Neo Club Press Miami FL

Los cinco secretos de la cultura norteamericana

Los cinco secretos de la cultura norteamericana

Los cinco secretos de la cultura norteamericana
septiembre 07
22:55 2014

 

¿Cuáles son los peores rasgos culturales del cubano, o el latinoamericano,  a identificar y combatir con vistas a desarrollar una transición eficiente que desemboque en una democracia estable en Cuba una vez desmontado el actual régimen? Se trata de una pregunta interesante, pero tal vez sea mejor, en lugar de ver el vaso medio vacío, describirlo medio lleno.

Así que, inversamente, pero siempre de cara a una eventual transición, ¿cuáles son los rasgos culturales estadounidenses a identificar y propagar con vistas a conseguir una democracia eficiente, finalmente estable en Cuba?

–La noción de independencia personal, no necesariamente reñida con el apego y la sociabilidad propios de la cultura latinoamericana. “El nacimiento de los Estados Unidos –escribe Octavio Paz– fue el triunfo del contrato voluntario sobre la fatalidad histórica, el de los fines privados frente a los fines colectivos, el del futuro sobre el pasado”.

–El respeto por la ley y las instituciones. Norteamérica cree en sus instituciones, dado que estas funcionan razonablemente bien. Pero funcionan razonablemente bien porque Norteamérica cree de verdad, profundamente y no “de boca para afuera”, en sus instituciones.

–La propiedad privada es inviolable y está indisolublemente ligada al concepto de libertad y desarrollo personales. El norteamericano común no quiere acabar con los ricos, sino convertirse en uno de ellos.

–Cuenta el mérito tanto o más que los “contactos” y las “relaciones”. La capacidad, el esfuerzo personal, son estimulados y reconocidos, y encuentran puntos de apoyo desde los que proyectarse. El lenguaje está subordinado a los hechos y no a la inversa, como ocurre con frecuencia en Cuba y otros países latinoamericanos (donde no importa lo que eres o eres capaz de hacer, sino a quién conoces o con quiénes te relacionas).

–El idealismo práctico. Norteamérica está orgullosa de su historia –más de dos siglos de democracia, sin la sombra de una dictadura, apuntalan ese orgullo– y asimila orgánicamente las razones por las cuales se ha convertido en la primera potencia mundial. Idealismo sujeto a una realidad verificable, no a las esquizofrenias de un plan quinquenal.

Conclusiones

No se trata de demonizar o desconocer los valores de la cultura cubana o, en sentido general, la latinoamericana. Se trata de potenciar sus mejores rasgos, aquellos que las hacen compatibles con el desarrollo y la modernidad, al tiempo que se asimila lo más destacable de una cultura que, como la anglosajona –también, cómo no, con sus carencias e imperfecciones–, ha hecho posible el Occidente moderno. A fin de cuentas, ha sido desde la humildad, la asimilación y la afirmación de sus valores culturales –suena contradictorio, pero las culturas cuando se asimilan se reafirman y enriquecen– que algunas de las naciones más desarrolladas del planeta salieron del atraso en el siglo XX. El caso de Japón es tal vez el más notorio.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

12 comentarios

  1. Armando Navarro Vega
    Armando Navarro Vega septiembre 08, 03:09

    El subdesarrollo y la pobreza están enraizados en la cultura compartida, en las hipótesis y creencias acerca de la realidad, que determinan la forma en que actuamos y cómo nos relacionamos. Si queremos modificar las estructuras causales que generan nuestra conducta, hay que empezar por modificar nuestros modelos mentales. Creo que fue Einstein quien dijo que “nuestros problemas actuales no pueden ser resueltos en el nivel de pensamiento en el que fueron creados”. Buen artículo

  2. El Fonde
    El Fonde septiembre 08, 17:29

    Armando, como siempre, por la goma. Excelente artículo.
    Orlando

  3. Manuel
    Manuel septiembre 08, 20:34

    Excelente artículo, mi ilustre amigo. Un abrazo, Manuel

  4. Armando Añel
    Armando Añel septiembre 08, 22:04

    gracias amigos! Como acertadamente apunta Armando, “si queremos modificar las estructuras causales que generan nuestra conducta, hay que empezar por modificar nuestros modelos mentales”.

  5. Orlando J. Chils
    Orlando J. Chils septiembre 09, 00:51

    ¿Cuáles son los peores rasgos culturales del cubano? Los cubanos están aquí y allá, en sus almas vive el dualismo, a cada rato beben de una misma sopa la alegría y la aflicción. Hacen música de su lágrima y se ríen con su sufrimiento. Aunque Cuba no ha dado ni un santo ni un hereje (bueno, ni un hereje? Exceptuando el politburó, el comité central y toda esa prole de seguidores), ellos santifican entre los heréticos y blasfeman entre los santos. Su espíritu es universal y desfachatado, creen simultáneamente en el Dios de los católicos, en Changó, en Fidel (el Dios De-Facto), pero te dicen en tu cara que no creen en nadie, no renuncian a sus ilusiones, ni aprenden de las desilusiones. Hazte un favor y no discutas con ellos jamás: Los cubanos nacen con erudición congénita: No necesitan leer, todo lo saben. No necesitan viajar, todo lo han visto. Los cubanos son el pueblo elegido… Por ellos mismos. Y se pasean entre los demás pueblos cargando a cuestas una diáspora que pudo haber sido evitada. Los cubanos se caracterizan por su gritería y apasionamiento. Cada uno de ellos lleva la chispa del genio, y los genios no se llevan bien entre sí. De ahí que reunir a los cubanos es fácil, unirlos imposible. Un cubano es capaz de lograr todo en este mundo menos el aplauso de otro cubano. No les hables de lógica. La lógica implica razonamiento y mesura, y los cubanos son hiperbólicos y desmesurados. Cuando discuten, no dicen “no estoy de acuerdo con usted”, dicen “usted está completa y totalmente equivocado”. Tienen una tendencia antropofágica, “Se la comió”, es una expresión de admiración, “comerse un cable”, señal de situación crítica y llamarle a alguien “come mierda” es su más usual y lacerante insulto. Tienen voluntad piro maníaca, “ser la candela” es ser cumbre. Y aman tanto la contradicción que llaman a las mujeres hermosas “monstruos” y a los eruditos “bárbaros”; y cuando se les pide un favor no dicen “si” o “no”, sino que dicen “sí, como que no”. Los cubanos intuyen las soluciones aún antes de conocer los problemas. De ahí que para ellos “nunca hay problema”. Y se sienten tan grandes que a todo el mundo le dicen “chico”. Pero ellos no se achican ante nadie. Usan los diminutivos con ternura, pero también con voluntad de reducir al prójimo. Piden “un favorcito”, ofrecen “una tacita de café”, visitan “por un ratico”, y de los postres solo aceptan “un pedacito”. Pero también a quien se compra una mansión le celebran “la casita” que adquirió, o “el carrito” que tiene a quien se compró un automóvil de lujo.”
    Cuando yo era un párvulo (cubano), Fidel Castro (también cubano) me hacía reír, me aturdía su sabiduría instantánea y prepotente, se consideraba capaz de liquidar el capitalismo cruel, capaz de enderezar a la América Latina, erradicar el hambre en África y enseñar a los Estados Unidos a llorar… Ahora, de viejo, soy yo quien medita entre sollozos: Vale la pena ser cubano? Ahora que se ha amoldado el cubano (a favor y en contra) por un patrón revolucionario disfuncional? En mi caso particular, yo tengo otras opciones: 1- Se me hace más fácil ser Israelita, adherido al pueblo de mi estirpe, con un solo credo, sin diferencias étnicas, con una historia digna de respeto, con una política moderada de participación multipartidista, con un país que respeta a sus muertos, con un solo propósito: La paz y la continuidad del estado de Israel)… 2- Como Norteamericano, tendría un futuro asegurado constitucionalmente, pero estoy muy viejo para aprender el idioma mandarín… Y para no extenderme demasiado, concluyo mi polémica (sin la intencional ambigüedad que condesciende el cubanismo), y concluyo con la inoportuna pesquisa, perpetuándose una y otra vez en mis desvelos: To be or not to be “Cuban”

  6. PC
    PC septiembre 09, 23:15

    Amigos, lamento desentonar y hacer de aguafiestas y/o Abogado del Diablo pero lamentablemente percibo que cada dia que pasa los rasgos citados que solian definir la cultura norteamericana se van tristemente deslavazando, diluyendo y perdiendose en la marejada erosiva del “multiculturalismo” impuesto por las actuales elites gobernantes. Es acaso que Estados Unidos se esta vertiginosamente “latinoamericanizando”? Todos y cada uno de los rasgos magistralmente descritos por Añel corresponden a mi juicio al Pasado, un pasado que como decia cierta cursi cancion “se nos va como el agua entre los dedos”, y veo con pesar como durante los ultimos 10 años cada vez hay menos “INDEPENDENCIA PERSONAL” (por ejemplo, basta una ojeada a las “homeowners associations” de un reparto prohibiendo a un veterano enarbolar SU bandera en la puerta de SU casa); menos RESPETO POR LA LEY Y LAS INSTITUCIONES (Simplemente ver como los medios de comunicacion sirven de vocero de los saqueadores contra las fuerzas del orden publico), menos “INVIOLABILIDAD DE LA PROPIEDAD PRIVADA” (Occupy Wall Street, anybody?);CUENTA CADA VEZ MENOS EL MERITO Y MAS LOS “CONTACTOS”(como explicar entonces la fortuna y el “exito” de seres tan anodinos como, por ejemplo, las Kardashian?). Y en cuanto al “idealismo practico y respeto por su historia… por Dios! Con una inmensa “Industria del Espectaculo” y todo el estamento “academico” dedicado tenazmente a denostar de todos y cada uno de los actos historicos y de las figuras de este pais? Si a veces viendo ciertas peliculas, leyendo ciertos libros o escuchando a ciertas personalidades “norteamericanas”, me parece estar escuchamdo a Castro en persona! En fin, y de forma muy lamentable, creo que debemos reconocer que tambien la cultura esta sujeta a las inexorables leyes de la Entropia. Se necesitaba de mucha energia para mantener todos esos principios que tan ajenos son a los segudores de la ley del menor esfuerzo que pueblan el mal llamado “Tercer Mundo”… Si, que bueno seria que los cubanos fuesemos capaces de apropiarnos de esos principios… y los norteamericanos de recuperarlos! Si es que queda alguno…

  7. Armando Añel
    Armando Añel septiembre 09, 23:29

    No estoy para nada de acuerdo PC, tal vez estás metido en Miami y ves las cosas con demasiado pesimismo producto de la oleada de hombres nuevos que se nos ha echado encima. Pero en USA, país de 300 millones de habitantes, el caso miamense es anecdótico. También el fenómeno Obama puede hacernos perder el contacto con la realidad de esta cultura, pero recuerda que después de un Carter vino un Reagan. La vitalidad de esta nación, su ambición culturalmente establecida, siempre se ha impuesto. En fin, es una opinión muy personal, respeto la tuya. Me he equivocado muchas veces.

  8. Armando Añel
    Armando Añel septiembre 09, 23:31

    Gracias Orlando, muy interesante aporte!

  9. PC
    PC septiembre 09, 23:59

    De hecho estoy en el extremo opuesto a Miami (California), donde los “hombres nuevos” que tan atinadamente citas provienen de muchos otros lugares. Quizas mi vision pesimista esta permeada por lo que veo en los medios pero sobre todo por lo que veo a mi alrededor. Quizas si viviese en Utah, Idaho, Nebraska u otra parte de la “Heartland” mi vision fuera distinta Ojala y tengas razon y despues de este Carter venga otro Reagan, al cual lamentablemente no veo asomar aun. Lo que si veo es como este pais renuncio a su base industrial en aras de la “globalizacion” para beneficio de China, como mas del 50% de la matricula de los “colleges” son de asiaticos que muchas veces simplemente regresan a sus paises de origen llevandose el “know how” o (lo que es peor) algunos se valen de sus innegables talentos para escalar posiciones en industras claves para despues robar secretos en nombre de su “Madre Patria”. En fin quisiera compartir tu optimismo y ser yo el que esté equivocado, por el bien de todos.

  10. Armando Añel
    Armando Añel septiembre 10, 00:26

    Ciertamente amigo, hay puntos de contacto entre el caso miamense y el californiano (el problema de la penetración de la cultura latinoamericana, clientelar e irresponsable). Pero creo que se trata de una penetración superficial, que nunca afecta “los centros nerviosos” de esta cultura. De cualquier manera, la base industrial a la que te refieres está ligada hoy a la revolución tecnológica, que “casualmente” encabeza este país. Fíjate que siempre encabeza este país. China es un gigante con pies de barro repleto de las deformaciones inherentes a décadas de comunismo y siglos de feudalismo. Otra vez, es mi opinión, puede que esté equivocado. Ojalá que no. Gracias por tu sincero y sustancioso aporte.

  11. PC
    PC septiembre 10, 16:42

    Gracias a ti Armando, porque tu “main point” de que para poder construir una sociedad decente hay que basarse en esos principios, es irrefutable. Permiteme decir tambien que a pesar de mi pesimismo, y como comentaba el otro dia creo que con Gayol, a pesar de los pesares este es todavia el menos malo de los paises posibles.

  12. Armando Añel
    Armando Añel septiembre 13, 01:14

    tenemos que ser optimistas! Gracias amigo

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami