Neo Club Press Miami FL

Los Clinton y el nuevo orden mundial

 Lo último

Los Clinton y el nuevo orden mundial

Los Clinton y el nuevo orden mundial
julio 07
21:29 2016

 

Lo más anhelado por el ser humano es el poder. Las riquezas son a menudo una fuente de poder, pero a veces éste se basa en elementos más sutiles, como el acceso a las ideas e influencias. Desde luego, es difícil cuantificar el poder, pero sí se puede saber que hoy en día, mundialmente, está concentrado en un número muy reducido de personas. Solo el 1% de los archimillonarios del mundo gana el doble del dinero que ingresan las más de 3,000 millones de personas pobres que habitan el planeta.

Determinar quién tiene el poder o no resulta cada día más difícil, ya que algunas personas influyentes a menudo ocultan su poder en las sombras o lo usan solo ocasionalmente. Muchas personas que consideramos poderosas no lo son, ya que solo tienen un impacto muy limitado a nivel local o nacional frente a un mundo globalizado.

A este panorama globalizado y controlado por las elites se suma la sospecha de que existe un mundo oculto dominado por organizaciones internacionales. Por ejemplo, la reunión anual de las corporaciones y la elite que se celebra todos los años en los Alpes suizos de Davos, o el Club Bohemia, o la comisión trilateral, o el grupo Bilderberg, por citar solo algunos.

Centrémonos por ahora solo en este último, el grupo Bilderberg y su relación con la familia Clinton. A modo de referencia citemos algunos datos importantes. En el año 1954 los hombres más poderosos del planeta se reunieron por primera vez bajo el patrocinio de la familia real de Holanda, la familia Rockefeller y la familia Rothschild, en el lujoso hotel Bilderberg ubicado en la pequeña ciudad de Oosterbeck. Allí debatieron sobre el futuro del mundo, y decidieron reunirse en secreto una vez al año. Se bautizaron como el Club Bilderberg, y desde entonces confluyen un fin de semana anualmente.

Entre los nombres que han figurado en el grupo están David Rockefeller, Henry Kissinger, Eric Schmidt, José Manuel Durao Barroso, George Soros, Ángela Merkel, Tony Blair, Paul Wolfowitz y Javier Solana. En la reunión participan dueños de bancos privados, corporaciones, políticos y personas de la realeza. Cabe destacar que unos de los participantes, también asiduo del foro de Davos, ha sido el señor Bill Clinton. Su influencia política y su oratoria lo han convertido en uno de los preferidos de la elite que hoy gobernaría el mundo a la sombra.

Bill Clinton acudió a su primer encuentro Bilderberg en Baden Baden, Alemania, en 1991. Allí David Rockefeller le explicó al joven político en qué consistía el Tratado de Libre Comercio y la globalización y brindó apoyo a su candidatura. Al año siguiente, el gobernador se convirtió en presidente.

El Club Bilderberg siempre ha arrojado magníficos beneficios:

1- Bill Clinton. Asistió a la reunión de Bilderberg en 1991 y ganó la presidencia en 1992.

2- Tony Blair. Asistió a la reunión de Bilderberg en 1993 y ganó la presidencia en 1994.

3- Romano Podri. Asistió a la reunión de Bilderberg en 1998 y fue nombrado presidente de la Unión Europea en 1999.

4- George Robertson. Asistió a la reunión de Bilderberg en 1998 y fue nombrado secretario de la OTAN en 1999.

La lista es larga. ¿Será coincidencia o es real que el grupo opera a la sombra del poder?

El 16 de julio de 1933, el presidente demócrata Franklin D. Roosevelt firmó la Ley Glass–Steagall, más conocida en el mundo financiero como Banking Act. Ella introdujo reformas bancarias para controlar la especulación. Entre sus características destaca la separación entre la banca de depósito —o sea, los bancos comerciales donde guardamos el dinero— y la banca de inversión, que son Goldman Sachs o Wall Street, la bolsa de valores. Esta ley evitaría en el futuro otra crisis económica como la de 1929, impidiendo que los bancos comerciales invirtieran con activos líquidos en la bolsa de valores.

Esa ley fue eliminada en el segundo mandato de Bill Clinton por el entonces Secretario del Tesoro de su segunda administración, el expresidente de la universidad de Harvard Lawrence Summers, hombre que años después, durante la administración Bush, se dedicó a impartir clases en universidades y bancos privados de cómo podían los bancos de depósito invertir en los bancos de inversión con los llamado “fondos de riesgo”, lo que trajo la crisis financiera del 2008.

El primer Secretario del Tesoro de Bill Clinton fue Bob Rubin, que venía de Citibank. Esa compañía le pagaba 20 millones de dólares anuales por servicios financieros, lo que permitió la fusión entre Traveling Bank y Citigroup convirtiéndolo en uno de los gigantes financieros más grande del planeta. También en la administración de Bill Clinton se dio luz verde a todas las corporaciones estadounidenses para salir a otros países en busca de mejores mercados, lo cual trajo como consecuencia el aumento del desempleo y el cierre de casi todas las factorías y fábricas de automóviles en América y, por consiguiente, el deterioro de la economía y la quiebra de Detroit, una de las ciudades económicamente más importantes del país.

Este corto estudio de la política y la economía americana deja ver una limitada posibilidad de que Donald Trump logre ganar la presidencia en 2016, ya que todo el poder y el financiamiento descansan en la familia Clinton. Otro grupo de observadores comenta que el fenómeno Trump no es más que un caballo de Troya creado por los propios Clinton para destruir al Partido Republicano, dándole la ventaja a Hillary en las inminentes elecciones de noviembre.

Como quiera que sea, mi opinión es que nos acercamos a un nuevo orden mundial con más vigilancia gubernamental y menos derechos para las sociedades libres. Un mundo controlado y dirigido por una elite que solo busca el poder como medio de existencia, sin dejar espacio a futuras democracias. La esclavitud económica, el terrorismo, la pobreza, el hambre, la desigualdad –combinados con la carencia de leyes que eviten el control de las corporaciones y los gobiernos—, crecerán. Sí, nos acercamos a un escenario donde los esclavos modernos trabajarán duro, sin descansar, para los nuevos amos del mundo.

Sobre el autor

Orlando Fernández

Orlando Fernández

Orlando Fernández (La Habana 1962) es escritor y poeta independiente. Ha escrito dos libros, uno de ficción y otro de autoayuda, ambos en proceso de edición. Su blog mundoque.com-ventanas al mundo abarca diferentes temas cotidianos en busca de una vida sana llena de propósitos, y cuenta con más de cien entradas y más de 50.000 visitas. Estudió en el Miami Dade College. Reside en Miami.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Machinery Marketplace
    Machinery Marketplace octubre 23, 11:26

    67427 147957This kind of publish appears to get yourself lots of visitors. How will you acquire traffic to that? It provides a terrific special twist upon issues. I guess having something traditional or perhaps substantial to give info on is the central aspect. 721614

Escriba un comentario

Radio Viva 24

Trasladar la embajada americana a Jerusalén contribuye a la paz – por Carlos A. Montaner

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Juan Carlos Recio

Sonámbulo

Juan Carlos Recio

                  Si fuera el enemigo al que le quebré su corazón cuando lo resucitaba de su propia violencia. Si pudiera mirar en

Leer más
  Manuel Vázquez Portal

Celda número cero (XIX)

Manuel Vázquez Portal

                  Yo asesiné en París a una muchacha, le recité a Verlaine, la llevé a Montparnase, ella creyó que estaba ingrávida en

Leer más
  Armando Añel

El poeta está de guardia

Armando Añel

La irreverencia de la perspectiva y el lenguaje, narrativa lúdica donde la forma cabalga el contenido y ambos desembocan vertiginosamente en la anécdota, caracteriza a El guardián en la batalla,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami