Neo Club Press Miami FL

Mientras Estados Unidos duerme: El insomnio de Putin

Mientras Estados Unidos duerme: El insomnio de Putin

Mientras Estados Unidos duerme: El insomnio de Putin
enero 30
17:43 2015

Mientras Estados Unidos duerme bajo el incierto liderazgo de Barack Obama, ¿qué ha hecho y continúa haciendo Vladimir Putin?

1) moderniza sus fuerzas nucleares de ICBMs con nuevas cabezas de entrada múltiple y mayor alcance

2) moderniza sus submarinos atómicos haciéndolos más silenciosos y más difíciles de detectar y destruir

3) desarrolla nuevas armas Cruise de alcance intermedio

4) expande sus fuerzas especiales y las dota de nuevo armamento

5) usa la excusa hitleriana de la necesidad de proteger a la etnia rusa en los países vecinos, pero lo hace siguiendo métodos no convencionales para sacar de paso a Occidente

putin_pescadorPutin ha expandido y modernizado sus fuerzas nucleares para poder estar en una posición de fuerza que le permita amedrentar, “para que nadie subestime a Rusia y su poderío nuclear” y para recordarle a los Estados Unidos que “Rusia es el único país que puede obliterarlo en cuestión de horas”.

Primero el guapo del barrio se apertrecha hasta los dientes y después comienza la letanía de amenazas abiertas o solapadas, pero siempre dejando claro a las víctimas potenciales que, si no aceptan sus condiciones, correrá la sangre.

Una escalada militar en Ucrania podría desembocar en un conflicto directo de la OTAN con Rusia, y tanto Kissinger como Gorbachov han llamado la atención sobre ese peligro. La salida más popular en Occidente, a ambos lados del Atlántico, es seguir ofreciendo concesiones, dándole a Putin la posibilidad de salvar su honor, evadiendo que se sienta arrinconado, etc. Sin embargo, ¿no fue este el mismo argumento de Chamberlain para evitar otra guerra con la Alemania de Hitler? ¿Recuerdan cuando Hitler prometió, después de estampar su firma en el documento del Pacto de Múnich, que la anexión de los territorios checoslovacos representaba el fin de las aspiraciones territoriales alemanas en Europa? ¿Recuerdan cuando Putin invadió a Georgia y muchos creyeron que haciendo concesiones territoriales terminaría su ambición de rehacer el imperio soviético? ¿Qué garantías tendremos de que sus ambiciones territoriales no van más allá de un corredor hacia Crimea?

Ninguna. El appeasement no funciona, y no esperemos que nos dé mañana lo que no nos dio ayer. Es cierto que una escalada del conflicto pudiese terminar en una guerra atómica, y no queremos morir achicharrados bajo un hongo nuclear, pero, ¿no vale la pena seguir defendiendo el concepto de la inviolabilidad de las fronteras aunque nos cueste la muerte? ¿No es mejor oponerse a Putin en Ucrania hoy que mañana en Polonia o los países bálticos? ¿O es que vamos a renunciar a un mundo donde las naciones puedan escoger libremente sus alianzas?

Estoy convencido de que la única manera de parar a Putin, de “partirle el pescuezo” como pedía ayer un político polaco, es ofreciéndole a Ucrania ayuda en equipamiento militar defensivo, sobre todo armas antitanque, artillería, morteros, munición, helicópteros y entrenamiento.

El costo de la agresión tiene que subir hasta que quede bien claro que la intimidación y el chantaje nuclear no producen dividendos, como ocurrió en Afganistán después de la invasión soviética. Pero para que eso ocurra hace falta un Occidente con liderazgo, una figura a la altura de Winston Churchill, un político con visión estratégica y con carácter, dispuesto a ejecutar una política exterior cuya columna central sea la oposición a cualquier intento de querer cambiar las reglas del sistema internacional por medio de la fuerza.

No hacerlo podría llevarnos más de prisa hacia el conflicto que tratamos de evitar.

Sobre el autor

Roberto Manuel Lozano

Roberto Manuel Lozano

Roberto Lozano (La Habana, 1959). Analista, ensayista, licenciado en Economía por la Universidad de La Habana en 1981. Tiene una Maestría en Relaciones Económicas Internacionales (Universidad de La Habana, 1985), una Maestría en Relaciones Internacionales (Universidad de Miami, 1989) y una Maestría en Economía (Universidad de Miami, 1998). Es autor de decenas de artículos publicados en revistas especializadas, periódicos y blogs en Internet, y como capítulos en libros académicos, sobre la realidad socioeconómica cubana y las relaciones con la extinta Unión Soviética. Fue investigador asociado en INFO-SOUTH, en la Universidad de Miami, entre los años 1989 y 1995. Actualmente reside en Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más
  Luis de la Paz

Lilliam Moro, de la mano de un ángel

Luis de la Paz

Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba