Neo Club Press Miami FL

Las Razones de Cuba

Las Razones de Cuba

abril 06
15:01 2011

1-La_capitanaLe ronca que con la cantidad de cosas importantes que tenemos que hacer, andemos comiendo de lo que pica el pollo con las tonterías de “Las Razones de Cuba”.

Radio Martí parece una cotorra y hasta ha dedicado tiempo a hablar del peso de la batería de una cámara oculta que le pusieron a uno de los chivas de a dos por un medio que la televisión cubana llama cínicamente “agentes”. ¡Qué manera de comer m…!


¿Agentes? Mira, ¡no jodan! ¡Ni tan siquiera son buenos inventando a un chiva!

Eso lo “descubrí” cuando me empujé a la fuerza una de las “Razones”. Fue un acto de auto-masoquismo, porque quería ver con mis propios ojos qué carajo es tan importante que el dichoso programita merece más comentarios que la bobería que escribo yo.

Resulta que el chiva Pablo… sorry, el “agente” Pablo, tiene tan buena suerte que unos muchachitos juguetones que se hospedan en la Oficina de Intereses, y que por más datos son asalariados de la Agencia Central de Incapacitados, CIA por sus siglas en inglés, deciden que el rollizo cubanito es una suerte de James Bond. Un poco gordito, cierto, pero eso se puede arreglar con maquillaje Suchel, ¿o no?

Cómo llegan a esta conclusión los monstruos desalmados de la CIA, no lo dice nadie. Me imagino que a la Seguridad no se le ocurrió un cuento bueno a tiempo. Aunque, para ser sincero, creo que se están quedando sin “guionistas”. ¡Todos se largaron!

La “leyenda” de Pablo no es menos fascinante. El tipo escribió un par de libritos y fue jurado en un evento “literario” durante el cual, gracias a su personalidad alucinante, un malvado traidor cubano cayó rendido a sus pies como doncella hechizada.

¡Parece que a estas alturas, por arte de magia segurosa, nuestro dilecto Pablo hipnotiza a todo aquel que se le para delante! No ha dicho tan siquiera “Abajo Fidel”, ¡pero tal parece que todo el que lo conoce piensa que el tipo es más duro que Bruce Willis!

¡Hasta la bruja del cuento intenta comerse a sus pobrecitos pichones de pioneros!

Cuando estoy listo para tirarle un zapato a la computadora, Mariana, curioso nombre, mira para el lado derecho. Allá miro yo también a ver qué rayos pasa.

¡Coño, que me estoy idiotizando! ¡La segurosa es bizca!

Le pongo pausa al video y me acerco a la pantalla. ¡Quiero ver bien sus ojos! Ahí está Mariana, la segurosa narradora. Me mira y…no, ¡no es bizca! ¡Es que hay un comemierda a su derecha con unos cartelitos de cartón con lo que tiene que decir!

¡Pa’l carajo! ¡Me muero de envidia! ¡Un gordito con alma de escritor de novelitas rosas, una “narradora” con ojos de sapo y un comemierda cambiando cartelitos merecen más atención que yo!

www.thecrankyrant.wordpress.com

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

el Instituto la Rosa Blanca entrega tercer premio “Juana Gros de Olea”. enero 28, 2017:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Manuel Gayol Mecías

Cuatro fases del sueño

Manuel Gayol Mecías

  En el sueño, por mi propia experiencia de soñador, hay una transfiguración narrativa y otra poética. Y en la primera, que va desde la duermevela y la región Alfa

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Alucinaciones

Jorge Olivera Castillo

                Un ilustre representante del proletariado me pregunta si lo que se mece en sus pupilas es un puente de plata Le advierto

0 comentario Leer más
  Lourdes Cañellas

Retén

Lourdes Cañellas

                Retén el rojo, la luz, las lámparas, retén las estaciones en los ojos, prepara el equipaje del viaje no sabes hacia dónde

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami