Neo Club Press Miami FL

Lecturas de Luis de la Paz

Lecturas de Luis de la Paz

mayo 22
05:14 2012

1-0_ade_PazLuis de la Paz nació en La Habana en 1956. Salió de Cuba durante el éxodo del Mariel y desde entonces reside en Miami. Ha formado parte de las directivas de las revistas Mariel, Nexos y El Ateje, y del Instituto Cultural René Ariza (ICRA). En la actualidad es vicepresidente del Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio.

Luis de la Paz visto por Delio Regueral

De la Paz ha publicado varios libros de relatos, y editado las compilaciones Reinaldo Arenas, aunque anochezca: textos y documentos, Teatro cubano de Miami y Cuentistas del PEN. Sus monólogos Feliz cumpleaños mamá y El Laundry han sido parte de la programación del Festival Latinoamericano del Monólogo.

Kiko Arocha. ¿Qué libro estás leyendo ahora?

Luis de la Paz. Leo mucho y muy variado. En estos días estoy enfrascado en cuatro lecturas: Pájaro de cuenta de Manuel Ballagas, la edición especial por su 30 aniversario de Linden Lane Magazine, la nueva entrega de la revista Blogger Cubano y De la luz su fondo, el más reciente poemario de Efraín Riverón.

KA. ¿Dónde y cuándo acostumbras a leer?

LDP. Leo en las tardes y en las noches fundamentalmente, pero  arrastro algún libro a la consulta de un médico (siempre con la esperanza que no haya alguien hablando sin parar), a la lavandería, para aprovechar el largo período de secado… a dónde quiera que vaya y sé que tendré que esperar llevo un libro (menos de poesía, cuya lectura requiere de otro ambiente y circunstancias).

KA. ¿Cómo lees? ¿Subrayas y haces notas en los márgenes?

LDP. Subrayo con bastante frecuencia. A veces, uso de marcador una hoja en blanco donde voy haciendo anotaciones.

KA. ¿Cuánto lees?

LDP. Depende del interés del libro, puede ser media hora, una o hasta hora y media.

KA. ¿Cuál fue el último libro extraordinario que has leído?

LDP. Hay buenos libros y obras maestras, que es donde caben los libros extraordinarios a los que aludes. Creo que en los últimos tiempos lo más sobrecogedor que he leído ha sido Claus & Lucas, de la escritora húngara Agota Kristof.

KA. ¿Cuáles son los libros que han tenido mayor impacto en tu vida?

LDP. Crimen y castigo de Dostoievski, en general la obra de Kafka, El mundo de ayer de Stefan Zweig y de Latinoamérica la obra de Jorge Luis Borges.

KA. ¿Lees ficción o realidad? ¿Cuáles son tus géneros favoritos y tus autores favoritos?

LDP. Leo de todo, sin miramientos: buena literatura, mediocre y mala. Lo mismo poesía que narrativa, ensayo, biografía o teatro.  No olvides que por mi condición de periodista y con una sección donde comento semanalmente un libro, me veo forzado a realizar lecturas muy diversas.

KA. ¿Prefieres reír o llorar cuando lees?

LDP. Asumo el reto que me ponga el texto. Si logra transmitirme una sensación, despertar un estado de ánimo, me siento más que satisfecho. Eso es lo que se propone la buena literatura, provocar sacudidas en el lector.

KA. ¿Prefieres un libro que te entretenga o uno que te enseñe?

LDP. Ambos. Creo que aun en las lecturas más ligeras hay alguna enseñanza.

KA. ¿Solamente lees libros de editoriales consagradas o te arriesgas a leer libros autopublicados?

LDP. Siempre es posible hallar un excelente libro promovido por una casa editorial de nombre, como por una pequeña editorial que cobra por publicar a un autor que no tiene acceso a esas grandes casas. Conozco de escritores exiliados, en el caso cubano, por ejemplo, que les han hecho llegar sus libros a editoriales de nombre y a los pocos días han recibido de vuelta el paquete, y una carta rechazándolo, sin saber si están desdeñando una obra maestra, pues ni siquiera lo han abierto. Esos autores luego han publicado su libro con pequeñas casas a las que hay que pagarle, y han tenido éxito. En la literatura más contemporánea tenemos el caso de J. K. Rowling, autora de la saga Harry Potter, que originalmente vio rechazado su libro por los grandes consorcios editoriales. De manera que lo importante no es con quién se publica, sino qué se publica… y un golpe de suerte.

KA. ¿Cómo escoges el próximo libro que leerás? ¿Vagando por las librerías? ¿Leyendo reseñas? ¿Oyendo recomendaciones de los amigos? ¿Atendiendo a las promociones?

LDP. Sigo la prensa y leo reseñas. Escucho las sugerencias de amigos en cuyo criterio confío y estoy al tanto de las listas de lo más vendidos. Desde luego, eso no quiere decir mucho, pero da una idea, más o menos general, de lo que se está escribiendo, publicando, promoviendo y leyendo.

KA. ¿Cómo compras los libros, en las librerías o a través de la Red?

LDP. Casi siempre lo hago en las librerías. Pocas veces recurro a la internet.

KA. ¿Qué títulos para leer están en tu horizonte?

LDP. Los que me sigan llegando, los que encuentre interesantes en las librerías.

KA. ¿Lees libros electrónicos en la pantalla de tu computadora? ¿Compraste un lector de libros electrónico o lo tienes en la mirilla?

LDP. No leo (no puedo) leer libros en la pantalla de la computadora. Hay un vacío enorme entre la silla y el monitor donde se agolpan las palabras, donde fluyen los párrafos y las páginas. Prefiero el contacto con el  formato de libro, la relación con el papel. No me entusiasman los Kindle, Nook o iPad y similares artefactos tecnológicos modernos, me siento distante de ellos (y temeroso) porque me preocupa el daño que le puedan hacer a la literatura como arte que trasciende y que ha de perdurar.

Desde luego esos aparatos como motor de búsqueda, diccionarios y otras prestaciones, son maravillosos y necesarios. Por suerte he sabido de libros publicados en la Red que, al alcanzar el éxito, son publicados (aquí sí cabe el término) en papel. ¿Qué nos quedaría hoy en día de Don Quijote de la Mancha si Cervantes lo hubiera escrito en una computadora, lo hubiera publicado (en el sentido expreso de darlo a conocer, no en el de editarlo) con un contrato exclusivo para una red electrónica y luego apareciera en un Kindle? Creo que al cambiar la tecnología y pasar al recuerdo el artefacto de lectura, dejaría de existir ese “libro” como tal.

Yo he perdido cuentos, poemas y artículos que escribí en procesadores de palabras como Wordstar y  Wordperfec, porque hoy en día no tengo el programa para abrirlos. Lo mismo ha ocurrido con los discos de 5¼ y los diskettes de 3.5 que aún guardo con trabajos míos.  Ya no hay computadoras donde meter esos artilugios que fueron lo máximo en tecnología en su momento… es más, pregúntale a un muchacho de 15 o 20 años sobre los diskettes y se echará a reír, como se burlarán en 30 años los niños de hoy, de los Kindle, el Nook y el iPad, incluso del flamante y eficaz Word, formato en que te escribo en estos momentos. Estoy casi seguro que si guardo en un CD esta entrevista y doy instrucciones de no abrirla hasta el 2025, al llegar la fecha no habrá manera de acceder al texto.

Nada, todo esto de lo que hoy nos valemos y nos es maravillosamente útil, es pura tecnología de desecho, temporal y efímera, tecnología pasajera. Lo único que hace posible que 400 años después de haberse escrito El Quijote lo podamos leer, es que en 1605 se imprimió en formato de libro. Desde Gutenberg hasta nuestros días, y en los venideros, la permanencia de un libro la dicta su impresión en papel.

http://alexlib.com/

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Kiko Arocha

Kiko Arocha

Modesto Arocha (Kiko). Nació en La Habana en 1937. Ingeniero en Electrónica y doctor en Ciencias Técnicas. Llegó a Estados Unidos en 1995 y decidió reinventarse como traductor y editor de sitios web y de libros, para lo cual fundó la editorial Alexandria Library (www.alexlib.com) en Miami. Es autor del bestseller "Chistes de Cuba", una antología de chistes populares contra el castrismo que recopiló en la Isla.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami