Neo Club Press Miami FL

Los espiados

Los espiados

Abril 11
15:59 2013

los 5Los Cinco. Uno de ellos regresó a Cuba en libertad condicional y luego de una breve estancia caritativa retornó a Estados Unidos. ¿Por qué? ¿Por órdenes de Fidel y Raúl Castro? Yo diría que más bien por necesidad. Es que en la Isla de los encarcelados no se puede comprar en Publix ni hacer barbacue los domingos, a la sombra de una mata de aguacates. No se puede ir a la playa con el cooler repleto de cerveza importada ni atravesar las autopistas hacia el norte, en pos del reino imperial de los rascacielos. ¡No se puede avanzar!

Volverán a pasar hambre. Hambre y necesidad. Pero no. Me dirán que no. Que Los Cinco tienen asegurados empleos en moneda fuerte para cuando regresen, en el área del turismo y la recreación. Que se vestirán de pinchos y mascarán información confidencial en autos con aire acondicionado. El hambre y la necesidad quedan reservadas para los espiados, no para los espías. Para los que durante más de medio siglo se han arrastrado inermes frente a la pupila insomne de la viejita del comité.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami