Neo Club Press Miami FL

Lincoln Díaz-Balart, sobre Cuba y Estados Unidos

 Lo último
  • La biografía de Jerónimo Esteve-Abril, ya en Amazon   Ya desde 1959, alcanzado el poder en Cuba, el castrismo desató una violenta ofensiva contra los empresarios cubanos. A consecuencia de ello, en octubre de 1960 Jerónimo Esteve Abril...
  • El regreso de Ángel Santiesteban   “Cada uno de los relatos de El regreso de Mambrú —clic aquí para adquirir el libro en Amazon– hace que la realidad exterior a los personajes proyecte sus esencialidades...
  • En palabras de Juan Calero   Juan Calero Rodríguez es poeta y promotor cultural. Nació en Guanajay, Cuba y vive en La Palma, Canarias, España. Estudió Ingeniería Industrial, Delineación Mecánica y Delineación Arquitectónica. Ha publicado...
  • Jorge Olivera, en palabras del sobreviviente   Jorge Olivera Castillo, presidente del Club de Escritores Independientes de Cuba (CEIC) y Premio Nacional de Literatura Independiente ‘Gastón Baquero’ (2014), es, sobre todo, un sobreviviente, un creador libre...
  • Maricel Hernández: Más que ‘caprisho’, voluntad   Maricel Hernández nace en Jaimanitas, La Habana, un año que no hace falta mencionar, y es graduada de periodismo en la Universidad de Miami, donde vive en la actualidad....

Lincoln Díaz-Balart, sobre Cuba y Estados Unidos

Lincoln Díaz-Balart, al centro, junto a Idabell Rosales, presidenta de Neo Club LLC., y el escritor Armando de Armas

Lincoln Díaz-Balart, sobre Cuba y Estados Unidos
septiembre 24
07:01 2015

 

Las complejas circunstancias políticas que atraviesan Cuba y Estados Unidos me impulsaron a solicitar la opinión de quien es una de las personalidades exiliadas con más capacidad para descifrarlas. Aunque el congresista Lincoln Díaz-Balart no requiere presentación, aquí va un breve resumen de su trayectoria:

Nació en 1954 en La Habana. Se exilió junto a su familia en España y luego en Estados Unidos. En el Congreso en Washington, fue representante por el Distrito 21 de la Florida entre los años 1993 y 2011, y había servido previamente en la Cámara de Representantes de la Florida y el Senado de este mismo Estado. Es miembro del Partido Republicano. Actualmente preside el Instituto de Liderazgo Hispano del Congreso y continúa su activismo por la libertad de Cuba a través del Instituto La Rosa Blanca (www.larosablanca.org).

El congresista Lincoln Díaz-Balart tuvo la gentileza de respondernos las siguientes preguntas:

Armando Añel. Falta poco para que se cumpla un año desde que Barack Obama anunció el restablecimiento de relaciones con el régimen castrista, y aún no se ha producido ninguna señal de que el deshielo implique un avance en el camino hacia las libertades y derechos de los cubanos. Al contrario, la represión se recrudece. ¿Puede ya hablarse de resultados de la nueva política hacia Cuba?

Lincoln Díaz-Balart. El único “resultado” de la política de Obama hacia los Castro ha sido un notable incremento en la intensidad de la represión contra los que luchan por la democracia dentro de Cuba. Los Castro se sienten con amplia impunidad para reprimir al pueblo cubano.

AA. Hay una corriente de opinión según la cual el acercamiento entre Washington y La Habana es ya irreversible, incluso con una eventual administración republicana. ¿Cree que, en caso de alcanzar la presidencia, candidatos como Jeb Bush o Marco Rubio podrían revertir las concesiones hechas por Obama al régimen castrista?

LDB. ¡Claro que sí! Un Presidente Jeb Bush (o un Presidente Marco Rubio) cambiaría la política hacia Cuba el primer día de su gobierno. El objetivo de la política de Estados Unidos sería ayudar a la oposición que lucha por la democracia y debilitar definitivamente a la tiranía. Recordemos la forma en que hizo eso mismo el Presidente Ronald Reagan en Polonia y otros países del bloque soviético. El hecho de que existían relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y los países ex-comunistas de Europa no inhibió en lo absoluto a Reagan. La ayuda firme y multifacética a los que luchan por la libertad en Cuba –y el cese de todo aliento para la tiranía– serían hechos que comenzarían desde el primer día.

AA. Si la Ley de Ajuste Cubano es una excepción diseñada para exiliados políticos, ¿cómo explicar que cada vez más cubanos que llegan a estas costas alardeen públicamente, en declaraciones incluso televisadas, de que son emigrantes económicos? ¿Cree que la actual administración está por mantener esta ley como una manera de evitar una explosión social en Cuba, como ya alegan algunos analistas?

LDB. La Administración Obama apoya la Ley de Ajuste Cubano porque, en definitiva, es una “válvula de escape” que la tiranía, a pesar de sus ataques públicos, urge en privado. Y el gobierno de Obama siempre intenta satisfacer las peticiones de los Castro.

AA. La administración Obama ha declarado a Venezuela una amenaza para la seguridad nacional. ¿Cómo se entiende esta posición al tiempo que se restablecen relaciones precisamente con los mentores de Maduro, los hermanos Castro? ¿Hay alguna explicación práctica a esta especie de esquizofrenia política?

LDB. La Administración de Obama declaró a Venezuela como una amenaza porque una ley del Congreso la obligó a hacerlo. Y, de esa forma, pudo evitar aplicarle fuertes sanciones al gobierno de Maduro. La política exterior a veces puede parecer complicada; como cuando Obama le aplica el “Trading with the Enemy Act” al régimen de los Castro para, de esa forma, tener la autoridad legal para emitir regulaciones debilitando las sanciones contra el régimen.

AA. ¿Visualiza a Donald Trump como presidente de Estados Unidos?

LDB. No.

AA. Muchos continuamos lamentando su retirada de la política activa en Washington. ¿Se postularía usted para la presidencia de Cuba en caso de que hubieran elecciones abiertas en un futuro? ¿Qué condiciones consideraría imprescindibles para participar en un proceso electoral en la Isla?

LDB. Sería absolutamente criminal estar aspirando a un cargo en Cuba mientras el pueblo cubano continúa esclavizado bajo la bota ensangrentada de los Castro. Yo sí aspiro a que Cuba sea libre y que los legisladores de una Cuba democrática tengan a su disposición el proyecto de La Rosa Blanca para la reconstrucción económica y social de Cuba, para la creación de una nación con prosperidad y libertad para todos los cubanos. Ese proyecto de programa se puede leer en www.larosablanca.org.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Luis Jiménez Hernández

Los peces no bailan rumba

Luis Jiménez Hernández

Imperceptible, el tenedor choca de regreso contra los dientes, luego la boca de Berenice García, que disimuladamente evita atraer la atención de los otros comensales con los sonidos de sus

0 comentario Leer más
  Rebeca Ulloa

El dulce del frasco

Rebeca Ulloa

¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del

0 comentario Leer más
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami