Neo Club Press Miami FL

Los disparates se vuelven virales

Los disparates se vuelven virales

Los disparates se vuelven virales
marzo 03
23:40 2014

Hay palabras que se ponen de moda y que al poco tiempo, pasan. Fue el caso de hace unos años, por poner solo un ejemplo, en que todo era ejecutivo: una casa era ejecutiva, un almuerzo era ejecutivo y otras tonterías por el estilo. La de ahora es viral, significando que los avances de la tecnología permiten que la información se propague como un virus y llegue a todas partes inmediatamente. Y, cómo no, los disparates también se vuelven virales. Recordemos cómo se ha generalizado lo de la primer mujer, lo de las miles de personas, lo de la doceava avenida, lo del un por ciento y un largo etcétera. (Remito al lector al artículo “La gramática de la aritmética”, publicado en este mismo sitio en Neo Blogs). Este virus del que voy a comentarles parece difícil de curar porque de la fase de epidemia ha pasado a la de pandemia. Habían, habemos y hubieron se oyen por todas partes, ya no solamente en la calle, en el mercado, en la escuela de los hijos, en boca de gente sin preparación, sino también de gente preparada, de todas las nacionalidades y, por supuesto, en los medios de comunicación. Se lo he oído decir a personalidades, a presidentes –no hablo de vos, porque vos sos impresentable. Vos no hablás, vos rebuznás.

Sigo. El verbo haber, como verbo personal, procede del latín y quiere decir tener. Perdió este significado y hoy se usa únicamente como auxiliar y como impersonal. No obstante, su significado de tener, cuando es auxiliar, sigue vigente en inglés (I have worked) o en francés (J’ai travaillé) y supongo que también en el resto de las lenguas romances.

Como verbo auxiliar sirve para formar los tiempos compuestos y se conjuga en todas las personas, acompañado de un participio. Por ejemplo: ya he terminado de leer el libro; ellos habían vivido en Inglaterra; si lo hubiéramos sabido, etc.

El otro uso de haber es como impersonal. Precisamente, como es impersonal, no tiene sujeto; ninguna persona, ni gramatical ni de carne y hueso realiza la acción del verbo. El verbo haber impersonal solo expresa la presencia o la existencia de algo o de alguien y utiliza únicamente la tercera persona del singular.  A diferencia del inglés, no tiene plural, es decir, tenemos there is, pero no tenemos there are. Baste un solo ejemplo para ilustrar lo dicho: Hay un libro sobre la mesa o Hay cincuenta libros sobre la mesa. Hay, no cambia, no importa si es uno o si son cincuenta los libros. Igualmente, había, hubo, habrá, ha habido, etc. no cambian, no importa si se refiere a una cosa o a muchas.

Se comete el mismo error al poner en plural los verbos conjugados cuando haber forma parte de la perífrasis. Por lo tanto, no se dice van a haber muchas reuniones, sino va a haber muchas reuniones; no se dice pueden haber algunos cambios, sino puede haber (o puede que haya) algunos cambios; no se dice tienen que haber soluciones inteligentes, sino tiene que haber soluciones inteligentes, y así igualmente con otros verbos que se conjuguen seguidos de haber.  Es también un error el uso de habemos con el sentido de somos o estamos. Habemos no existe.

Cuando la gente dice que habían cientos de manifestantes, que hubieron tres accidentes en la autopista, que han habido muchas protestas o que se espera que hayan mejores oportunidades es porque sienten que manifestantes, accidentes, protestas y oportunidades son sujeto del verbo haber cuando en realidad son su complemento directo. Haber impersonal no tiene sujeto, nadie realiza la acción del verbo.

Diga, pues, que no hubo ningún accidente, que ha habido muchas oportunidades, que no habrá más guerras y todo lo bueno que se le ocurra. Amén.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Madeline Hernández

Madeline Hernández

Madeline Hernández, traductora, editora, profesora de español, es doctora en Pedagogía por la Universidad de La Habana. Ha sido conductora de diversos programas de radio y televisión orientados a la educación infantil. Es fundadora del INPYL (Instituto Nacional para Párvulos y Lactantes), primero de su tipo en Cuba. Al ser intervenido el negocio por el castrismo, Madeline se dedicó a la enseñanza del idioma español para profesionales y extranjeros. Reside en Estados Unidos (ProfesoraMadeline@gmail.com).

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Armando Añel
    Armando Añel marzo 04, 10:24

    Otra lección de Madeline!

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más