Neo Club Press Miami FL

Los escritores cubanos y la manipulación de la cultura

Los escritores cubanos y la manipulación de la cultura

Los escritores cubanos y la manipulación de la cultura
agosto 26
15:37 2014

Cuba es una unidad surrealista. Se comprende entonces que muchos escritores jamás se hayan detenido a pensar lo que implica, humanamente hablando, aceptar la subvención castrista. Pero no debemos olvidar que el Estado, al menos el cubano, no produce sino administra, de manera que sus dineros son extraídos del trabajo de la población y solo en segundo lugar de los recursos naturales de la Isla. Con lo cual durante medio siglo los intelectuales e incluso muchos artistas se han beneficiado en Cuba de premios, eventos, publicaciones, etc., cuyo financiamiento ha sido extraído directamente de la explotación de los trabajadores y el hambre y la represión de un pueblo esclavizado.

Suena un poco tremendista para oídos vírgenes, lo entiendo, y no estoy culpando a nadie. Ni puedo, insisto en aclarar que no soy juez, que solo expreso una opinión. Pero es bueno que la clase intelectual cubana comience a mirar el lado oculto de la luna, a preguntarse cómo con tanta miseria alrededor el régimen podía darse y se da el lujo de publicarles, asumir gastos de impresión, publicidad, distribución, almacenamiento, etc.,  y hasta pagarles los ridículos derechos de autor que les paga.

La buena literatura, esa que se conoce como “gran literatura”, siempre será cosa de cuatro gatos. De manera que cuando el Estado se mete a subvencionarla lo hace desde la manipulación interesada, con el objetivo de utilizar a su favor a los creadores de opinión, escritores, académicos, periodistas. Se trata de comprar conciencias. Una maniobra financiada, paradójicamente, por quienes no consumen esa gran literatura, es decir, por la inmensa mayoría de la población.

El negocio castrista de la cultura es más rapaz de lo que parece: Yo (el Estado) te subvenciono, tú (el escritor) me legitimas. Por supuesto, la subvención la paga el de siempre, Liborio, la mayoría de los cubanos que ni lee ni escribe ni tiene jabón con que bañarse. Lo que se dice “una cañona” con todas las de la ley.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más
  Luis de la Paz

Lilliam Moro, de la mano de un ángel

Luis de la Paz

Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba