Neo Club Press Miami FL

Maricel Hernández: Más que ‘caprisho’, voluntad

 Lo último
  • Una entrevista a Kelly Martínez-Grandal Kelly Martínez-Grandal (La Habana, 1980) residió en Venezuela entre 1993 y el 2014. Allí se graduó de Licenciada en Artes y Magister en Literatura Comparada, en la Universidad Central de...
  • Quién es Luis de la Paz Luis de la Paz: Un escritor, un lector, alguien que promueve en la medida de lo posible lo cultural. En esencia, un hombre que ha podido hacer casi todo lo...
  • Garage Habana, entrevista a Mario Camilli     Los extranjeros se enamoran de la Isla Cuba ha sido históricamente una atracción para los extranjeros, para artistas, escritores, celebridades, tal vez porque el encanto especial de la...
  • Pequeña entrevista al ‘joven cantautor’ Alcides Herrera Denis Fortún: Hola. Alcides Herrera: Ya nos saludamos afuera; de hecho, no dijimos “hola” sino que nos dimos un abrazo. ¿Tenemos que saludarnos en la grabación? DF: La grabadora es...
  • La biografía de Jerónimo Esteve-Abril, ya en Amazon   Ya desde 1959, alcanzado el poder en Cuba, el castrismo desató una violenta ofensiva contra los empresarios cubanos. A consecuencia de ello, en octubre de 1960 Jerónimo Esteve Abril...

Maricel Hernández: Más que ‘caprisho’, voluntad

Maricel Hernández

Maricel Hernández: Más que ‘caprisho’, voluntad
enero 10
19:31 2017

 

Maricel Hernández nace en Jaimanitas, La Habana, un año que no hace falta mencionar, y es graduada de periodismo en la Universidad de Miami, donde vive en la actualidad. Con experiencia en la promoción cultural, es además locutora de radio y ha realizado igualmente televisión. Premiada en numerosos eventos, entre ellos varias nominaciones al EMMY, recibió finalmente en el 2003 el preciado reconocimiento por la mejor serie promocional. Cuenta con Caprisho Productions Inc., una experimentada compañía de producción, mercadeo y publicidad, en la que ofrece una buena cantidad de servicios. Donde, al decir de la promoción de la página web, se convierten en realidades las ideas —yo diría sueños— de sus clientes.

A pesar de sus múltiples ocupaciones, Maricel tuvo la amabilidad de responderme esta entrevista, que agradezco sobre todo al saber que el tiempo apenas si le alcanza entre sus obligaciones de madre y de mujer profesional, apasionada por lo que hace: independiente.

Denis Fortún: Para aquellos que no te conocen, ¿quién es Maricel Hernández?

Maricel Hernández: Una mujer que desde que tiene uso de razón ha tenido que buscar y luchar por sus sueños. Nada me ha sido fácil, pero lo disfruto mucho más cuando lo logro.

DF: ¿Cuándo sales de Cuba y cuáles razones te obligaron a hacerlo?

MH: Salí un 15 de abril de 1987, el día más hermoso de mi vida. Cada año hago una reflexión sobre ese día en mis redes sociales. Nací y me crié en una familia que siempre me abrió los ojos y explicaba mi presente en aquel entonces. Mi niñez fue muy marcada. Fuimos señalados como gusanos, escorias, lumpens y un largo etcétera. Vi sufrir mucho a mi madre, demasiado. Fui expulsada del colegio por la simple razón de quererme ir. Cargué con el apodo de “repitente” por muchos años. Dejé de llamarme Maricel para ser la “gusana”, y por muchos, muchos años, viví limitada de todo: de hablar, caminar libremente, pasear, tener amigos. Vivía frente al mar, y recuerdo que todos los días hablaba con él, mirando al horizonte. Contando los años, horas, días para cruzarlo. No hay papel suficiente para escribir todo lo que viví y cuánto pase.

DF: ¿Cómo llegas al periodismo?

MH: Comencé a estudiar Administración de Negocios y al estar en mi segundo año me di cuenta que me faltaba algo. Matriculé en una clase de periodismo sólo para probar, y ahí me quedé. Estaba en lo mío. Amo la libertad de expresión en todos los sentidos. Y el periodismo me permite expulsar lo que me molesta.

DF: Acostumbras a publicar videos en las redes sociales, básicamente para sugerir temas, ofrecer consejos, decir lo que piensas sobre algún tópico en especifico… ¿Qué te inspira a la realización de estos cortos?

MH: Por muchos años trabajé en noticias, y quiero entrar en otra faceta. Me he dado cuenta que la gente está harta de maldad, de noticias negativas, de pesimismo. He estudiado mucho el mercado. Si pones una noticia fea, muy pocos te apoyan. Sin embargo, si haces un comentario positivo, o si se trata de algo cómico, o loco, se abarrotan los comentarios, lo que me sirvió de termómetro para saber que la gente necesita algo más. Hay escasez de felicidad, hay pobreza de temas entretenidos. Eso hay que alimentarlo.

DF: La radio y la televisión en Maricel, tu experiencia… ¿qué consideras de lo que se produce hoy en ambos medios, en el hispano específicamente?

MH: Tengo experiencia en ambos mundos. Frente a la cámara y el micrófono, y detrás de ellos. Son mundos maravillosos, adictivos y bellos, si se hacen con respeto y pasión. Los medios hoy día en Miami no son ni la cuarta parte de lo que eran años atrás. Predomina la mediocridad en todos los circuitos. Desde un ejecutivo, hasta el que apaga las luces. Eso hace un efecto dominó, y como consecuencia, el producto que ves, o escuchas al aire, es una basura. No hay presupuesto, no quieren invertir, y existe un reciclaje total entre la empleomanía. Los jefes cambian de una estación a otra, llevándose con ellos al grupo de sus secuaces. Los talentos son reclutados de una estación a otra. Hay miles de personas capaces, preparadas, educadas y con mucho talento, que no están activos. Simplemente porque no tienen padrino, porque no caen bien, y porque muchos de los ejecutivos actuales tiemblan y temen lucir como ineptos. Cuando los medios sean capaces de invertir en todos los aspectos; cuando se hagan castings para descubrir nuevos talentos; cuando se roten los talentos y no cansen al público con las mismas caras; cuando sepan distinguir entre una hoja de vida o biografía real, y no una maquillada, entonces tendremos una radio y una televisión digna del público exigente, e inteligente además, de Miami.

DF: Recién terminaron las elecciones en este país, y la gran prensa en general, sin importar formato, quedó un tanto “mal parada” por su perspectiva manifiesta, tomando partido por uno de los candidatos, y con la expresa intención de perjudicar al otro. ¿Qué opinas de esto?

MH: Mis maestros siempre me enseñaron que un periodista debe ser parcial y neutral. Nuestras opiniones sobran. Y aun no estando de acuerdo con muchas cosas, lo correcto es respetar la opinión y decisión de los demás. Es cierto que muchos periodistas trabajan y representan una empresa, pero la ética profesional no se debe poner en duda jamás.

DF: Para muchos, las redes sociales tienen una inmensa importancia, ya sea para sus proyectos o sus negocios, ya sea para hacer amigos, todo en medio de un universo cada vez más interconectado; otros, los menos debo reconocerlo, ven este fenómeno como algo invasivo, del que no confían plenamente, asumiendo que resulta hasta “ofensivo” y temen incluso por su privacidad. Coméntame a partir de tus experiencias, los beneficios que a ti en lo personal te reportan las redes, y lo negativo que supongas existe.

MH: Las redes sociales llegaron para cambiarlo todo. Desde la privacidad hasta la publicidad. Yo siempre las he tomado, y lo seguiré haciendo, como un medio de comunicación libre donde me puedo expandir, en el que puedo ampliar mi abanico de amigos, y donde puedo expresarme libremente sin un jefe o un contrato que me limite. Es peligroso, claro que lo es, porque la gente no tiene límites. La materia gris está escasa, las neuronas de vez en cuando se atrofian. Muchos las toman como un portal de citas amoroso, otros para chantajear. En mi caso, me han ayudado mucho a estar en contacto con gente que ha trabajado conmigo, y que por razones de la vida andamos por rumbos diferentes.

DF: Caprisho Productions —con s y no con ch—. ¿Por qué ese nombre que puede traducirse como voluntad, pretensión?

MH: La radio y la televisión me hicieron reír mucho, pero también derramar muchas lágrimas. El nombre de Caprisho se lo tengo que agradecer a un colega y amigo a quien siempre he respetado, el señor Eduardo Aguirre. A él justamente le comentaba, cada vez que me insultaba por cosas absurdas en la empresa, de mis ganas de abrir mi propia compañía y no tener que depender, o aguantarle malos tratos, a nadie. Conociendo mi carácter, me dijo una vez: —Ya lo tuyo, más que ganas, es un caprisho…— Me miró entonces y agregó: —Ese será el nombre de tu compañía, Caprisho. ¿Por qué con s? Bueno, ese crédito también es de mi amigo Jaime Almiral. El día que me estaba diseñando el logo y me dijo: —Tú eres diferente, única, con clase. Hagámoslo más fino—. Y ahí surgió Caprisho, producto de cosas que me han pasado, y de cómo soy.

DF: Además de promotora cultural y periodista, y de las innumerables obligaciones que mencionaba al inicio de este cuestionario, que presuponen el desarrollo de tu compañía y tu desempeño asimismo como madre —por sólo citar un ejemplo, correr con tus hijos para los entrenamientos de deporte—, escribes ficción y tienes lista para publicar una novela, entre otras aún inéditas. Háblame de este propósito tuyo.

MH: Saco el tiempo, cuando puedo, para aislarme del mundo real y sumergirme en una ficción creada en mi mente. Amo escribir. Siempre fue mi fuerte. He redactado mucho y editado algunas obras de otros, pero no me había atrevido a lanzar las mías. Tengo 12 novelas escritas. Una de ellas ya está lista, esperando sólo ultimar algunos detalles. Si Dios quiere, este año ya estará en el mercado. Escribo novelas románticas, me apasionan. Me adentré en ese mundo tras ver la carencia en esa rama. Las novelas dieron un giro rotundo, dejando atrás la niña sufrida y pobre, pasando a tener como protagonistas a la mujer valiente, rodeada de violencia. Y a pesar de los cambios de la vida, la independencia femenina, el romance siempre está ahí, latiendo en cada uno de nosotros. Intento recuperar ese romanticismo perdido. Soñar no cuesta nada.

DF: Cuba en Maricel. ¿Qué espacio ocupa?

MH: El lugar donde nací y pase los primeros años de mi vida.

DF: Volver a la Isla. ¿Queda la intención para un momento adecuado, o es ya un destino que se desdibuja y pierde espacio en tu vida?

MH: Por el momento no está contemplado, tampoco en mis planes futuros. Nunca digo nunca. Pero no lo creo. Respeto lo que hacen los demás. Tengo amigos que van y vienen, me cuentan, me ponen al día de las cosas. En mi caso personal, es más un no, que un sí.

DF: ¿Satisfecha con lo hecho hasta hoy?

MH: Satisfecha, pero no completamente. Siempre quiero más…

Maricel Hernández nace en La Habana, Cuba. Desde muy pequeña ya tenía bien resaltadas las inclinaciones hacia el arte, la literatura y las comunicaciones. Viajó a Miami en 1987, ciudad donde ha vivido desde entonces. En 1990 se graduó del Miami Dade Collage. En 1993 se certificó en la ya desaparecida academia de baile popular “Estrellas”. En 1994 toma un curso de modelo, actuación corporal y estilo en Miami Dade Collage. En 1995 se gradúa de locutora en la Academia S & C, donde sobresalió como la mejor alumna consiguiendo en ese mismo año inaugurarse en la radio. En el mismo año, 1995, se gradúa de periodismo en la Universidad de Miami. Culminada su carrera comienza a trabajar como locutora en la emisora radial La Gran Cadena 106.3FM y como reportera de entretenimiento en Miavision TV. En 1996 se abre la oportunidad en CMQ 1210AM y comienza como redactora, reportera y presentadora de noticias. A finales de 1996 y hasta 1998 se convierte en la primera reportera de tráfico de Miami para las emisoras Classica 92.3FM, Stereo Fiesta 106.3FM, y CMQ 1210AM. Durante ese tiempo, desde 1997 hasta 1999, colaboró como columnista en el periódico Acción y como redactora en los noticieros de Telemundo 51. A la misma vez, mientras redactaba para Telemundo y escribía para el semanario Acción, trabajaba para América TeVe, Canal 4 y para la revista Tropical como redactora y columnista. Desde 1999 hasta el año 2002 se destaca como productora, presentadora, reportera, y redactora en Radio Única 1210AM. Durante su permanencia en Radio Única fue nominada en 12 ocasiones para los March of Dimes Air Awards, Ganadora de tres de ellos como “Mejor Presentadora”, “Mejor comercial” y “Mejor Programa Comunitario”. Entre 1998 y el 2002 fue ganadora de cuatro premios Flamingo: dos como “Mejor voz radial femenina y dos como “Mejor presentadora de noticias”. En el año 2002 decide comenzar en WSCV Telemundo 51. Durante su estadía tomó varios cursos de Producción, llegando a convertirse en productora general de grandes proyectos, programas, shows y eventos. Se pueden mencionar “Enfoque Comunitario”, “Campañas promocionales ganadoras de un Emmy. Producción General del tele maratón de La Liga contra el Cáncer”, entre otros. Desde el 2005 hasta el 2009 produce el Tele Maratón de La Liga contra el Cáncer y Desde el 2005 hasta el 2015 conduce el programa radial “Guía Comunitaria” en la emisora 1210AM. En el 2005 y tras años cosechados en el medio de las comunicaciones como modelo, locutora, reportera, escritora, redactora, columnista, presentadora de noticias, productora general y especialista en medios, decide tomar el gran paso de independizarse y abrir su propia compañía de producción “Caprisho Productions”. Dicha compañía ha sido desde sus inicios colaboradora de grandes compañías y medios de comunicación. En el 2008 Caprisho Productions obtuvo su primera nominación a los premios Emmy y es ahora el medio más completo y experimentado donde Maricel puede desempeñar y demostrar todas sus habilidades y experiencias. Caprisho Productions, dirigida por Maricel Hernández, se especializa en Estrategias, Asesoría de medios, Producciones de Radio y Televisión, Comerciales, Eventos comunitarios, Prensa escrita, Promociones, entre otros. Su meta actual es lograr que Caprisho Productions traspase las barreras de la ignorancia logrando que se realicen programas de televisión, radio y producciones dignos de representar a Miami.

Sobre el autor

Denis Fortún

Denis Fortún

Denis Fortún (La Habana, 1963). Poeta y narrador. Artículos y crónicas de su autoría, con un toque humorístico sobre la cotidianeidad en Cuba y su exilio, aparecen con regularidad en bitácoras de otros autores, y en diversos ciberportales y revistas. Textos suyos han sido incluidos en antologías de narrativa y poesía en Cuba, México y Estados Unidos. En Miami, donde reside actualmente, edita el blog Fernandina de Jagua. Ha publicado el poemario “Zona desconocida”, “El libro de los Cocozapatos” (narrativa) y “Diles que no me devuelvan” (crónicas).

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Las buenas empresas privadas nos benefician: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami