Neo Club Press Miami FL

La sed de la muerte

La sed de la muerte

junio 08
21:47 2012

1-0_angel_sedHay que prepararse para lo peor en el mundo de los muertos. Como demuestra el caso de Kelvin Santos, el niño brasileño de dos años que la pasada semana resucitó en su propio funeral para pedir de beber, y volvió a morir, no hay agua en el más allá. Y no se trata del infierno precisamente porque, ¿qué faltas puede haber cometido un niño de dos años para ser condenado?  

Sin agua no hay vida, y eso la muerte lo sabe bien.

Kelvin había sido dado por muerto en el hospital Abelardo Santos, en el distrito de Icoaraci, al noroeste de Brasil, y revivió por unos segundos el día de su entierro. Le pidió agua a su padre. Tras volver a morir, sus sorprendidos familiares lo trasladaron hasta el hospital más cercano. El médico que le atendió certificó que el muchacho no estaba vivo. Los padres de Kelvin trataron de retrasar el funeral del niño a la espera de una nueva “resurrección” que no llegó, y el pasado sábado fue enterrado.

Cosas muy extrañas están sucediendo en este 2012 del fin del mundo, aducen los más impresionables. ¿Acaso los arrebatamientos no iban a estar a la orden del día? ¿Acaso no nos acercamos inexorablemente al 21 diciembre?  ¿Acaso no muere gente por todas partes, prácticamente a puñados, famosos escritores, célebres políticos, estrellas del pop de toda la vida? ¿Acaso el Apocalipsis ya no está aquí? Un niño resucita, pide agua y se vuelve a morir. ¿Qué señal tremenda, estremecedora, nos envía?

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami