Neo Club Press Miami FL

Messi despide a Luis Enrique

Messi despide a Luis Enrique

Messi despide a Luis Enrique
enero 06
20:25 2015

Leo Messi acabe de despedir a Luis Enrique, su supuesto entrenador. Pero todo esto no es más que una farsa, a fin de cuentas, pues ya sabemos, desde hace por lo menos cinco años, que el presidente del Barcelona, el verdadero, no es otro que Messi. La Pulga. La pulga que se le mete en las orejas a los sordos de cañón de la directiva azulgrana y se mea en ellas, en las orejas de los sordos que no acaban de entender que un presidente es un presidente hasta tanto se demuestre lo contrario: que es solo un jugador. Aunque haya sido el mejor del mundo hasta hace poco.

Josep Maria Bartomeu no puede hacer nada. No es el presidente. Luis Enrique no puede hacer nada. No es el entrenador. Y su despido no es un simple juego de palabras para aportar un título locuaz a esta nota. Sencillamente o se va él o se va Messi. ¿Y quién quiere que Messi se vaya salvo algunos directivos del Barcelona, que como ya sabemos no son directivos? El directivo, el entrenador, el presidente, fue y es Messi.

Así que nada de Chelsea, de la supuesta marcha de Leo Messi al equipo londinense. Todo es una cortina de humo para ambientar convenientemente el inminente despido de Luis Enrique, el entrenador que nunca fue. Sus días, sus horas, están contados. Y aunque Messi es el entrenador de sí mismo desde hace mucho tiempo, incluso desde la etapa grandiosa de Guardiola, no hay que dudar que sea nombrado oficialmente entrenador de todos los jugadores azulgranas en un futuro cercano, sin dejar de jugar él mismo. Situación inédita pero lógica. Al César lo es del César.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Carlos Scholkow

Carlos Scholkow

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más