Neo Club Press Miami FL

Los revolucionarios

Los revolucionarios

mayo 23
14:15 2011

1-nieta_del_Che_GuevaraHe oído contar al poeta Rolando Jorge, en un encuentro ocasional con varios amigos de “La Otra Esquina de las Palabras”, algo que me pareció inquietante. Cuando Jorge iba leyendo sobre la página doscientos de la “Summa Theologiae” de Tomas de Aquino, se vio sorprendido al darse  de bruces con algo insólito: Lezama había reducido esas páginas a un poema.  

¡A un poema! De la lectura de la “Summa Theologiae” de Aquino, Lezama construyó un poema. Debo decirle a Jorge que ese fue el modus operandi de toda la “creación” poética de Lezama: una poética que dependía de la mayor erudición.  En mayor o menor medida este modo de operar no fue sólo astucia de Lezama, sino también de toda la literatura e historiografía cubanas. Tanto la narrativa como la labor del historiador en Cuba han consistido en comprimir el pasado dependiendo del  bagaje intelectual.

Suele hacerse incluso a nivel institucional: la “revolución cubana” comprime 500 años de historia en cincuenta años de revolución. De ahí depende su discurso. Y es así como el relato de la historia de Cuba cobra sentido para todos y desemboca en legitimar a un ser por la cubanidad, en defensa de su cultura, en cuyo momento coyuntural se establece su obra de síntesis. Esa cultura determina, a contrapelo de las quebraduras internas del sistema cultural, el curso de una historia apretada, resumida y sintetizada por sus héroes, llevada a cabo mediante la propagación de una imagen: la revolución, de la cual podemos subrayar varios  factores inmanentes de larga duración:

1.- La idea de la salvación
2.- La necesidad de la unidad del pueblo
3.- La sociedad importa más que el individuo
4.- Lo real maravilloso es una “era imaginaria revolucionaria para soñar”

Estos cuatro factores, que abordaremos de modo individual más adelante, constituyen, a mi modo de ver, la parte esencial de la fuerza gravitacional con que cuenta la “Revolución Cubana” para mantenerse en el poder.

Se mantiene en el poder por sí misma. El pueblo de Cuba por años ha sido hipnotizado mediante una gran síntesis intelectual. Este es el resultado de la sorpresa de Jorge al tropezarse con la reducción de un tratado teológico a un poema, a una imagen. Es así como la visión del cubano ha sido comprimida, quiéralo o no, a una gran imagen: la revolución.

Es decir, miramos la realidad, la cotidianeidad, mediante esa imagen. Pero como de ella dependen la salvación, la unidad, la sociedad y el modo de soñar, el pensamiento intelectual cubano de todas las épocas ha contribuido a su afincamiento. En nuestros sueños, allí donde la voluntad pierde el sentido, todos somos revolucionarios, de pies a cabeza.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami