para no reír y estar en la jodedera.

Lo peor del socialismo fue su falta de humor y su tomarse la vida tan en serio. Hubo más desfiles de tropas militares que de carnavales, más discursos aburridos que chistes de Pepito. Por eso terminó de manera tan trágica para afirmar con su desaparición que el camino más largo para llegar al capitalismo es el socialismo.

El libro de ensayos La conciencia lúdica está escrito con una prosa ligera, sin alardes de citas innecesarias, y con la impronta de que en la sencillez, la gracia y el ingenio, está el camino de la salvación humana.

Sobre el autor

Jorge Luis Llópiz

Jorge Luis Llópiz

Jorge Luis Llópiz nació en 1960 en La Habana. En 1995 salió de Cuba rumbo a Estados Unidos y en el año 2000 dio a conocer su primer libro de cuentos, "Juegos de intenciones". Su segundo libro de narrativa corta, "Los papeles de Ventura" (2010), vio la luz diez años después. Otros libros suyos son la novela "Tarareando" (2011) y "El domador de ilusiones" (2013), otro cuaderno de cuentos. Reside en Texas, Estados Unidos.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más