Neo Club Press Miami FL

María Elena Cruz Varela, el alcance de su obra

María Elena Cruz Varela, el alcance de su obra

María Elena Cruz Varela, el alcance de su obra
febrero 13
09:25 2014

libro aEs indispensable hacer una pausa a la rutina, pues más allá de la poesía, María Elena Cruz Varela ha decidido dejar de ser una isla.  Ella ha sido incluida en las principales antologías de lengua inglesa.

Lo fue en la renombrada antología de poetas Contemporary World Poetry, de Vintage Book  y editada en 1996 por J. D. McClatchy, presidente de la Academia de Poetas Americanos, a partir de una selección de los 83 poetas contemporáneos más sobresalientes de cuatro continentes. En ella figuran Pier Paolo Passolini, el alemán Hans Magnus Enzensberger, el polaco Tadeusz Rozewicz, el rumano Paul Celan, etc. De lengua hispana fueron incluidos Claribel Alegría, Roberto Juarroz, Pablo Neruda, Nicanor Parra y María Elena Cruz Varela.

En 1998, la artista plástica norteamericana Rose Folsom diseñó y publicó en Maryland 15 ejemplares de un libro coleccionable en xerografía, titulado My Century in your face, con fotos de las personalidades más destacadas del siglo XX. La artista utilizó como inspiración el poema de María Elena Cruz Varela “Canción de amor para tiempos difíciles”. El libro obtuvo el primer lugar en el evento “Book Explorations”, auspiciado por el New Art Forum en Kingston, Massachusetts. Un ejemplar se halla en subasta por considerarse una rareza, y sólo se encuentra en cinco bibliotecas en el mundo.

En 1999 la directora de cine holandesa Mariolein Bonstra produjo el documental “Bela Bela”, un filme sobre cuatro poetas: los rusos Nizametdin Ajmetow e Irina Ratushinskaya, Mircea Dinescu de Rumania y María Elena Cruz Varela, de Cuba.

En 2003, el dramaturgo Nilo Cruz, que obtuvo el Premio Pulitzer de Drama en Estados Unidos, compuso la obra teatral Two Sisters and a Piano, inspirada en la vida y obra de María Elena.

Si el alemán Rainer María Rilke decía en su célebre poema que se “apagaría los ojos para ver”, entre los posibles infinitos a que tenemos opción los humanos está el de la palabra que puede ser luz y encantamiento. Y esto se ha hecho verdad en María Elena.

La publicación literaria Hotspot Hedgehog Librarian, a cargo de Abigail Goben, su directora bibliotecaria, el 21 de enero 2007 presentó una antología de los mejores poetas de las últimas décadas; fueron elegidos entre otros Sandor Csoori, Giorgio Petri, Nazim Hikmet, Mahmoud Darwish, Yehudi Amichai, Taslima Nasrim. De América Latina incluyeron a dos poetas: Pablo Neruda y María Elena Cruz Varela.

Asimismo, el poema “Canción de amor para tiempos difíciles” aparece en la antología realizada por la poeta inglesa Kathy S. Leonard (Latin American Women Writers), en 2007. También figura en la compilación Poetas del siglo XXI, editada por Fernando Sabido Sánchez y Mariano Rivera.

En 2009, 20 poetas canadienses se reunieron para crear una antología bajo el título de The Exile Book of Poems in Translation, editado por Priscila Uppal. En ella están compendiados Ken Babstock, Christian Bok, George Elliott Clarke, Jan-Willem Anker. Del mundo hispano se escogió a Pablo Neruda y María Elena Cruz Varela.

También en 2009, la poeta y escritora canadiense Rishma Dunlop, laureada con el premio Emily Dickinson, tradujo poemas de María Elena Cruz Varela para la antología Exile Editions.

La académica Lissa Schneider-Rebozo, de la Universidad de River Falls, Wisconsin, llevó a cabo entre sus alumnos una encuesta de poetas predilectos contemporáneos, impreso como texto de literatura por el International Journal for the Scholarship of Teaching and Learning.   Los favoritos votados fueron Hans Magnus Enzensberger, Andrei Voznesensky, Leopold Sedar Senghor, Taslima Nasrin, Mahmoud Darwish… De lengua castellana se eligió a María Elena Cruz Varela junto a Ernesto Cardenal.

La editorial Harper Collins, de New York, publicó en 2010 The Ecco Anthology of International Poetry, compilada por el poeta ucraniano Ilya Kaminsky y la escritora norteamericana Susan Harris; fueron seleccionados Tagore, Paul Valery, Max Jacob, Blok, Kafka, Ajmátova, Pasternak, Mandelstam, Tsvetaeva, Mayakovsky, Tristán Tzara, Bretón, Bertolt Brecht, Attila Jozsef, Senghor, entre otros. De lengua castellana los seleccionados de los dos últimos siglos fueron: Rubén Darío, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Gabriela Mistral, Cesar Vallejo, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Pablo Neruda Jorge Luis Borges, Julio Cortazar, Octavio Paz y María Elena Cruz Varela.

El profesor de literatura inglesa, en la Universidad de Massachusetts, Stephen Sossaman, escribió sobre tres poetas en la revista Poets and War, el semestre último de 2013. El Qatarí, Mohammed ibn al-Dheeb al-Ajami, sentenciado a cadena perpetua por su poema “El jasmín tunecino”; el ruso Osip Mandelstam y María Elena Cruz Varela.

Para el currículo de verano en las escuelas públicas de Portland, se difundió un compendio de Doug Winn, de la Rosement School titulado The Story of Childhod; en él se añadieron poemas de María Elena Cruz Varela.

Christopher Leibow, el poeta que ha estremecido la cultura norteamericana, insertó el 10 de enero de 2014, en su página de internet, un poema que dedica a María Elena Cruz Varela por estar inspirado en sus versos.

La académica Simone Muench, de la Universidad de Chicago, está elaborando una antología de los más insignes poetas del siglo XX y el XXI, bajo el título The Wolf Centos. Entre los escogidos están Charles Wright, Ajmátova, Nazim Hikmet, Rilke, Transtromer, Sandor Csoóri, Kamau Brathwaite, Brodsky, Mandelstam, Tomás Venclova, Ibaragi Noriko, y Derek Walcott. De lengua hispana, Lorca, Neruda y María Elena.

La comunidad de lectores de libros virtuales por internet en inglés, el “LibraryThing.com”, la más extensa del planeta, catalogada de “fenómeno impresionante”, incluye entre sus títulos el poemario Ballad of the  Blood de María Elena Cruz Varela, el cual ha sido solicitado por 1,006,393 lectores.

La crítica en lengua internacional tiene conciencia del largo alcance de su obra.

Para la poeta norteamericana Deborah Diggs, los poemas de María Elena Cruz Varela desafían la genial gravedad de los ríos, al igual que los de William Butler Yeats y de Walt Whitman, y por sus imágenes, visiones, voces y lenguaje, por la calidad de sus ecos, pertenece a los eclécticos, a los universales, a los legendarios: a Dickinson, a la Ajmátova, a Levi y a Celan y, en especial, como su precedente, a Marina Tsvetaeva. Para Deborah Diggs, ante la poesía de María Elena sólo es posible, simplemente, apartarse y dejarle el camino.

El periódico Chicago Tribune, en su edición del 12 de septiembre 1994, la consideró “una poeta que se había transformado en un símbolo internacional”.

En 1995 la revista American Poetry Review, editada en Filadelfia, publicó un largo escrito sobre la vida y la poesía de María Elena Cruz Varela.

El holandés Robert Nasveld, prestigioso compositor y pianista de música clásica y electro-acústica, compuso una pieza musical para cuarteto de cuerdas, barítono y piano titulada “Arabesque”, basada en El ángel agotado.

Jargo Jefferson, crítica literaria del New York Times, de la antología de poetas de cuatro continentes de Vintage, publicó en mayo de 2004 fragmentos de los siete poetas que más le impresionaron: el turco Nazim Hikmet, el lituano Nijole Miliauskaite, el sueco Tomas Transtromer, la francesa Claire Malroux, el palestino Mahmoud Darwish, el finlandés Paavo Haavikko, el hindú Attipate Ramanuján y María Elena Cruz Varela.

Por su parte, el magazine cultural Boston Review, en su ejemplar de febrero/marzo 1997, incluyó una crítica de Forrest Gander, el maestro de los poemas líricos en Norteamérica, sobre la poesía de María Elena, que conceptuó de “magistral” comparándola a los poemas del Holocausto de Paul Celan, y a los de la francesa Danielle Collobert, cuya tragedia personal la llevó a la locura.

Luego de ser traducida su poesía al italiano, la publicación cultural italiana Canterville Ghost, el 21 de marzo de 2005, evaluó textualmente a María Elena Cruz Varela como “una de las más grandes poetisas contemporáneas de lengua castellana”.

La revista cultural canadiense Quill and Quire incluyó en julio de 2009 un ensayo del crítico literario Mark Callanan expresando que la antología de Priscila Uppal “había creado un microcosmos utópico de poetas que iban de los grandes fallecidos Rimbaud, Pushkin, Rilke, Neruda, a los grandes vivos: Jan-Willem Anker y María Elena Cruz Varela”.

La galardonada poeta canadiense Julie Ali, en su página de Internet el 23 de enero 2011, analizó la compilación de los 20 poetas canadienses. Allí relata que a mitad del libro se encontró con la poesía de María Elena Cruz Varela, la que considera posee “una asombrosa habilidad para escribir, comparable solo con Dane Zajc, el más importante poeta esloveno del siglo XX”.

En julio 19 de 2009, en una polémica pública recogida por la revista Poetry Foundation, entre los poetas Michael James y John Oliver Simon, editores de las antologías de las universidades de Norton y de Harvard, menciona Oliver Simon la poesía latinoamericana de Pablo Neruda, Gabriela Mistral y Mariana Sansón, a lo que Michel James le pregunta: “¿Te has leído a María Elena Cruz Varela? ¿No crees que se debe incluir en ese grupo?”. A lo que responde Oliver Simon: “sí, tienes razón, porque no solo me he leído a María Elena Cruz Varela, una poetisa muy fuerte, de imágenes impresionantes, sino que también he publicado algunos de sus poemas, lo que me trajo problemas con los sujetos doctrinales”.

En una entrevista efectuada al Premio Nobel de Literatura Milan Kundera por el poeta africano Charl-Pierre Naude,  el 19 de enero de 2011, con motivo de la premier del libro Encounter, a la pregunta de qué aún permanecía del amor, de la verdadera noción del amor… Milán Kundera contestó que la mejor respuesta que él había encontrado a esa pregunta la halló en los versos de la poeta María Elena Cruz Varela.

Si el alemán Rainer María Rilke decía en su célebre poema que se “apagaría los ojos para ver”, entre los posibles infinitos a que tenemos opción los humanos está el de la palabra que puede ser luz y encantamiento. Y esto se ha hecho verdad en María Elena.

El escritor Thomas Fleming pronosticó hace años que Fidel Castro podría destruir a María Elena Cruz Varela, pero que sus poemas continuarían leyéndose por siempre y aun mucho después de que sus verdugos se desvanecieran de la memoria en las sombras de la historia.

Sobre el autor

Juan F. Benemelis

Juan F. Benemelis

Juan Benemelis (Manzanillo, 1942). Diplomático, historiador y ensayista. Ha publicado más de una veintena de libros centrados en diversas temáticas, que van de lo científico a lo histórico. Entre ellos, "Las guerras secretas de Fidel Castro", "Castro: subversión y terrorismo en África", "Paradigmas y fronteras. Al caos con la lógica", "De lo finito a lo infinito", "El Corán y el Profeta", "Islam y terrorismo" y "La memoria y el olvido". Reside en las afueras de Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami