Neo Club Press Miami FL

La verdad tras el caso del barco norcoreano en Panamá

La verdad tras el caso del barco norcoreano en Panamá

julio 18
16:56 2013

Se juega con la cadena, no con el tigre. Es el mensaje que Washington acaba de enviar a La Habana con la detención del buque norcoreano en Panamá. Seguramente el trasiego de armas obsoletas entre el cubano y otros regímenes delincuentes es de conocimiento estadounidense hace ya muchos años. Y es que más bien dan lástima los últimos coletazos de estos tiburones desdentados sobre las tablas del barco. A Estados Unidos ni le iba ni le venía “desclasificar” semejante información, y con el tiempo y la impunidad el castrismo se había confiado. Pero tras el caso Snowden, de seguridad nacional, todo ha cambiado.

Los ofrecimientos de asilo al exanalista de la CIA por parte de los países del ALBA han puesto de mal humor al tigre. Y el tigre sabe que bajo cuerda mueven los hilos los Castro, aun cuando estos no hayan brindado directamente su territorio al trompeta anclado en Moscú.

El mensaje de Washington a La Habana y sus enanitos, tras pasarle por debajo de la mesa la información del Chong Chon Gang a Panamá, parece claro: Una cosa es la retórica antiamericana, las plazas con sus desfiles y las declaraciones tremendistas en los noticieros, y otra muy distinta cuando esa retórica pasa de las palabras a los hechos y afecta la seguridad de Estados Unidos. Ahora el régimen castrista tiene un problema no solo con Washington, sino con la comunidad internacional. Debido a su programa nuclear, la ONU ha prohibido a Corea del Norte importar y exportar armas, así sean arcos y flechas. A Corea del Norte y por supuesto a cualquier Estado interesado en negociar armamento con esa dictadura impresentable. Un mensaje de Twitter reproducido por la cuenta del expresidente Álvaro Uribe señaló este miércoles que el barco no se dirigía a Corea del Norte sino a Ecuador, y que parte de las armas serían descargadas en territorio colombiano. Es solo una de las puntas del iceberg, cuyo extremo visible tiene forma de corona dinástica. Ahora es La Habana la que está en el centro de un escándalo internacional por atreverse a toquetear al tigre. Con el tigre no se juega.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami