Neo Club Press Miami FL

Las cucarachas y el apocalipsis alimentario

Las cucarachas y el apocalipsis alimentario

junio 01
21:00 2011

1-CucarachasLos únicos indicadores que cada día van en aumento en el mundo son la tasa de crecimiento poblacional, que está en el orden del 3% anual –algo así como unas 200.000 personas por día–, y el índice inflacionario internacional de los alimentos, que se sitúa en un promedio de un 12% anual.

Esta tendencia indica que dentro de 40 años más la gran mayoría de la población no tendrá muchas opciones para alimentarse. Probablemente, lo que en el presente es consumible para esa fecha ya estaría agotado, o simplemente la producción de alimentos será administrada estrictamente por los países con poder de fuego.

Para los científicos agroalimentarios y los estudiosos de este indicador inflacionario en los alimentos, el fenómeno obedece a dos circunstancias específicas. En principio, porque en el mundo se está perdiendo la capa superior del suelo cultivable producto de su intenso uso, acción muy acelerada que no le permite al planeta reponerla a través de sus procesos naturales de regeneración. Se estima que un tercio de las tierras cultivadas ya ha perdido su capa superior. La otra circunstancia es la cada día más creciente sustitución de plantaciones convencionales de producción de granos por cultivos que constituyen la materia prima de los biocarburantes, el nuevo combustible de los países desarrollados.

Los futurólogos poblacionales plantean que, en cuatro décadas más, en el mundo seremos alrededor de 9 mil millones de habitantes, y las aves de corral, cerdos, vacas, caballos, burros, así como muchas de las especies marinas que consumimos en la búsqueda de proteínas, serán sólo piezas de exclusivos catálogos. Circunstancia que nos obligará a replantear drásticamente nuestros hábitos alimenticios. Las nuevas proteínas inexorablemente tendríamos que buscarlas en otras especies hasta ahora desestimadas en la cultura occidental. Y sólo serán apropiadas aquellas que puedan reproducirse con tanta rapidez que logren alimentar a un gran volumen de seres humanos hambrientos.

Es decir, nos espera un mundo donde cada vez seremos más, con menos tierras para cultivar y, por supuesto, con los comerciantes de la miseria humana, que también harán lo suyo y nos acrecentarán el hambre, al ponernos los alimentos a precios inalcanzables. ¿Qué hacer ante esta posible realidad alimentaria, desde la perspectiva darwiniana? Adaptarnos para sobrevivir. Adaptarnos como lo han hecho las milenarias cucarachas. Sólo que ahora con la ayuda de ellas.

Por ejemplo, la cucaracha americana, que puede medir hasta 4,5 centímetros, muy común en nuestros hogares, tiene un ciclo reproductivo de más de 800 descendientes por año. Con una producción promedio mensual de casi un centenar. Según nutricionistas, comerse ochenta cucarachas equivale a comerse una naranja, ya que contienen vitamina C, además de otros importantes nutrientes.

Es tiempo entonces de comenzar a tratar bien a nuestras futuras salvadoras.

http://lenincardozo.blogspot.com/

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más