Neo Club Press Miami FL

Lee a Fonseca sincero, que te da su Zona Franca

Lee a Fonseca sincero, que te da su Zona Franca

Lee a Fonseca sincero, que te da su Zona Franca
febrero 13
15:39 2013

Suele asociarse el concepto “Zona Franca”, en extrapolación al ámbito de la vida diaria, con un espacio de intercambio donde los controles son más relajados o, sencillamente, hay libertad absoluta para “operar”. De manera que cuando el poeta Alejandro Fonseca anunció la apertura de la tertulia del mismo nombre para la noche del 21 de febrero en la Ivan Galindo Art Studio (2248 SW 8 Street. Miami, Florida 33135), muchos hicimos, mentalmente, la referida asociación. Algo que la declaración de intenciones adjunta a la nota de prensa que divulgó el evento, pareciera confirmar.

En este sentido, conversamos con el coordinador de ZF para, en el mejor espíritu constructivo y de confraternidad, “poner el parche antes que salga la herida”:

Armando Añel: ¿Por qué llamarle Zona Franca (ZF) a una tertulia?

Alejandro Fonseca: Zona franca es una frase harto conocida, y desde tiempos inmemoriales. En esta ocasión será tomada para darle nombre y cuerpo a una nueva propuesta literario-cultural, en el recinto que por mucho tiempo ocupara el grupo Alfa 66 y que ahora es parte de la galería Ivan Galindo  Art Studio, en la ciudad de Miami. La finalidad de esta propuesta de ZF es abrirle un espacio a cualquier autor que quiera participar, siempre que su obra mantenga una sostenida calidad artística. Pero esto último no se opondría de manera alguna a la crítica franca y a otras sugerencias y opiniones (tan necesarias para estos eventos) que quiera expresar el público. Recuérdese también que, en estos casos,  es tan democrático opinar como guardar silencio.

AA. En los últimos años se ha visto un florecimiento de la cultura en Miami. Recientemente se anunció la apertura de la tertulia “Encuentro en La Casona”, coordinada por Luis de la Paz, y todos conocemos espacios como La Otra Esquina de las Palabras o Delio Photo Studio, etc.,  que mantienen viva la movida cultural miamense. ¿Qué demanda cubriría Zona Franca que tal vez no ofertan los espacios ya existentes? En su opinión, ¿hay algo que debe ser mejorado?

AF. Es evidente que la ciudad de Miami, entre vericuetos y pasadizos, ha ido orientándose hacia un rumbo positivo en la búsqueda de su propia identidad cultural. Durante algunos años he participado  en incontables espacios, mayormente literarios. Por tanto,  y en este sentido, puedo acuñar que, en el terreno del pensamiento y el arte, donde en un tiempo no lejano había playas y pantanos plagados de lagartos a diario siguen apareciendo nuevos resplandores propios de un incipiente pensamiento estético.  Pero las aspiraciones de ZF tratarán de ser un tanto eclécticas. Es decir, se trata de introducir algunas variantes en la estructura algo rígida y de tono profesoral –a veces incluso con rasgos tribales– que padecen ciertos espacios con aspiraciones estéticas en la ciudad. Pensamos sacarle partido a marcadas deficiencias que en muchas ocasiones derivan del factor humano. No perdamos de vista al más grande de los cubanos, que siempre mantuvo la idea del “mejoramiento”.

AA. ¿Tiene pensada una estructura definida para la tertulia, que establezca una diferenciación o estilo propio?

AF. Siempre tendremos en cuenta que los autores expuestos, poetas, narradores, periodistas, ensayistas, cinéfilos, pintores y otros malabaristas de la cultura, sean las personas más importantes de la noche. Se trata de evitar que, como casi siempre sucede, aparezcan de forma oportunista esos múltiples presentadores, saloneros y lenguaraces, que leen con frecuencia largos y aburridos mamotretos, opacando o minimizando en muchas ocasiones a importantes autores a los que, por añadidura, les cuesta dinero publicar su obra. Recuérdese que ya los tiempos panegíricos de Vargas Vila pertenecen a un periodo vetusto de la historia.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Mi amiga Guillermina

José Hugo Fernández

  Una idea fija también puede cambiar el destino de un fantasma. Pongamos el caso de mi amiga Guillermina. Ahora se le ha metido entre ceja y ceja que yo

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami