Neo Club Press Miami FL

Los eBooks y el editor heredado

Los eBooks y el editor heredado

marzo 09
22:26 2012

1-0_the_listJoe Konrath, autor de thrillers y defensor de la autopublicación, tienen un blog bien documentado donde llama a deshacerse de lo que llama “el editor heredado”. Hace un año, publicó un diálogo de 13,000 palabras con su amigo Barry Eisler, quien es un exagente de la CIA que fue objeto de titulares por haber rechazado una oferta de 500,000 dólares de su editor tradicional y tomar el camino de la autopublicación. Recomiendo la lectura de esa conversación, especialmente cuando discuten sobre estrategias de negocio, tal como sobre el momento del lanzamiento al mercado:

Barry Eisler: [el momento para mercadear] fue una de las razones por las que no podía volver a trabajar con un editor heredado. El libro está a punto de terminarse, pero no se pondrá a la venta hasta la primavera de 2012. Yo puedo publicarlo un año antes. Sería todo un año de ventas reales a los que tendría que renunciar.

Joe Konrath: Podemos ganar un 70% autopublicando. Y podemos establecer nuestro propio precio. Tengo montones de datos que muestran cómo los eBooks por debajo de $5.00 se venden muchísimo mejor que a precios más altos.

Barry Eisler: Ese es un punto crítico. Hay un conjunto grande de datos que demuestra que los libros digitales constituyen un mercado sensible al precio, y que los ingresos máximos se obtienen a un precio entre $0.99 y $4.99. Entonces la pregunta es: ¿por qué los editores no fijan los precios de los libros digitales a fin de maximizar beneficios?

Joe: Debido a que está protegiendo sus ventas en papel.

Barry: (…) Fundamentalmente, es muy difícil para una industria renunciar a los beneficios actuales en favor de ganancias futuras. Por eso, por ejemplo, las compañías de música, no pudieron crear tiendas digitales en la Red, y se dedicaron a pleitear los derechos digitales hasta que Apple —¡una empresa de computación!—se convirtió en el mayor vendedor minorista de música del mundo.

Joe: Yo estaba enamorado de la industria editorial. Mi sueño era conseguir un gran acuerdo millonario. Todavía creo que la industria está llena de gente talentosa y motivada, personas excepcionales. Les estoy agradecido de haber vendido tantos libros, y lo siguen haciendo. Mi cambio a la autopublicación no es una decisión personal, sino de negocios. Puedo ganar más dinero por mi cuenta.

Para conocimiento de los lectores, entre los muchos libros que escribió Joe Konrath, La Lista fue rechazada en primer lugar por New York Publisher en 1999. En abril de 2009 se autopublicó en Amazon por $2.99 y se vendió un primer lote de 25,000 ejemplares. Luego bajó el precio más aún y hasta el momento de la entrevista había vendido 35,000 (marzo de 2011). Hoy en día, La Lista está disponible en Amazon por $11.97 (libro en rústica, 310 páginas), o $4.01 dólares en formato Kindle.

Antes de concluir, voy a contestar a un lector me preguntó qué haría yo si tuviera que publicar un libro en la actualidad. Como la mayoría de los periodistas, no estoy falto de ideas, mis dos proyectos más avanzados son: una novela global de tecno-suspenso y un ensayo sobre la economía de Internet (debido a mi trabajo diario, es probable no los toque durante bastante tiempo).

Para mí, es obvio: iría digital, especialmente si publico en inglés.

Entre otras razones:

Momento de lanzamiento: no soy precisamente el tipo paciente que espera el momento que convenga al editor.

Precio: No quiero competir en desventaja contra los bien establecidos autores que lanzan su obra en el mismo formato y al mismo precio. El precio de mi libro tienen que ser menor que el de ellos.

Tamaño y alcance: quiero publicar un libro con el número de páginas dictada por el contenido, contrario a los cánones antediluvianos que dice que los libros deben tener x número de páginas.

Actualización: para un libro de negocios, es indispensable poder crear rápidamente una nueva versión con datos (o ideas) recientes.

Control: Me gusta la idea de seleccionar a los profesionales que me ayudarán con la edición y el diseño, no existe esa libertad con una editorial tradicional. Lo mismo digo para la comercialización y promoción. Dado el nivel de frustración que a menudo tienen que soportar los autores, prefiero hacerlo por mi cuenta o contratar a la persona adecuada para hacerlo.

Permanencia: un libro electrónico nunca muere, es fácil de encontrar cada nueva versión en las librerías digitales. Eso es muy importante para el nombre del autor.

Ingresos: Prefiero apostar a un gran volumen de libros de bajo precio que a un pequeño número de ejemplares de alto precio.

Así y todo todavía puedo imprimir una pequeña edición limitada a partir de árboles muertos. Porque a pesar de toda la lógica, siempre voy a amar los libros de papel.

Publicado originalmente en Guardian.co.uk. Traducción: Kiko Arocha

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner sobre el discurso del presidente Trump en la ONU:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami