Neo Club Press Miami FL

La verdadera toma de La Cabaña

 Lo último
  • Historia del Día de las Madres   Aunque en tiempos de la antigua Grecia ya se celebraba el día de Rea, gran madre de los Dioses, el moderno Día de las Madres recibiría carácter oficial en...
  • Una lección del alma   De particular importancia -aunque no recibiera la repercusión que merecía en los medios de prensa- resultó la última serie de conferencias sobre cultura cubana que tuvo lugar hace pocos...
  • ¿Quién inventó a Fidel Castro?   ¿Quién inventó a Fidel? Dígase quiénes lo promovieron y financiaron. Dicen que la KGB soviética, el sionismo internacional, Herbert Matthews y el New York Times, el super millonario Rockefeller,...
  • Historia de San Valentín o Día de los Enamorados   La influencia anglosajona en Occidente y el mundo en general ha hecho del Día de San Valentín, o Día de los Enamorados –que se celebra todos los 14 de...
  • Enemigo que huye…   Corría el año de 1865 cuando se produjo una pequeña conmoción durante el evento anual de la Academia de Medicina de Nueva York. Ocurrió cuando el diplomático ─en realidad...

La verdadera toma de La Cabaña

La verdadera toma de La Cabaña
noviembre 04
12:06 2015

 

Lo que voy a contar nace de mi memoria, ávida de creerse los cuentos de un héroe. Mi padre, el Gallego Regueral, era el perfecto héroe, aunque después su imagen se rompiera ante mí como una copa de bacará de la despensa de mi madre. Mi amor por él sigue sin rival.

1959. El viejo sale rumbo a La Cabaña con la orden de “tomarla” y esperar nuevas órdenes desde tan estratégico punto militar, en la capital cubana. Ya la revolución era un hecho, Batista había abandonado el poder, y el país, días antes; abandonando también, sin dejarle instrucciones de ningún tipo, a un ejército más o menos fiel. En La Cabaña, pocos metros separaban a las tropas revolucionarias de la entrada principal cuando la orden de “¡alto!” retumbó en los oídos de unos hombres sedientos de oportunidades patrióticas.

“Fulano, ven conmigo”, dijo mi viejo a algún subalterno, “y ustedes esperen aquí, vamos a hacer esto con el cerebro mientras no se impongan las balas”. En momentos en que nadie podía garantizar la integridad física del capitán (mi padre) y su acompañante, con el portón entreabierto y teniendo como interlocutor al oficial de más alto rango de la fortaleza, la oferta de los nuevos dueños del poder no sólo carecía de oposición, sino que además lucía honorable. “Evitémosle la desgracia a las familias de tus hombres y de los míos, ya nada pueden ustedes hacer más allá de morir y matar, sin otro destino que la derrota. Entrégame las armas y la fortaleza y te garantizo la vida de todos tus soldados”. Aquel diálogo fue lo más violento que sucedió en la toma de La Cabaña durante enero de 1959.

En medio del proceso de cambio de mando, sin embargo, otra tropa irrumpió prepotente, arruinando la paz negociada. “¿De quién coño son las tropas?”, gritó mi padre. “¡Del comandante Ernesto Che Guevara!”, respondió el mismo Che mientras su figura hacía clara la entrañable transparencia de su inoportuna presencia. En ese instante murieron las promesas de respetar la vida de todos los hombres que honorablemente habían cedido sus puestos, y sus armas, aquella mañana habanera de La Cabaña. Y allí también murió, como copa de cristal que resbalara de mis manos, la instantánea imposible que exige mi lente.

Sobre el autor

Delio Regueral

Delio Regueral

Delio Regueral (La Habana, 1964), fotógrafo y promotor cultural, Premio Jovenaje en octubre de 2013, salió de Cuba hacia España en 1985, y luego se radicó en Estados Unidos (1994). Estudió en la academia española “Estudios Fotográficos de Técnicas de la Imagen” (EFTI). Ha participado en múltiples exposiciones colectivas, y en Miami han tenido lugar dos exposiciones personales de su obra. El Lowe Art Museum de UM University adquirió en el 2004 una de sus obras, Cundo Bermúdez Portrait, como colección permanente. Es célebre su serie de más de 150 fotos de personalidades como Bebo Valdés, Carlos Alberto Montaner o Mijail Gorvachov, entre otras.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

El comentario de Carlos Alberto Montaner. Por qué fracasará la Constituyente de Maduro:

Cuba y su Historia: José A. Albertini entrevista a José Abreu Felippe:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más
  Waldo Díaz-Balart

La mente consciente: el misterio como creación

Waldo Díaz-Balart

Que te baste saber que todo es un misterio: La creación y el destino del Universo y tú. Sonríe, pues, ante ellos. No sabrás nada más cuando hayas franqueado las

0 comentario Leer más
  Alexis Rosendo Fernández

Ojo de gacela trunca

Alexis Rosendo Fernández

                    Ojo de gacela trunca: En mi ausencia –celoso león, rondo las alas que presagian el inevitable otoño: –Sin duda, abordemos

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami