Neo Club Press Miami FL

Macabrus de Ultratumba: La huida del vampiro

Macabrus de Ultratumba: La huida del vampiro

Febrero 04
16:07 2013

MACABRUS VAMPIRISEra el más masculino de los vampiros. Sin lugar a dudas: no pocas centurias de conquistas así lo atestiguaban. Tenía sobrados motivos para estar orgulloso de su prontuario. A lo largo de los tiempos, sus presas habían sido seleccionadas atendiendo a estrictos códigos de belleza y pulcritud.

Recordaba su preferencia por los harenes de los jeques y emires árabes, las cortes de los reyes europeos y, más recientemente –adaptándose a la modernidad–, los concursos de belleza y las exhibiciones de moda femenina.

Aquella noche la víctima no desmerecía para nada del extenso historial del vampiro más atestado de testosterona. La cabellera dorada reflejaba ondulante los rayos de la Luna, en un panorama más propicio para una cita romántica que para un artero ataque de un ser de las tinieblas. La imponente figura se acercaba con paso cadencioso por el sendero que serpenteaba entre árboles y bancos de un parque en un ambiente de ensueño, inundado del perfume de flores silvestres.

El depredador se acercó a su presa, de frente, fijando su mirada en los ojos de ella, que, como ocurría usualmente, quedó hipnotizada y totalmente a su merced. Lentamente la abrazó y acercó los labios a su cuello, abrió la boca y mordió, en un ritual tenebroso con matices eróticos, al tiempo que la víctima permanecía ensimismada.

 De pronto, el agresor retrocedió espantado, dio media vuelta y corrió desenfrenadamente, literalmente como alma que lleva el diablo. Y mientras el más macho de los vampiros huía compungido a su mundo de tinieblas, bajo la luz de la luna el travesti deslizaba con fruición la mano por su cuello, con la mirada perdida en la oscuridad.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Venezuela y la OEA. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Nicanor Parra

No creo en la vía pacífica

Nicanor Parra

                    No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Sangra tu mirada bajo el caballo

Rafael Vilches

a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami