Neo Club Press Miami FL

La segunda venida del Señor

La segunda venida del Señor

enero 30
04:18 2013

jesusIluminado. Fue como quedó el conocido fotógrafo Delio Regueral tras ser tocado por Dios esta semana, en las afueras de su estudio de Coral Gables (2399 Coral Way, Miami, Florida 33145), donde los creadores de la ciudad han celebrado tantas tertulias memorables.

Los pormenores del episodio aún no han sido revelados, ni se espera que el artista lo haga en los próximos días, pero en la levitación que siguió al deslumbramiento el vuelo de Regueral anunció la segunda venida del Señor, la sobrecogedora profecía hasta ahora incumplida.

Lo que los asiduos al estudio de Coral Gables descubrirán primero, a partir de esta semana, es un cambio radical en el look del fotógrafo. Se ha dejado la barba, ya no usa gafas (“puedo ver tan lejos como un águila, y tan profundo en la oscuridad como un gato”, ha confirmado) y su cabello, minuciosamente encuadrado, extiende un halo de beatitud sobre todo lo circundante (ver foto a la derecha de esta nota).

Pero es su mirada, su expresión conciliadora y benévola, de una aguda y conmovedora irradiación, lo que confirma que Delio Regueral ya no es más Delio Regueral (espiritualmente hablando).

Se espera que en los próximos días el artista comience a introducir a sus clientes y admiradores en las interioridades del mundo espiritual, al tiempo que su estudio adopta las maneras y usos propios de un confesonario. No es que vaya a dejar de deleitarnos con sus composiciones fotográficas, eso nunca, pero ahora los fotografiados tendrán la oportunidad de confesarse previamente ante el Hijo, en una fusión perfecta entre alma e imagen.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami