Neo Club Press Miami FL

Las deudas

 Lo último
  • El monumento ¡Qué íbamos a imaginarnos que él andaba por estos rumbos! Eso fue por allá por 1968 o 1969, y aquí estábamos consagrados de a lleno en lo de los diez...
  • Cháchara de muertos Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los...
  • La mancha en el expediente Dicen que cuando sueñas vívidamente con tu infancia es porque se acerca la hora de morir. Más allá de cualquier interpretación sabionda o aventurada al respecto, sea relacionada con la...
  • Tubular Bells Se sentaban sobre una semiderruida cerca de piedras. Abajo, a un costado, les quedaban el pueblo y sus luces; arriba, el cielo repleto de estrellas. -¿… y muy lejos?- preguntó...
  • La sagrada rama dorada No importa que afuera el mundo sea un infierno y acechen feroces los mamertos. Es posible obviar el detalle y procurar ser feliz, al menos efímeramente feliz, si uno tiene...

Las deudas

Las deudas
noviembre 28
23:21 2016

 

Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle:

—Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na.

—Mira mi hermano, estoy apendejado por las deudas, ¿has sacado la cuenta de a cuántos y cuánto le debemos? No alcanzarían 100 años para pagar, en el supuesto caso de que el pueblo deje de robarnos y se discipline en el trabajo —culpaba a las víctimas.

—¿Y qué? ¿Crees que van a venir a cobrarnos por la fuerza? Empínate y mira la cosa desde la perspectiva de Dios. Todos esos politiqueros tienen mucho que agradecerme, soy el David triunfante, ejemplo inexplicable de aguante. Han echado a la basura El Príncipe y ahora beben de mi astucia. A cada cual he regalado un truco distinto, porque mi talento es para la fullería política. Soy un matrero, un embustero nato, el mejor asesor de la izquierda para que tome el poder y no lo suelte. A Cuba vienen todos esos cobradores pero no a cobrar. Vienen por el clima, las playas, la cordialidad, la gratuidad, para tirarse una foto conmigo y sobre todo para venirse con los mejores ejemplares de mulatas y mulatos, arregladas las cosas para que parezcan conquistas de ellos. ¿No te das cuenta que merecemos que se nos subvencione eternamente? Verás uno a uno a los jerarcas de esos países caer de rodillas ante mí para condonarme las deudas.

Y así fue.

Sobre el autor

Kiko Arocha

Kiko Arocha

Modesto Arocha (Kiko). Nació en La Habana en 1937. Ingeniero en Electrónica y doctor en Ciencias Técnicas. Llegó a Estados Unidos en 1995 y decidió reinventarse como traductor y editor de sitios web y de libros, para lo cual fundó la editorial Alexandria Library (www.alexlib.com) en Miami. Es autor del bestseller "Chistes de Cuba", una antología de chistes populares contra el castrismo que recopiló en la Isla.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami