Neo Club Press Miami FL

Lecturas de Armando Añel

Lecturas de Armando Añel

Lecturas de Armando Añel
mayo 22
11:10 2015

Armando Añel (La Habana, 1966), escritor, editor y Ghost Writer, se exilió en España tras recibir el premio de ensayo anual de la fundación alemana Friedrich Naumann –primavera del 2000–, y posteriormente viajó a Estados Unidos. Actualmente dirige en Miami Neo Club Ediciones y coordina, junto a otros creadores de la ciudad, el Festival VISTA, de arte y literatura independiente. Su novela Apocalipsis: La resurrección “propone un salto espiritual renacentista tras la caída del mundo tal y como lo conocemos, rehén del miedo, el deseo y la soberbia”.

Kiko Arocha. ¿Qué libro estás leyendo ahora?

Armando Añel. El libro negro del comunismo. Llevo casi diez años leyéndolo. Creo que más que leerlo, lo sopeso.

KA. ¿Dónde y cuándo acostumbras a leer?

AA. A cualquier hora, sobre todo frente al ordenador, mientras trabajo o entre tarea y tarea.

KA. ¿Cómo lees? ¿Subrayas y escribes en los márgenes? ¿Tomas notas?

AA. Antes me parecía sacrílego escribir sobre un libro o subrayarlo. Y ahora, que cada vez leo menos en papel, me parece cada vez más improbable que algún día lo haga.

KA. ¿Cuánto lees?

AA. Cuanto puedo.

KA. ¿Cuál fue el último libro extraordinario que has leído?

AA. Libros extraordinarios leemos antes de los 30 años. Después las lecturas comienzan a parecer variaciones de un puñado de obras clásicas, aunque claro, estoy exagerando. En Neo Club Ediciones he leído cosas extraordinarias últimamente.

KA. ¿Cuáles son los libros que han tenido mayor impacto en tu vida?

AA. En mi vida literaria, llamémosle así, Los conquistadores del fuego, de J.H. Rosny (coincido plenamente con Denis Fortún). Fue el libro que me impulsó a escribir a los diez o doce años, cosa que inmediatamente dejé en medio de la frustración. No volví a escribir hasta los 20 años. Pero ese libro fue para mí mágico, debo haberlo leído nunca menos de 10 ó 12 veces durante mi infancia y adolescencia.

Luego ha habido autores más que libros: Borges, T.S. Eliot, Bradbury, Kundera… Y ya en el plano del periodismo y las ideas, una escuela ha sido Carlos Alberto Montaner.

Pero mi libro favorito es Idabell. Nada como la vida para enseñarte que la literatura es como la carreta: no se puede poner delante de los bueyes. Hay que vivir, vivir mucho. Rasgar la camisa de fuerza del “personaje” que nos imponen la rutina y la cultura tradicional –la dictadura del ego esquemático y el machismo esnob (el postalita)– es una de las mejores fórmulas que existen para escribir bien.

KA. ¿Lees ficción o no ficción? ¿Cuáles son tus géneros favoritos y tus autores favoritos?

AA. Antes leía sobre todo ficción, ahora un poco menos.

KA. ¿Prefieres reír o llorar cuando lees?

AA. Siempre prefiero reír. Pero cuando un libro provoca emoción, del género que sea, entrega sabiduría.

KA. ¿Prefieres un libro que te entretenga o uno que te enseñe?

AA. Uno que me sorprenda o, por lo menos, me atrape. Lamentablemente, eso ocurre cada vez menos. Hay mucha buena literatura circulando, pero muy poca seduciendo o sorprendiendo.

KA. ¿Solamente lees libros de editoriales consagradas o te arriesgas a leer libros autopublicados?

AA. Las editoriales “consagradas” son engañosas. Fíjate en algunos de los autores contemporáneos que promueven. Dos de los mejores escritores  de mi generación que conozco (personalmente), Ariel León y Augusto Gómez, tienen un solo libro publicado, o ninguno. Es porque no son escritores-gestores, sino escritores a secas. Hoy en día es necesario ser un gestor, alguien con contactos, chispa, cara dura, para publicar en editoriales “consagradas”. Y más con la crisis editorial actual. Como nos recuerda Nietzsche, desde que el mundo es mundo la mediocridad, que es abrumadoramente mayoritaria y muy persistente, se ha impuesto sobre la genialidad.

Pero además, es que estamos hablando primero que nada de un negocio, del negocio editorial, no de instituciones o gremios obsesionados con la calidad o la frescura de lo que se publica. Algo, el negocio, por otra parte perfectamente legítimo, porque además, claro, te está respondiendo esta entrevista un lector-escritor-editor, no un lector a secas. Yo como lector soy una excepción, no la regla, de manera que no puedo venderme como ejemplo.

KA. ¿Cómo escoges el próximo libro que leerás? ¿Vagando por las librerías? ¿Leyendo reseñas? ¿Oyendo recomendaciones de los amigos? ¿Atendiendo a las promociones?

AA. Ahora mismo, por encargo o por necesidad.

KA. ¿Cómo compras u obtienes los libros? ¿En las bibliotecas públicas, en las librerías, a través de la Red?

AA. No compro libros hace años, a excepción de cuando me regalan alguna tarjeta prepagada. De hecho, tengo montones de libros sin leer en el librero que acaba de regalarme mi querida suegra. En mi condición de editor, periodista y crítico ocasional, me obsequian muchos libros, por un lado; por el otro, leo muchísimo en Internet, mientras trabajo. De hecho, creo que mi oficio consiste sobre todo en leer.

KA. ¿Qué títulos para leer están en tu horizonte?

AA. Tengo cuentas pendientes con lo que podríamos llamar “literatura espiritual” (no me refiero a lo religioso propiamente, sino más bien a lo vivencial). Es un asunto puramente práctico. Lástima que el tiempo no acompañe.

KA. ¿Lees libros electrónicos en la pantalla de tu computadora? ¿Compraste un lector de libros electrónico o tienes programado comprarlo?

AA. Leo mucho en mi computadora, aunque recomiendo los lectores electrónicos. No los uso simplemente por razones coyunturales, porque leo directamente en Internet, porque si no indudablemente lo haría. Los he probado y son muy prácticos.

Gracias por esta entrevista.

————————————

http://alexlib.com/

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Kiko Arocha

Kiko Arocha

Modesto Arocha (Kiko). Nació en La Habana en 1937. Ingeniero en Electrónica y doctor en Ciencias Técnicas. Llegó a Estados Unidos en 1995 y decidió reinventarse como traductor y editor de sitios web y de libros, para lo cual fundó la editorial Alexandria Library (www.alexlib.com) en Miami. Es autor del bestseller "Chistes de Cuba", una antología de chistes populares contra el castrismo que recopiló en la Isla.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Che Guevara, licencia para matar:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Armando de Armas

La noche del cangrejo

Armando de Armas

Acabo de descubrir en el muro de Facebook de Norma Gálvez Rey la foto del monumento al cangrejo en Caibarién, símbolo de esa ciudad. Una madrugada amanecí bajo ese cangrejo

0 comentario Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Un cielo muy azul

José Gabriel Barrenechea

Despertarás. Aún no habrá salido el sol, pero para entonces te ocurrirá con frecuencia que despiertes a tales horas: Tus muchos años, a saber. Te habrá despertado algún calambre, un

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Un premio frívolo

José Hugo Fernández

Es razonable el malestar que ha ocasionado entre muchos de nuestros intelectuales del exilio la más reciente decisión del Centro Cultural Cubano de Nueva York, el cual otorgó su Medalla

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami