Neo Club Press Miami FL

Luis Eligio, Nilo Julián González y la poesía sin fin

Luis Eligio, Nilo Julián González y la poesía sin fin

Luis Eligio, Nilo Julián González y la poesía sin fin
diciembre 24
20:29 2014

Hay críticos y poetas que imbuidos por sus creencias estéticas, a veces permeadas por circunstancias históricas, se han atrevido a ponerle coto a la poesía. La poesía cubana de los últimos años, bajo la égida de la burocracia cultural, ha sufrido de un centralismo estético movido pendularmente según los dictámenes e intereses de quienes gobiernan. De un coloquialismo servilista durante la década de los 60, se pasó a un neorigenismo hermético a finales de los 80. Es decir, las generaciones de poetas cubanos que dieron a conocer su obra a partir de 1959, se han visto obligadas a regirse por parámetros preconcebidos dentro de lo políticamente correcto para poder publicar su obra.

Si al principio fue el tono laudatorio y optimista revolucionario, luego se cayó en la ambigüedad expresiva y hasta en una pirotecnia del lenguaje que también enjaulaban la individualidad del poeta, aun cuando no lo comprometieran a ser portavoz del régimen. Es decir, si al principio el poeta debía expresar el entusiasmo revolucionario ateniéndose a la estética del realismo socialista, luego, en tiempos en que ya era inminente el fracaso de la revolución, la estética de turno era el pabellón del vacío, lezamianamente hablando.

En rigor, anulada toda individualidad en el marco de la literatura oficial cubana, el poeta se convertía en cómplice del poder, ya fuera por defenderlo con el panfleto o por evadir y camuflar su entorno en nombre de una estética que también tendía al colectivismo. En otras palabras, el dirigismo político decidía cómo debían expresarse los poetas para que sus obras alcanzaran las editoriales oficiales y, por consiguiente, la anuencia de la crítica oficialista.

Texto leído durante el Festival VISTA, el 13 de diciembre en el Miami Hispanic Cultural Arts Center.

Los poetas y, en general, el proyecto todo de Omni Zona Franca, representan un movimiento de ruptura en el ámbito cultural cubano. Su integrantes transgreden las directrices del recinto ubicado en H, No. 406, entre 17 y 19, en El Vedado, y sus satélites municipales, como son las casas de cultura y los talleres literarios. La poesía sale de la torre de marfil para transitar las calles, donde estos poetas la encuentran en los escombros habaneros, en los susurros de colas de guaguas, en la jerga del hombre de a pie, etcétera. Procedentes del Reparto Alamar, suburbio habanero que devino meca del rap cubano en la década de los 90, poetas como Luis Eligio y Nilo Julián González son paradigmas de este fenómeno sociocultural visto a través de sus poemarios Estados de guerra (Alexandria Library) y Toca al corazón que late (Neo Club Ediciones). Sus poemas llevan el ritmo del rap, se fragmenta el lenguaje, se disloca, pero sin ocultar la realidad que les ha tocado vivir. Y esa omnipresencia con respecto a la realidad  de su país confirma el triunfo de la individualidad creativa, la cual solo es posible cuando se logra ser libre en un ámbito donde la cultura ha sido usurpada por el poder político.

Luis Eligio y Nilo Julián González en plena lectura, durante el primer Festival del Arte y la Literatura Independiente de Miami, VISTA (foto de Alina Guzmán Tamayo)

Luis Eligio y Nilo Julián González en plena lectura, durante el primer Festival del Arte y la Literatura Independiente de Miami, VISTA (foto de Alina Guzmán Tamayo)

Nilo Julián González avanza hacia el público en VISTA (foto de Alina Guzmán Tamayo)

Nilo Julián González avanza hacia el público en VISTA (foto de Alina Guzmán Tamayo)

Omni Zona Franca corrobora que la poesía no tiene límites en cuanto a temáticas, incluidas las de tinte sociopolítico, sin que esto implique que esté reñida con la forma y su propuesta estética, tal como hicieron en los Estados Unidos los poetas de la Montaña Negra y la Generacion Beat. Poetas que han comprendido que la poesía está en la totalidad de la experiencia humana, por eso el material poético no desecha lo sórdido y escatológico que lo circunda.

La música hip pop ,el collage y el performance confluyen en estos poemas. La imagen de la Cuba profunda, sin elucubraciones ni medias tintas, pervive en estos poetas de Omni Zona Franca. Sin dudas, se trata de una Poesía sin Fin.

Sobre el autor

Joaquín Gálvez

Joaquín Gálvez

Joaquín Gálvez (La Habana, 1965). Poeta, ensayista y periodista. Se licenció en Humanidades en la Universidad Barry y obtuvo una Maestría en Bibliotecología y Ciencias de la Información en la Universidad del Sur de la Florida. Ha publicado los poemarios "Alguien canta en la resaca", "El viaje de los elegidos", "Trilogía del paria" y "Hábitat", este último con Neo Club Ediciones. Coordina el blog y la tertulia La Otra Esquina de las Palabras. Reside en los Estados Unidos desde 1989.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Nueva Serie de América TeVé y Lilo Vilaplana: ‘Leyendas del Exilio’

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Testamento del cautivo

Jorge Olivera Castillo

                  La libertad puede ser una nubecilla de polvo que corre despavorida en busca del horizonte. Un rumor sin consonantes y solitario.

0 comentario Leer más
  Julio Antonio Molinete

Resolución

Julio Antonio Molinete

                  me ocultaré en las aguas sin comulgar la hostia de cada día      (un rostro en la pared      dos orejas en

1 comentario Leer más
  Armando de Armas

La noche del cangrejo

Armando de Armas

Acabo de descubrir en el muro de Facebook de Norma Gálvez Rey la foto del monumento al cangrejo en Caibarién, símbolo de esa ciudad. Una madrugada amanecí bajo ese cangrejo

3 comentarios Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami