Neo Club Press Miami FL

Las elecciones en México y el Ave Fénix

Las elecciones en México y el Ave Fénix

junio 29
23:33 2012

1-0_aaa_nieto_adelanteCon toda seguridad, la elección presidencial del próximo domingo será crucial para México, porque de ella depende que su sociedad no sea vulnerada por sus propios demonios. Llamémosle así al pandemonio de corrupción y narcotráfico que amenaza la gobernabilidad del Estado, y a otros males no menos dañinos: la pobreza infinita y la infelicidad ciudadana.

Como cada sexenio, el México que vota es un país que intentará salirse del laberinto en medio de sus pesadillas, amén de la profecía maya.

El paisaje nacional es desconsolador, empezando por las ¡sesenta mil víctimas! que cobra la guerra contra los cárteles de las drogas, el ejército en las calles, más los flagelos del desempleo y la penuria rural. Según las estadísticas, más de 50 millones de mexicanos viven en plena pobreza, de los cuales 21 millones tienen necesidades alimentarias. Un reporte reciente sitúa a México entre los 23 estados más violentos del mundo, y en América Latina ocupa el segundo lugar después de Colombia. También figura entre los países de mayor corrupción y menos transparencia junto a Venezuela y Bolivia. La grandiosidad del país ha sido eclipsada no solo por estas realidades, sino también por el descrédito de las clases políticas y de los gobiernos fallidos.

México en su laberinto electoral

Para los mexicanos está claro que solo un cambio podría resolver los problemas. Un cambio real, verdadero, cívico, que no constituya una estafa política más. Pero, ¿qué les ofrece la bandeja de la democracia alternante y pluripartidista? ¿Cambio, recambio o más de lo mismo? Votar por el PAN (Partido de Acción Nacional) contra el PRI (Partido Revolucionario Institucional) en las elecciones del 2000 sin dudas fue el tipo de pase de cuentas que suelen dar los pueblos hartos de las promesas incumplidas, el pillaje institucionalizado y el autoritarismo. Pero al cabo de 12 años de gobierno panista, solo hay ilusiones perdidas, un país cuesta abajo. ¿Adónde mirar entonces por un milagro o una opción plausible?

Es impensable un cambiazo estilo chavista o primavera árabe. Pero sí existe un partido que pretende asaltar el cielo con un “cambio verdadero”, así proclama la consigna: le llaman el partido de las izquierdas o Movimiento Progresista, encabezado por el PRD (Partido Revolucionario Democrático), cuyo líder, Andrés Manuel López Obrador, lleva 20 años tratando de agenciarse el poder presidencial y sin duda arrastra pueblo. En el 2006 estuvo a punto de conseguirlo en unas reñidas elecciones frente al actual presidente Felipe Calderón, del PAN. Ahora muchos se preguntan si lo lograría, pues lo favorecen el río revuelto de la crisis mexicana y el soporte del novedoso Movimiento 132 de jóvenes anti-priistas; pero, por otro lado, tiene en contra una supuesta conexión con el chavismo y el tufo de intolerante y autoritario; el poeta Javier Sicilia ha denunciado que su equipo de trabajo “son el fascismo”, y en los debates no tuvo lucimiento. ¿Cuál es el cambio que propugna este mesías mexicano? Un modelo que erradicaría la mediocridad gubernamental actual, privilegiar a los pobres y “serenar” el estado de violencia. Llama la atención que los demás candidatos presidenciales, con otras palabras, prometen básicamente lo mismo: salvar a México.  

El Ave Fénix: el PRI renovado

López Obrador no previó una piedra en sus zapatos, el Ave Fénix priista, que encarna Enrique Peña Nieto, la nueva cara del PRI, el favorito de los electores por las encuestas. Un discurso coherente e inclusivo, vendiéndose bien como el paladín del México del siglo XXI, la opción modernista, ha consagrado la popularidad de este hombre con aire de empresario, poco dado a leer libros. Parece ser la gran movida contra la influencia chavista, razón que le gana el apoyo del  expresidente Fox, a quien los panistas acusan de traidor. Es significativo que reconocidos intelectuales lo apoyen, entre ellos Enrique Krauze.  

Peña Nieto, como López Obrador, tienen una sombra: la candidata del PAN,  Josefina Vázquez Mota, la primera mexicana que pudiera gobernar el país. Las encuestas la colocan en el tercer puesto, por debajo de ellos, pero a pesar del lastre por representar al desacreditado partido gobernante, lo cual le quita votos, muchos la ven como una portadora sincera de la esperanza del cambio, y, de hecho, podría ser una interesante experiencia presidencial en un país machista.

El que no es una sombra para nadie es el profesor Gabriel Quadri, último en las encuestas y candidato del partido Nueva Alianza, abanderado de reformas que dan primacía a la educación y el desarrollo sostenible, a quien preocupa que el país sea gobernado por demagogos repartidores de promesas que no podrán cumplir. “No vote por los políticos de siempre”, ha sido uno de sus lemas.

La hora de la verdad

Más que los pronósticos mediáticos, son los taxistas la verdadera encuestadora de México. Esta sibila, en el distrito federal, Guanajuato y Jalisco, votó en mis oídos en contra del PAN y descartó a Quadri. López Obrador y Peña Nieto prácticamente quedarían empatados en las urnas, lo cual difiere de las encuestas oficiales. Sería sorprendente que esto sucediera, pero no es improbable. La polarización política, el voto derecha-izquierda y el desbarajuste nacional podrían aventar un desenlace impactante como en el 2006. México estallaría si los animales políticos cuestionaran los resultados, alegando un fraude. Sería el peor escenario para el país.

Sin embargo, otro escenario que se anuncia es el recambio anunciado, la vuelta al poder del PRI. Es lo que esperan aquellos que no quieren un México ingobernable, los que aspiran a que el Ave Fénix dé una manito al futuro.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami