Neo Club Press Miami FL

Matthew o al combate corred, miamenses

 Lo último
  • Gondwana, el otro continente negro 200 millones de años atrás un continente entero se hundió bajo las aguas del Océano Índico, mientras África, la India, Australia y la Antártida tomaban distancia. Los científicos lo han...
  • Obama contra el Sol   El presidente estadounidense Barack Obama ha emitido una orden ejecutiva que instruye a secretarías y agencias gubernamentales a que establezcan en 120 días un plan con que enfrentar “un...
  • Matthew o al combate corred, miamenses   Entre las divertidas ocurrencias que se ven en Miami ante la cercanía de un ciclón, todavía se recuerda la de un reportero de Univisión que intentaba describir desde la...

Matthew o al combate corred, miamenses

Matthew o al combate corred, miamenses
octubre 08
09:37 2016

 

Entre las divertidas ocurrencias que se ven en Miami ante la cercanía de un ciclón, todavía se recuerda la de un reportero de Univisión que intentaba describir desde la orilla de la costa los efectos del viento, pero lo hacía cubriéndose ridículamente con una sombrilla, con lo cual desmentía a ojos vista sus palabras.

Es sólo una anécdota entre un montón, pues, para divertirse con la televisión hispana de Miami, nada es más propicio que la cercanía de un huracán como Matthew. En ningún otro caso se parece tanto esta televisión a la de Cuba. Tan pronto el enemigo asoma la cabeza, se lanzan al combate los heroicos reporteros y airean sus discursos los políticos, armados con sus correspondientes capas (y sombrillas) y dispuestos a enfrentar las adversidades climatológicas para salvar al pueblo.

Pero esta no es la única pintoresca coincidencia entre las dos orillas siempre que hay alerta de huracán en el ambiente. Sospecho que la ansiedad y el inocultable entusiasmo que exhiben los cubanos de Miami, precipitándose a los mercados en actitud de acaparadores de víveres ante el primer parte ciclónico, no es –como se ha dicho con cierta mala leche– fruto de maniobras comercializadoras y de malformaciones consumistas que son propias del capitalismo.

Desde luego que donde se les dan las toman los dueños de supermercados y otros comercios. Pero se me hace que entre la gallina y el huevo, los primeros que han puesto el huevo en este caso son nuestros paisanos, que han venido malformados de la Isla, no como consumistas, sino como racionados congénitos. Así que el temor (casi siempre más virtual que real) de pasarse un día o dos sin electricidad o sin agua corriente o sin gasolina, les dispara los detonantes de un trauma que yace agazapado en su inconsciente, y cuya exteriorización asumen, más que como una tragedia, como una fiesta, sabiéndose en definitiva a buen resguardo.

Ya se ha dicho que el fidelismo nos ha penetrado a todos, de una u otra manera, y en la mayoría de los casos más de lo que estaríamos dispuestos a reconocer. Pero es que cada vez que este asunto sale a colación, deja nuevas suposiciones en el aire. ¿Será que hasta los políticos de Miami han resuelto adoptar el modelo cubano de la defensa civil para casos de catástrofes naturales, que no es sino una forma cínica y aun grotesca de populismo barato?

Claro que los políticos, al igual que los comerciantes, donde se las dan las toman. Y no sería raro que no se sientan atraídos por el modelo militarista -y no en menor sentido fascista- que asumió desde siempre la dictadura cubana para evitar que la gente muera durante un ciclón, al mismo tiempo que disponía su muerte en vida, por hambre y desesperanza, o en las cárceles, o en guerras de tres continentes.

Y conste que al parecer ese esperpento de modelo militarista para “salvar” vidas sigue alineando aún hoy entre las “conquistas” del fidelismo. De hecho, luego del reciente paso de otro ciclón, la ONU ha vuelto a elogiar al generalato de Raúl Castro –violadores de todos los derechos humanos–, ratificando su “admiración por las medidas de preparación aplicadas por el país ante el paso del huracán Matthew, las cuales permitieron evitar la pérdida de vidas humanas y disminuir los daños materiales”. Nada, que es mejor caer en gracia que ser gracioso.

Sobre el autor

José Hugo Fernández

José Hugo Fernández

José Hugo Fernández (La Habana, 1954) es escritor y periodista. Durante la década de los años 80, trabajó como periodista para diversas publicaciones en La Habana, y como guionista de radio y televisión. A partir de 1992, se desvinculó completamente de los medios oficiales y renunció a toda actividad pública en Cuba. Tiene 16 libros publicados. Actualmente reside en la ciudad de Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

El comentario de Carlos Alberto Montaner. Por qué fracasará la Constituyente de Maduro:

Simposio Cuba 1902-1958: Una gran república:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Waldo Díaz-Balart

La mente consciente: el misterio como creación

Waldo Díaz-Balart

Que te baste saber que todo es un misterio: La creación y el destino del Universo y tú. Sonríe, pues, ante ellos. No sabrás nada más cuando hayas franqueado las

0 comentario Leer más
  Alexis Rosendo Fernández

Ojo de gacela trunca

Alexis Rosendo Fernández

                    Ojo de gacela trunca: En mi ausencia –celoso león, rondo las alas que presagian el inevitable otoño: –Sin duda, abordemos

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Esas cosas pequeñas, pequeñitas

Nilo Julián González

                    1 Esas cosas pequeñas pequeñitas que van nombrando a cada lado de la vida el temblor y el palpitar de

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami