Neo Club Press Miami FL

Maximalismo vs diversidad

 Lo último
  • Mi candidata para presidenta Ya que los grandes científicos son artistas supremos (según dijo uno de ellos, Martin Henry Fischer), el último grito del arte de hacer ciencia en estos días podría ser una...
  • Maximalismo vs diversidad   Por desgracia, el ser humano tiene una tendencia manida –y suicida– a ir a los extremos. El maximalismo es lo que en el fondo mueve a las masas nacionalpopulistas...
  • Cómo pasar del subdesarrollo al desarrollo   La corrupción no nace en la política, como asegura el lugar común repetido incansablemente en las redes sociales y otras tribunas y foros. Culpar una y otra vez a...
  • De la inmortalidad y el cerebro   Existe una incongruencia básica entre nuestro tiempo fisiológico, o edad, y nuestro tiempo dimensional físico, como demuestra la teoría de la relatividad. A edades diferentes de la vida, existen...
  • El biocentrismo: Más allá de la muerte   Según el Biocentrismo, basado en la teoría del doctor Robert Lanza, la vida y la muerte tal como las conocemos son una ilusión creada por la mente. Nada de...

Maximalismo vs diversidad

Maximalismo vs diversidad
Mayo 08
22:49 2017

 

Por desgracia, el ser humano tiene una tendencia manida –y suicida– a ir a los extremos. El maximalismo es lo que en el fondo mueve a las masas nacionalpopulistas parcialmente de moda incluso en naciones civilizadas, sean de izquierda o derecha, cuyo objetivo supuestamente sería –en el escenario idealista que predican o persiguen– una sociedad pura y segura, socioculturalmente “desinfectada”. Una sociedad indignada ante la diversidad.

Y ahí radica la contradicción, porque el maximalismo es siempre una tendencia humana pero también inevitablemente un bumerán político: termina rebotando contra la riqueza de matices que caracteriza al sapiens en evolución –a la civilización– para regresar golpeando al maximalista incauto. Porque eso de que los extremos se tocan no es solo una verdad de Perogrullo, constituye además una expresión del miedo a la diferencia que caracteriza al cavernícola tribal, al animal que aúlla contra lo desconocido, contra la noche llena de interrogantes y misterios.

El maximalista protesta contra la estresante complejidad del mundo y busca soluciones fáciles (el problema siempre es exterior y ello lo libra de responsabilizarse): el maximalista necesita eliminar aquello que no comprende o no aprecia. Así, tajantemente, se trata de desaparecer la noche. Su aullido de protesta se extiende permanentemente contra la noche para al final dejarlo ronco, ininteligible, sin voz ni voto.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Venezuela y la OEA. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Nicanor Parra

No creo en la vía pacífica

Nicanor Parra

                    No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Sangra tu mirada bajo el caballo

Rafael Vilches

a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami