Neo Club Press Miami FL

Los 10 fundamentos del populismo

Los 10 fundamentos del populismo

Los 10 fundamentos del populismo
febrero 23
03:18 2015

Las tres fases del NeoCom (Neo Comunismo) son las siguientes:

1. El engaño.

a) se apoya en el desanimo de los ciudadanos ante la corrupción, las crisis recurrentes, la falta de oportunidades y los malos gobiernos

b) desánimo que provoca indignación

c) aparecen los neocom (neo comunismo) con sus promesas sin sustento para promover una falsa esperanza con sus fórmulas populistas, y organizan el frente popular que los alzará al poder

2. Toma y control del poder.

Ganan las elecciones democráticas.

3. Afianzamiento en el poder.

El primer paso es cambiar el sistema, abriendo un proceso para reformar las constituciones y perpetuarse en el poder, destruyendo las instituciones republicanas y la democracia.

Así implementan la represión como instrumento para acallar las voces críticas, estableciendo la violencia y el terror, encarcelando a los opositores y usando la censura y el control total de los medios como vías para diseminar su propaganda facciosa y justificar sus actos.

Ahora están dadas las condiciones para implementar su “sistema”, basado en 10 puntos fundamentales que, “casualmente”, son los mismos fundamentos del fascismo:

1. Estado Totalitario donde la división de poderes que debe garantizar el equilibrio del Estado, el Estado de Derecho que garantiza la convivencia civilizada y el respeto a los derechos humanos, son borrados y se gobierna por decreto mediante la represión de todo tipo y género. Surge la nueva clase o neo casta de dirigentes, tanto o más corruptos que los políticos anteriores, pero que ahora lucra sin control ni temor a la justicia.

2. Corporativismo que se establece mediante “organizaciones” de todo tipo, creadas, controladas, subvencionadas y manipuladas por el Partido-Estado que controlan al ciudadano en todos los aspectos de su vida.

3. Sumisión de la razón. El endiosamiento de sus dirigentes, la creación de una pléyade de falsos héroes y mártires, garantiza un sistema basado en la sumisión de la razón y la idolatría, que permite sembrar en la mente de los ciudadanos dogmas que no admiten réplica y por tanto no están sujetos a prueba de veracidad alguna; así manipulan a las “masas”.

4. Nacionalismo maniqueo: Al apropiarse de la imagen del país (ejemplo, llamar “Cuba” al régimen castrista) implantan un nacionalismo maniqueo tanto hacia dentro como hacia fuera; así, cualquier manifestación democrática de oposición al régimen es considerada “traición” a la patria (y no oposición ciudadana a un régimen de facto), permitiéndoles incluso manipular las leyes y condenar a disidentes e “incómodos” en un sistema judicial huérfano de justicia.

5. Victimismo y revanchismo. Como nunca antes, hoy podemos verlo claramente en Venezuela; el grupo en el Poder acaba de inventar un “golpe de estado” para justificar el encarcelamiento de opositores y la destrucción de sus partidos. Ojo, Voluntad Popular, liderado por Leopoldo López, encarcelado por el régimen de Maduro desde hace un año, pertenece a la Internacional Socialista.

6. Masas adoctrinadas.

7. Violencia institucionalizada en contra de los que el Estado considera sus enemigos.

8. Propaganda facciosa y control total sobre los Medios de Comunicación.

9. Destrucción de la individualidad y la familia como base de la sociedad, para imponer el concepto de “masa”.

10. Capitalismo monopolista de Estado.

En Cuba, Venezuela y la ex Unión Soviética jamás dejó de existir el capitalismo pues subsiste su fundamento, el trabajo asalariado, solo que bajo la propiedad  de facto de un dueño único (el tirano de turno) que delega las funciones administrativas en sus “administradores” designados (la nueva oligarquía burócrata partidista).

Los trabajadores siguen siendo empleados que reciben un salario; el Estado, capitalista único, se apropia del resultado de ese trabajo, paga un salario mísero a los trabajadores y utiliza los dividendos o plusvalía (si prefieren el término) de la forma que le viene en ganas, sin supervisión alguna por parte del pueblo.

A cambio, el trabajador recibe un paquete de migajas (educación, salud, etc.) entregadas por el régimen como dádivas o regalos “misericordiosos” del “Gran Líder” y su “revolución”, cuando en la mayoría del mundo estos son Servicios Sociales que todos los Estados deben garantizar, de forma transparente, pues son solventados con los impuestos que todos los ciudadanos pagan.

El objetivo es mantener a los ciudadanos en un estado de miseria y supervivencia permanentes, que impide el ejercicio de la libertad individual de la gran mayoría. Nada más cercano al esclavismo.

La trampa perfecta: “aquí manda el pueblo a través del Partido, en el Partido manda el Comité Central y yo mando en el Comité Central; por lo tanto,  quien manda aquí soy yo”, en palabras de Krushev.

http://www.minivideos.com/video/844/que-es-podemos-esto-es-podemos

Sobre el autor

José Fernández Cambas

José Fernández Cambas

De origen cubano, Fernández Cambas está especializado en investigación periodística y social. Por varios años trabajó como Freelance acumulando amplia experiencia en los procesos de Curación y Creación de contenidos e investigación. Su formación abarca desde el Periodismo y la Fotografía hasta un Diplomado en Alta Dirección impartido por el ITESM (Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey). Reside en México.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami