Neo Club Press Miami FL

La unión y el futuro de Cuba

La unión y el futuro de Cuba

abril 07
02:05 2011

1-exiliados_cubanosLos politólogos hacen suposiciones acerca del futuro de Cuba. Cada Think Tank tiene su propia versión de los hechos por ocurrir. ¿Ciencia o bola de cristal? Nadie sabe con certeza qué va a pasar en la Isla.

Pero lo que debe ocurrir para que los eventos en remojo se precipiten es una unión total de todas las organizaciones. El triunfo de Fidel y su gente no se debe a los esfuerzos de un grupo (Movimiento 26 de Julio), sino a la voluntad férrea de los líderes de ese grupo de absorber a las demás agrupaciones.

Muy temprano en su afán de poder Fidel convirtió al Directorio, al Partido Socialista y al 26 de Julio, en la ORI (Organizaciones Revolucionarias Integradas). Así no sólo borró del mapa cualquier desafío a su liderazgo, sino que estratégicamente empujó a estas organizaciones a subordinarse en cuerpo y mente a su Movimiento.

Una de las ventajas que se perfilaron en la caída del comunismo en Europa Oriental fue la sencillez con la que polacos y checos decidieron optar por una sola organización que fuese su voz en los momentos más difíciles. Los cubanos tienen tanto temor a un caudillo que esto les impide ver con claridad la necesidad de unirse. Hoy en día, en Cuba y fuera de ella, casi 200 organizaciones dicen representar los deseos del pueblo cubano de vivir en libertad, con derechos humanos y la posibilidad de prosperar. Cada una de estas organizaciones pretende tener todas las respuestas, rechazando a las otras organizaciones, sin la menor intención de subordinar su posición egotista a ningún otro ente, aun cuando cada una de ellas está, en su propia tozudez, inventando la rueda.

La unión de las organizaciones del exilio parece aún más difícil con la ayuda de la USAID, que las convierte casi en enemigas unas de las otras. Este “turfismo” les impide poner a un lado las mínimas diferencias y unirse para trabajar en conjunto. Abundan las divisiones del nuevo exilio con el exilio histórico, de las organizaciones grandes con las que no se conocen ni en su casa, de las organizaciones en Europa, Latinoamérica, Estados Unidos y Canadá, todas separadas, esparcidas y sin la fuerza que pudieran tener si se unieran bajo una misma bandera.

El Sr. Fidel nos enseñó a desconfiar los unos de los otros. Esa fue su estrategia para mantenernos bajo la opresión. Es hora de que empecemos a romper esas cadenas, que ni son nuestras ni nos permiten precipitar el desenlace de este drama caduco y anacrónico.

 

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Carlos Alberto Montaner

La vida íntima y disfuncional de la familia Marx

Carlos Alberto Montaner

El 5 de mayo, el sábado pasado, se cumplieron 200 años del nacimiento de Carlos Marx en Tréveris, Alemania. No voy a hablar sólo del marxismo. La realidad y el

Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami