Neo Club Press Miami FL

Las Razones de Cuba

Las Razones de Cuba

abril 06
15:01 2011

1-La_capitanaLe ronca que con la cantidad de cosas importantes que tenemos que hacer, andemos comiendo de lo que pica el pollo con las tonterías de “Las Razones de Cuba”.

Radio Martí parece una cotorra y hasta ha dedicado tiempo a hablar del peso de la batería de una cámara oculta que le pusieron a uno de los chivas de a dos por un medio que la televisión cubana llama cínicamente “agentes”. ¡Qué manera de comer m…!


¿Agentes? Mira, ¡no jodan! ¡Ni tan siquiera son buenos inventando a un chiva!

Eso lo “descubrí” cuando me empujé a la fuerza una de las “Razones”. Fue un acto de auto-masoquismo, porque quería ver con mis propios ojos qué carajo es tan importante que el dichoso programita merece más comentarios que la bobería que escribo yo.

Resulta que el chiva Pablo… sorry, el “agente” Pablo, tiene tan buena suerte que unos muchachitos juguetones que se hospedan en la Oficina de Intereses, y que por más datos son asalariados de la Agencia Central de Incapacitados, CIA por sus siglas en inglés, deciden que el rollizo cubanito es una suerte de James Bond. Un poco gordito, cierto, pero eso se puede arreglar con maquillaje Suchel, ¿o no?

Cómo llegan a esta conclusión los monstruos desalmados de la CIA, no lo dice nadie. Me imagino que a la Seguridad no se le ocurrió un cuento bueno a tiempo. Aunque, para ser sincero, creo que se están quedando sin “guionistas”. ¡Todos se largaron!

La “leyenda” de Pablo no es menos fascinante. El tipo escribió un par de libritos y fue jurado en un evento “literario” durante el cual, gracias a su personalidad alucinante, un malvado traidor cubano cayó rendido a sus pies como doncella hechizada.

¡Parece que a estas alturas, por arte de magia segurosa, nuestro dilecto Pablo hipnotiza a todo aquel que se le para delante! No ha dicho tan siquiera “Abajo Fidel”, ¡pero tal parece que todo el que lo conoce piensa que el tipo es más duro que Bruce Willis!

¡Hasta la bruja del cuento intenta comerse a sus pobrecitos pichones de pioneros!

Cuando estoy listo para tirarle un zapato a la computadora, Mariana, curioso nombre, mira para el lado derecho. Allá miro yo también a ver qué rayos pasa.

¡Coño, que me estoy idiotizando! ¡La segurosa es bizca!

Le pongo pausa al video y me acerco a la pantalla. ¡Quiero ver bien sus ojos! Ahí está Mariana, la segurosa narradora. Me mira y…no, ¡no es bizca! ¡Es que hay un comemierda a su derecha con unos cartelitos de cartón con lo que tiene que decir!

¡Pa’l carajo! ¡Me muero de envidia! ¡Un gordito con alma de escritor de novelitas rosas, una “narradora” con ojos de sapo y un comemierda cambiando cartelitos merecen más atención que yo!

www.thecrankyrant.wordpress.com

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más