Neo Club Press Miami FL

Los sudores fríos del Tratado de París

Los sudores fríos del Tratado de París

Los sudores fríos del Tratado de París
diciembre 02
19:41 2014

Por estos días, hace 116 años, se discutía en París la suerte de Cuba. Los comisionados españoles dirigidos por Eugenio Montero Ríos, trataban de ponerse de acuerdo con la parte norteamericana (que dicho sea de paso, a pesar de lo que nos cuenta la manipulada historia de Cuba, siempre estuvo asesorada por Tomás Estrada Palma y Gonzalo de Quesada) sobre los dos principales temas que retrasaban la firma del Tratado de París: la Deuda de la isla y la nacionalidad de las personas que en ella vivían.

Sobre el primer escollo, a pesar de lo que exigía el Derecho internacional de la época cuando las potencias se concertaban para firmar tratados internacionales de esa importancia, se decidió que Estados Unidos no iba a pagarle a España ni un solo centavo más de lo que ya había venido desembolsando por Cuba desde el año 1866. Pocos saben, en efecto, que por aquellos años no tan remotos el general Juan Prim decidió llegar a un arreglo pecuniario con los Estados Unidos sobre la isla. Este huevo podrido, del que poco se sabe, le costó la vida. Todavía hoy, hasta la autopsia de la momia sigue siendo un problema de Estado, ya que los culpables, entre los que, por cierto, se hallaba la turbia mano de La Habana, nunca fueron castigados.

No voy a profundizar más porque no es el objetivo de esta crónica. Sólo intento demostrar que para comprender las complicadas relaciones entre La Habana y Madrid no basta con situarse desde la perspectiva engañosa de este último desencuentro. Para entender lo que está pasando no debemos ignorar lo que ya ocurrió. La verdad es que desde hace más de 200 años y por distintas razones que no vienen al caso, en lo que concierne a las cuestiones económicas de verdadero peso relacionadas con Cuba, Madrid y Washington siempre han estado muy pero que muy de acuerdo.

Pero volvamos al tema. El otro punto que se discutía por estos días en París era el de la nacionalidad de los cubanos. Los delegados norteamericanos, asesorados por los mayimbes ya mencionados más arriba, consideraron que los únicos que podían seguir siendo españoles serían los nacidos en la península. Los nacidos en la isla tendrían que esperar a que el Congreso de los Estados Unidos decidiera cuál iba a ser su estatus legal. Esta decisión, también inusual (por no utilizar un calificativo más feúcho) según el derecho internacional todavía en vigor, ha terminado creando, 116 años después, un problema legal tan intrincado y explosivo que los ataques de pánico en las cancillerías europeas ya no pueden calmarse ni con el clonazépam en vena.

Aunque Cuba no reconoce la doble nacionalidad para sus ciudadanos, lo cierto es que muy pronto la isla albergará la segunda colonia española más grande de América. Se calcula que hasta medio millón de descendientes de españoles podría beneficiar de la Ley de abuelos. Como lo afirma El País en un reciente papel,  “Cuba será la “provincia española” número 38 por población, por delante de comunidades autónomas como La Rioja. Y el tercer país del mundo con más españoles, tras España y Argentina”. Estos nuevos españoles que no tienen el más mínimo vínculo con la Madre Patria podrían decidir de repente, en el caso probable de crisis interna mayor, emigrar a la Península. Es una posibilidad que prefiere no imaginar el actual inquilino de la Casa Blanca y muchísimo menos el inefable Mariano Rajoy. Este feo asunto no hace más que comenzar. Por eso, como dicen en Francia, affaire à suivre! Porque la cosa promete.

Citas, referencias, bibliografía

« Clonazepam ». Wikipedia, la enciclopedia libre, 26 novembre 2014. http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Clonazepam&oldid=77901072.

De Olivart, Ramón María de Dalmau Olivart (Marqués. La nacionalidad de los cubanos según, contra y fuera el Tratado de París: carta al Excmo. Sr. Marqués del Vadillo, Ministro de Gracia y Justicia, 1901.

Despagnet, Frantz. « Le Traité de paix entre l’Espagne et les Etats-Unis ». Bulletin Hispanique 1, no 1 (1899): 24‑32. doi:10.3406/hispa.1899.1169.

Escobar, Reinaldo. « El peligro de una guerra civil en Cuba ». CUBA Y LA MASONERÍA, 10 août 2010. http://cubamason.forosactivos.net/t1934-el-peligro-de-una-guerra-civil-en-cuba.

Naranjo Orovio, Consuelo. Historia de Cuba. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 2009.

País, Ediciones El. « Fracaso en Cuba ». EL PAÍS, 28 novembre 2014. http://elpais.com/elpais/2014/11/26/opinion/1417026664_289600.html.

———. « Margallo se va de Cuba sin conseguir que le reciba Raúl Castro ». EL PAÍS, 25 novembre 2014. http://politica.elpais.com/politica/2014/11/25/actualidad/1416943298_171803.html.

Pérez Abellán, Francisco, et – Seguir leyendo: http://www.libertaddigital.com/opinion/francisco-perez-abellan/el-informe-que-averguenza-a-los-forenses-espanoles-70501/. « Francisco Pérez Abellán – El informe que avergüenza a los forenses españoles ». Libertad Digital. Consulté le 29 novembre 2014. http://www.libertaddigital.com/opinion/francisco-perez-abellan/el-informe-que-averguenza-a-los-forenses-espanoles-70501/.

« Según el archivo privado de Isabel II, Cuba fue vendida a Estados Unidos por el general Prim en 1866, veinte años antes de la guerra contra E.E.U.U. » El Confidencial Digital. Consulté le 6 octobre 2014. http://www.monarquiaconfidencial.com/espana/Isabel-II-Unidos-Prim-EEUU_0_1346265379.html.

Sobre el autor

Ferrán Núñez

Ferrán Núñez

Ferrán Núñez es ciudadano europeo de origen cubano. Exiliado político. Máster en Lengua, Literatura y Civilización Hispano-americanas por la Universidad de París VIII. Actualmente trabaja como profesor de español. Reside en Francia.

Artículos relacionados

3 comentarios

  1. Juan Benemelis
    Juan Benemelis diciembre 03, 13:44

    Junto a la deuda y la nacionalidad, el asunto mas espinoso de la negociación resultaba la suerte de Filipinas…. Es más, tal “affaire” tenia mas categoria en las negociaciones que la deuda…..
    España pujaba por quedarse con Filipinas y dejar solo una concesión en la Bahia a Estados Unidos, que tenia entremanos el dificil asunto de la sublevación de Aguinaldo…. Filipinas, no Cuba, decidia el rumbo de la future política exterior norteamericana… si aceptaba ser un país coloonizador como los europeos o no…
    Ya mucho antes de la negociacion, España sabia que Estados Unidos no iba a asumir la deuda… La posicion española sobre la deuda, en las negociaciones era mas una pose de galleria para no perder cara…
    El asunto de la nacionalidad de los que moraban la Isla de Cuba estaba atado al de Filipinas. El Congreso norteamericano y el Ejecutivo debatian si anexaban a Filipinas… Ello les presentaba el tema de la nacionalidad en Filoipinas, Cuba y Puerto Rico… Si anexaban definitivamente a las tres…
    El error cubano, siempre consideramos que el Tratado de Paris solo se circunscribio al asunto Cuba…

  2. Ferrán
    Ferrán diciembre 03, 16:39

    Es verdad que los cubanos se creen el centro del mundo. Sim embargo, los temas de la nacionalidad y la deuda fueron objeto en su momento de libros y amplias discusiones en Europa, particularmente en Francia. No ocurrió así con Filipinas. Basta leer las conferencias de Eugenio Montero Ríos que dirigía las conversaciones por la parte española.
    “Una argumentación jurídica sobre la postura oficial española en la cuestión de nacionalidad y ex–colonias”

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más