Neo Club Press Miami FL

La sinceridad del fanático

 Lo último
  • Martí perdido en la telaraña de la Matrix En un nuevo aniversario de la muerte de José Martí, un par de anotaciones al margen:   a) Martí no fue un guerrero de la Matrix, de serlo nunca se...
  • Santo y seña para una escuela de matones Es raro que las feministas y los intelectuales de la izquierda bistec en Cuba no hayan organizado otra guerrita de los e-mails para exigir que cambien el nombre de aquella...
  • Para iniciar una revolución en el referendo Existe la muy extendida idea de la necesidad de formar un bloque unido de la oposición cubana para derrocar al régimen. Por desgracia, excepto para aquellos que nunca logran deshacer...
  • Díaz Canel, lo peor de lo peor Miguel Díaz Canel, que tiene 58 años, representa lo peor de su generación. Porque para ganarse de tal modo la confianza de la familia Castro, y especialmente de Raúl, tiene...
  • La revuelta de los holgazanes Ya se sabe que Lenin no trabajó nunca, que mientras se preparaba para su único empleo, el de alucinado profesional, comió y vistió durante 30 años con las remesas que...

La sinceridad del fanático

La sinceridad del fanático
octubre 25
01:07 2016

 

Hablar con sinceridad, pero sin sensatez, no tiene ningún mérito. El fanático sectario suele ser un tipo muy sincero, tan sincero como insensato. Cree ciegamente en la verdad de su doctrina o en la causa de su secta, sin poner jamás en duda las virtudes acrisoladas de su líder o profeta. Y cuidado con tocarle a su ídolo ni con el consabido pétalo, porque te sale en tromba y te salta directo a la yugular.

El sectario es un fundamentalista en toda regla, si bien no siempre es un manipulador taimado, aunque los hay también de esta clase y no son pocos. Pero el fanático verdadero no es un tipo hipócrita, sino todo lo contrario. Siente en profundidad su prédica y no miente en su discurso, o por lo menos no falta a la verdad conscientemente. Ni engaña a los demás más de lo que en primer lugar se engaña a sí mismo. El sectario fanático te habla con el corazón en la mano y miente con toda sinceridad.

De los fanáticos me libre Dios, que de los pícaros me sé librar yo.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Nicolás Águila

Nicolás Águila

Periodista cubano con residencia en Madrid, licenciado en Filología Inglesa, Nicolás Aguila ha sido colaborador de numerosos publicaciones en varios países, entre ellas Cubanet y la Revista Hispano Cubana. Ha trabajado como docente universitario, traductor y editor de revistas médicas. Residiendo en Brasil obtuvo por concurso una beca de ICI para curso de profesores de español en Madrid. Ha realizado numerosos cursos de posgrado en el área de Lingüística Aplicada y enseñanza de idiomas en Cuba, Brasil y Estados Unidos.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Carlos Alberto Montaner

La vida íntima y disfuncional de la familia Marx

Carlos Alberto Montaner

El 5 de mayo, el sábado pasado, se cumplieron 200 años del nacimiento de Carlos Marx en Tréveris, Alemania. No voy a hablar sólo del marxismo. La realidad y el

Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami