Neo Club Press Miami FL

Madonna en el jurásico de La Habana

 Lo último
  • La fábrica de ladrones del Dr. Madureau   Siendo niño, muchas veces escuché una canción que decía “Estudié para ladrón y terminé la carrera…”. Nunca hubiese sospechado que, en otro contexto, algún día esta frase me sirviera...
  • Especuladores, la nueva fauna cubana   Los tribunales de Cuba se la aplicaron con todo rigor al reguetonero Gilberto Martínez, conocido como Gilbert Man, a quien acaban de condenar a 17 años de prisión. El...
  • Trump revela relación entre Brzezinski y Scarborough   El magnate Donald Trump, uno de los principales candidatos a la presidencia de Estados Unidos en este 2016, reveló este lunes en Twitter que los conductores televisivos Mika Brzezinski...
  • Madonna en el jurásico de La Habana   Y Madonna ya está en La Habana. Rodeada de historia, de antigüedad. Parque temático que se abre a su avance como la guanábana a las aspas de la batidora. Madonna...
  • Las mentiras de Norberto Fuentes   Mira que Norberto Fuentes dice boberías. Y pensar que ese es el tipo que llaman de los periódicos más importantes de España para que opine sobre la actualidad y...

Madonna en el jurásico de La Habana

Madonna en el jurásico de La Habana
Agosto 16
22:02 2016

 

Y Madonna ya está en La Habana. Rodeada de historia, de antigüedad. Parque temático que se abre a su avance como la guanábana a las aspas de la batidora. Madonna batida. Madonna aclamada. Madonna como salación.

Recientemente, cierta página en Internet abría una interrogante oportuna en relación a los dinosaurios robóticos donados por Venezuela a Cuba cuando Hugo Chávez aún estaba vivo. Se preguntaba, más o menos, para qué el chavismo donaría a los Castro esas réplicas de animales prehistóricos –se exhiben en el Parque Almendares, de La Habana— si la Isla ya era, es, en sí misma un gran parque jurásico. Parque temático del Mesozoico donde resulta redundante tal donación.

En cualquier caso, por estos días visita el parque jurásico hasta el gato. El pobre ser humano, tan histórico –tan histriónico sería mejor decir—, no puede perderse la oportunidad de viajar en el tiempo, como han demostrado en los últimos años gentes tan disímiles como Barack Obama, Katy Perry, Floyd Mayweather o Chanel. Ni siquiera cuando el propio pobre ser humano es en sí mismo historia. No importa: Lo es pero quiere serlo una y otra vez, desde todos los ángulos y posiciones. En tiempos de revolución tecnológica y redes sociales, la repetición exhibicionista es lo que cuenta. La imagen disparada incesantemente. Trepidantemente disparatada.

Es a viajar al pasado de la noticia a lo que acuden a La Habana Madonna y toda clase de personajes, incluidos, asombrosamente, furibundos exiliados que hasta hace poco habían hecho de la crítica “al viajecito a Cuba” su carta de presentación. Mas oh sorpresa, helos también allí. El boleto para subirse a la máquina del tiempo bien les vale la pena: en un mundo marcado por la consolidación del ideario egotista, por el triunfo de la noticioso sobre lo racional o lo ético, lo que cuenta es la estrambótica posesión del instante, mientras más perecedero mejor. En la Sociedad del Disparate el pasado como espectáculo: El Mesozoico.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami