Neo Club Press Miami FL

Marquina y la muerte de Fidel Castro

Marquina y la muerte de Fidel Castro

octubre 24
02:55 2012

0_doctor_marSeñores, el pobre doctor José Rafael Marquina ha cargado enteramente con el muerto de la muerte o el coma de Fidel Castro, y eso es injusto. Antes que él varios ilustres comunicadores, como Alberto Muller y Nelson Bocaranda, y hasta blogueros a tiempo parcial –como este humilde servidor–, habían asegurado que el octogenario estaba liquidado. Lo más suave que se dijo fue que no podía “caminar, conversar y respirar por sus propios medios”. Pero se han ensañado con el doctor sólo porque es doctor.

Hay un detalle del que casi nadie habla, y es que efectivamente Fidel Castro no ha aparecido en público, mucho menos por sí mismo. Es decir, no hay constancia de ello. Se han visto fotos, es cierto, varias personas dicen haberlo acompañado –todas del entorno genuflexo del castrochavismo–, pero aun suponiendo que las fotos y los testimonios fuesen auténticos, Fidel Castro no ha sido visto en público: No ha podido enfrentar las cámaras y dirigirse en directo a la teleaudiencia, con lo cual ni Muller, ni Bocaranda, ni Marquina, han podido ser desmentidos. Verdad que Bocaranda habló de 72 horas y este humilde servidor citó a su fuente, según la cual había habido “muerte encefálica”. Pero en términos generales el régimen no ha podido demostrar que Castro sea algo más que una medusa. Cabe subrayar, por añadidura, que quien sufre un derrame cerebral (no me refiero a una muerte cerebral, que es otra cosa) puede recuperar parcialmente sus actividades, aun cuando sólo sea para aparecer en una silla de ruedas o ser colocado frente a una mata de moringa.  

Para cerrar, un detalle interesante que nos regala Bocaranda en su sitio: Antonio Martínez, el director del Hotel Nacional de Cuba que se tomó la foto con el supuesto Fidel Castro en el van del cual éste nunca pudo salir (por lo menos según lo que nos dejaron ver), fue miembro de su escolta por muchos años. Esto es, se trata de alguien capaz de guardar secretos crepusculares en el interior de un van. Secretos como que en el interior del van no estaba Fidel Castro, o estaba pero ya no sabía que estaba, con su cerebro muerto a cuestas. Martínez recostado a un vegetal.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Inspira America rinde homenaje a Antunez. ‘El Espejo’ en el Museo de la Diáspora Cubana:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Baja estatura

Jorge Olivera Castillo

                  Caer de bruces es un desastre. De espaldas una vergüenza que duele tanto como el golpe. Todo eso se sabe porque

0 comentario Leer más
  Ángel Cuadra

Autoanálisis

Ángel Cuadra

                  Al final va llegándome el sosiego de resignarme a lo que solo he sido; aceptar que morí en lo no vivido

0 comentario Leer más
  Orlando Fondevila

Oración a la rosa

Orlando Fondevila

                  No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami