Neo Club Press Miami FL

Los Cuerpos del Deseo, un proyecto erótico e independiente

Los Cuerpos del Deseo, un proyecto erótico e independiente

diciembre 13
16:19 2012

arocha -armando anelLos cuerpos del deseo, antología del cuento erótico contemporáneo (Alexandria Library y Neo Club Ediciones, 2012), se presenta el próximo 21 de diciembre, a las siete de la noche, en la tertulia La Otra Esquina de las Palabras. A propósito del lanzamiento, y del concurso que le diera lugar, entrevistamos a Armando Añel, editor del libro junto al también escritor cubano Manuel Gayol Mecías.

Joaquín Gálvez. ¿Cómo surge la idea de realizar este concurso de cuentos eróticos?

Armando Añel. Se le ocurrió a Idabell, mi esposa, siempre tan creativa. La idea nos sedujo enseguida y llamamos al editor Kiko Arocha (http://alexlib.com/), con quien solemos trabajar. Kiko ha sido fundamental en la instrumentación y diseño del proyecto, porque hay que recordar que no sólo estamos hablando de un concurso, sino de una antología. En el ámbito cultural, Kiko es como el Leonardo da Vinci de Miami, una persona siempre presta a innovar y explorar lo novedoso, con una visión editorial y empresarial muy heterogénea. Un tipo excepcional.

JG. ¿Qué nivel de participación tuvo este concurso, incluyendo los escritores  ya publicados y  conocidos?

AA. La participación fue aplastante. Particularmente, no esperaba que fuera tan copiosa para una primera edición, rozando los 700 cuentos y 500 autores. Participaron desde autores noveles hasta escritores con varios premios recibidos y libros publicados. Desde Cuba –y éste me parece un dato interesante teniendo en cuenta las limitaciones que todos conocemos— nos escribieron más de cien concursantes.
 
JG. ¿Por qué base y criterios se rigió el jurado para seleccionar a los ganadores  y finalistas?

AA. Dos criterios fundamentales primaron: La calidad de los cuentos en tanto cuentos, es decir, en tanto piezas literarias independientemente del matiz erótico, y por supuesto que dicho matiz estuviera presente. Lamentablemente, hubo que descartar muy buenos cuentos que apenas contenían erotismo, y viceversa: Cuentos de alto voltaje que no funcionaban literariamente hablando. También, como estipulaban las bases, hubo que desechar un par de cuentos que probablemente hubieran sido premiados de no haber estado previamente publicados en Internet.

Quiero agradecer y destacar aquí la tremenda labor de Manuel Gayol Mecías y Denis Fortún, jurados del concurso junto a este servidor. En el caso de Gayol, participó además en la edición de la antología y la prologó.

JG. ¿Qué importancia le  concede a que exista un concurso  literario de temática erótica en los Estados Unidos que convoque a escritores de nuestra lengua?

AA. Es un hito. Es inédito e histórico, y aunque sé que “la recomendación viene de cerca”, hay que decirlo así. Fíjate que para organizar, financiar y llevar el evento adelante no contamos con ningún apoyo privado o institucional, y esto para mí resulta tan significativo como el hecho mismo de haber sido los primeros en hacer algo semejante en este país, en el ámbito hispano. Estoy muy feliz de haber podido participar en una experiencia tan gratificante desde el punto de vista empresarial y cultural, sin tener que depender de instituciones que la mayoría de las veces funcionan a  partir de intereses creados. El tráfico de influencias sin base en el mérito o el talento, lo que se conoce en Cuba como “sociolismo”, lamentablemente ha emigrado a Estados Unidos con nosotros, y contra eso nada mejor que la viabilidad de los proyectos independientes limpios de polvo y paja.

Sin ir más lejos, el propio Kiko Arocha fue censurado el año pasado por una de estas instituciones a las que me refiero, y para mí, en lo personal, fue muy triste constatar la exigua solidaridad recibida por él en el entorno inmediato, el de los escritores, creadores y editores de Miami. ¿Por qué? No porque los indolentes, para llamarlos de alguna manera –sin ofender, no es nada personal–, fueran malas personas, sino porque la cultura del sociolismo y el tráfico de influencias les impedía solidarizarse. Temían “señalarse”, como se dice en Cuba. “¿Y si mañana me censuran a mí?”, pensaban seguramente. Por eso un concurso como éste me parece tan significativo, porque enseña que las viejas instituciones ya no son necesarias, o no tanto como lo eran hace 5 o 10 años. Es patético observar como tantos cubanos, y latinos en general, continúan rehenes de los viejos esquemas clientelistas que han llevado a Latinoamérica a la miseria y el atraso. Están en el bosque y no ven los árboles, el potencial increíble de este país en tanto escenario abierto a la libre empresa y la iniciativa individual verdaderamente independiente.

JG. ¿Tendrá continuidad este concurso, es decir, se realizará  a partir de ahora anualmente, o esta será la única convocatoria?

AA. Muy probablemente el concurso tenga continuidad, tenemos en mente algunas sorpresas y variables partiendo de esta primera experiencia. En cualquier caso, no puedo adelantar mucho ahora.

JG. Próximamente se lanzará la antología del concurso en la tertulia La Otra Esquina de las Palabras, con las obras de los finalistas. ¿Nos puede hablar al respecto?

AA. Estará presente el ganador del concurso, el escritor mexicano Alfredo Ávalos, y varios de los autores incluidos en la antología, residentes en el área de Miami, como Yovana Martínez y Manuel Villaverde. Creo que será una fiesta de fin de año en la tertulia cultural más inclusiva y de más influencia ahora mismo en la ciudad, La Otra Esquina de las Palabras. Todo un lujo y te doy las gracias.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami