Neo Club Press Miami FL

Mitos del calentamiento global (III)

Mitos del calentamiento global (III)

Mitos del calentamiento global (III)
junio 08
16:42 2017

La mayor autoridad en la esfera climática, John Coleman, cofundador del Weather Channel, sorprendió a los académicos al insistir en que la teoría del cambio climático provocada por el hombre ya no era científicamente creíble; en cambio, afirmó que “hay poca evidencia” para el aumento de las temperaturas globales, apuntando como causa un “fenómeno natural” dentro de un ecosistema en desarrollo.

Al Gore predijo que el hielo del Ártico se derretiría totalmente para el año 2013, debido al calentamiento global. Pero no ha ocurrido calentamiento desde 1997. Si bien se desintegra la placa de hielo en sus bordes, en el centro aumenta más rápidamente, un 50% desde 2012. Hace pocas décadas había menos hielo que hoy. Según los registros, la cobertura de hielo marino se ha expandido, alcanzando el sexto registro más bajo en toda la historia.

Se disponen de cuatro décadas de datos obtenidos por satélites sobre la temperatura del planeta, y ellos arrojan que la temperatura del hemisferio sur ha sido plana, con un ligero aumento en el hemisferio norte; observando el pico del Niño en 1998. El satélite Cryosat demostró que el hielo marino en el Ártico creció a 9,000 kilómetros cúbicos en este año, comparado a los 6,000 kilómetros cúbicos anteriores.

Globalmente, hemos tenido 17 años de disminución de temperatura desde el pico de 1998, con una tasa de declive de 0.06 grados por año. Ese registro satelital está corroborado por el registro de la extensión del hielo marino antártico y ártico durante el mismo período, que ha aumentado la placa helada en 1 millón de kilómetros cuadrados.

En este siglo los glaciares están creciendo, como se ve en los Andes, Perito Moreno, Logan, la montaña más alta de Canadá, y con Franz-Josef Glacier, Nueva Zelanda. Groenlandia se está enfriando; era 2-3° C más caliente hace 6000-4000 años que hoy, y a pesar de los miles de años de calor continuo, el dramático colapso del hielo nunca ocurrió.

Asimismo, la predicción de que los osos polares estaban en vías de extinción ha resultado lo contrario, pues estos han aumentado en número. También las olas de calor han disminuido y no hay un incremento en el número o la fuerza de las tormentas, que también han decrecido.

En un mundo en calentamiento se espera una mayor evaporación oceánica provocando más vapor de agua en la atmósfera y más nubosidad. Tal cosa aumentaría las temperaturas de la superficie, pero las nubes bloquearían el Sol, manteniendo parte de su energía en la superficie de la Tierra, calentándose. Pero ese escenario ocurre sólo con nubes bajas; los cirros altos refractan poco y aumentan el calentamiento.

Cuanto más CO2 hay en la atmósfera, menos insolación se necesita para desencadenar la Edad de Hielo. Por eso, contrario a los defensores del calentamiento, más agua en la atmósfera no conduce a más nubosidad; para ello se necesitaría más H2O para saturarse. Tanto los modelos de computadora como las observaciones de las nubes son muy irregulares para emitir pronósticos.

Las edades de hielo suceden en ciclos naturales fijos como un reloj cada 11,500 años; y la última era de hielo terminó exactamente hace 11,500 años. Hace sólo unos siglos, el planeta experimentó una edad de hielo moderada, la Pequeña Edad de Hielo que coincidió con un período de baja actividad solar denominado Maunder Mínimum (del astrónomo Edward Maunder).

La transición de un período caliente (Máxima Grande), calentamiento del siglo 20, a una Maunder Minimum es un proceso caótico y difícil de predecir. Los periodos cálidos, llamados interglaciales, suelen durar alrededor de 10, 000 años. El nuestro actual comenzó hace 11, 000 años, y ya estamos al borde del final de nuestro interglacial.

El CERN de Ginebra señala que la actual calma en la actividad solar, similar al Maunder Minimum, fue responsable de la Pequeña Edad de Hielo que duró 70 años.

La actividad solar se correlaciona con la temperatura; desde 1990, el Sol ha estado en la fase de declive de la variación cuasi-bicentenario de la irradiancia solar total (TSI). La irradiación solar absorbida por la Tierra desde 1990 no ha sido compensada por la radiación de onda larga en el espacio debido a la inercia térmica de los océanos. Como resultado, la Tierra tiene un balance energético anual negativo y una condición térmica adversa a largo plazo.

Se pronostica el inicio de un gran mínimo solar. Se anticipa en el ciclo solar 27±1 en 2043±11 y el comienzo del enfriamiento profundo en 2060±11. El debilitamiento de la Corriente del Golfo conduce a un enfriamiento en Europa occidental y las partes orientales de los Estados Unidos y Canadá.

El estudio que utiliza núcleos de hielo ha presentado una nueva reconstrucción de la actividad solar, en la escala de tiempo del milenio, sobre la base de una descripción de los procesos físicos relacionados. El mismo ha arrojado que el actual alto nivel de actividad de las manchas solares es sin precedentes en la escala de tiempo del milenio.

Las muestras de hielo de los polos lo demuestran, y la reconstrucción de temperatura resultante. Así, la temperatura media mundial no ha aumentado en 17 años y ha disminuido durante los últimos 13 años. La actividad solar ha ido cayendo constantemente desde mediados de la década de 1940, un cambio que en el pasado desencadenó una mini glaciación de 300 años de duración.

Los ciclos solares normales son de 11 años, pero el actual es de 17 años, inusualmente largo, y según los datos históricos meteorológicos de USA, una disminución de 2,1 ° C produce una abrupta caída de 4,9 ° C en las latitudes templadas. El Profesor Cliff Ollier, de la Escuela de Tierra de la Universidad de Western Australia, ha descrito al Sol como el principal controlador del clima, pero no a través del efecto invernadero, sino de la correlación manchas solares-clima. De ahí que estos ciclos solares proporcionan la base para la predicción, y el actual que ha comenzado conduce a un enfriamiento.

Los cambios en la tasa de rotación ecuatorial del Sol están sincronizados con los cambios en el movimiento orbital del Sol sobre el baricentro; el período medio del flujo meridional del Sol se establece mediante una resonancia sinódica entre el período de flujo (~ 22,3 años) -yr para el movimiento orbital solar, y el período sinódico de 19.86 años de Júpiter y Saturno.

La misión conjunta de la NASA y la Agencia Espacial Europea con su satélite Ulises para estudiar el ambiente espacial por encima y por debajo de los polos del sol, revela que el viento solar ha descendido en los últimos 50 años, lo que afecta a todo el Sistema Solar.

Así, el nivel de actividad en el Sol disminuye significativamente y permanecerá bajo durante unos 20-30 años. En cada ocasión que el Sol ha hecho esto en el pasado, la temperatura media del planeta ha descendido por ~ 1 – 2. Ello está corroborado por el Observatorio Solar y Heliosférico (SOHO) en una colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA que investiga cada aspecto del Sol.

  Artículo relacionado: Mitos del calentamiento global (primera parte)

Hay que mencionar la desaceleración de la Corriente del Golfo, el efecto de la fusión endotérmica de hielo polar endotérmica y la reducción en la actividad solar después de 70 años de actividad extrema no vista hace 8000 años. La estratosfera se está enfriando y el hielo está creciendo en el Polo Sur. El clima se está volviendo inestable y la mayoría de estos procesos naturales principales son interdependientes y ocurren al final de cada período interglacial.

Un creciente número de científicos ha pronosticado el enfriamiento global. Según el Observatorio Pulkovo de Rusia se avecina un período de enfriamiento que durará 200-250 años. El científico solar danés Svensmark declara que el calentamiento global ha cesado y que comienza un enfriamiento. El astro-físico solar ruso, y supervisor de la Estación Espacial Inaternacional, Habibullo Abdussamatov, predice otra Pequeña Edad de Hielo dentro de los próximos 30 años. El meteorólogo Joe Bastardi ha preguntado si la administración Obama estuvo al tanto del comportamiento de las temperaturas globales.

  Artículo relacionado: Mitos del calentamiento global (segunda parte)

El científico del clima, Prof. Anastasios Tsonis, Universidad de Wisconsin, considera 15 años más de nivelación o enfriamiento. El prominente geólogo, y profesor emérito de geología en la Universidad de Western Washington, el Dr. Don Easterbrook ha advertodp que el enfriamiento global será de 30 años o más, y ha expresado que ponía su “reputación en la línea” al predecir el enfriamiento global.

La Sociedad Astronómica Australiana advierte del enfriamiento global ya que la actividad solar ha disminuido significativamente. El geofísico Philip Chapman, ex astronauta-científico de la NASA y ex presidente de la Sociedad Espacial Nacional, planteó que era hora de dejar de lado el dogma del calentamiento global para comenzar la planificación de contingencia sobre qué hacer si nos enfrentamos a otra era de Hielo. En ese caso, sostiene el astrofísico noruego Dr. Pal Brekke, la temperatura se estabilizaba o cae realmente en el transcurso de un período de 50 años. Hemos tenido 27 cambios climáticos en los últimos 400 años: cálido, frío, caliente, frío, y ellos no tienen nada que ver con el CO2.

El promedio de los cuatro métodos principales de medición de la temperatura desde 2002 arroja una tendencia al frío (excepto una breve interrupción de El Niño) y un récord de enfriamiento durante el invierno. Este enfriamiento se ajusta exactamente al patrón de sincronización de los ciclos de calor/frío durante los últimos 400 años.

El calentamiento de 1915 a 1940 fue igual al de 1975 a 1998 tanto en alcance como en la duración, y ocurrió demasiado temprano como para ser provocado por el CO2 emitido por humanos. El enfriamiento de 1940 a 1975 desafió la teoría del invernadero, ocurrida durante la primera ola de emisiones del CO2, y el clima se ha negado obstinadamente a calentar desde 1998, a pesar de las emisiones de CO2.

El dióxido de carbono (CO2) artificial es insignificante en comparación con la cantidad de CO2 que la Madre Naturaleza hace y dispone de cada día o siglo. Entonces, ¿por qué esperamos que el cambio climático hoy esté relacionado con el CO2?

Las decisiones políticas sobre el clima no se basan en predicciones científicas, sino en proyecciones basadas en modelos informáticos. Sin embargo, los políticos y sus burócratas ignoran estos cambios climáticos, y sólo abrazan el calentamiento global invirtiendo billones de dólares en energía renovable.

La misión del modelo computacional de calentamiento de la ONU (el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, el IPCC) nunca fue estudiar el clima, sino apoyar la proposición de que el CO2 antropogénico era el principal motor del clima y que el aumento de las emisiones produciría un calentamiento con consecuencias catastróficas.

Los modelos para predecir el aumento del calentamiento global introducen artificialmente una cantidad exagerada de vapor de agua en la atmósfera y por supuesto obtienen en la troposfera superior la temperatura de 0,7° C más caliente duplicando el CO2. Este modelo, en el cual se basan los políticos y los defensores del calentamiento, utiliza datos forzados, como el vapor de agua, pero no acepta la responsabilidad de sus proyecciones.  Además, presenta resultados en escenarios que no incluyen ¡la actividad solar!

La NASA ha anunciado que la Oscilación Decadal del Pacífico (PDO) había cambiado de su modo cálido a su modo fresco, lo que asegura un enfriamiento global para los próximos 25-30 años y significa que el calentamiento global de los últimos 30 años ha terminado, implicando que los modelos climáticos del IPCC estaban equivocados en su predicción de las temperaturas globales. El modelo de calentamiento del IPCC determinó que la temperatura de la Tierra aumentó en aproximadamente 0,7° C desde 1901; período de tiempo que coincide con un mayor nivel de actividad solar.

Nuestro planeta se halla en uno de esos períodos cálidos pasajeros que comenzó en el siglo XVII, cuando no había influencia industrial sobre el clima ni efecto invernadero. El calentamiento actual es un proceso natural totalmente independiente de los gases de invernadero. El dióxido de carbono no es el culpable del cambio climático global pues la actividad solar es muchas veces más poderosa que la energía producida por toda la humanidad. La influencia del humano sobre la naturaleza es una gota en el océano.

El ciclo nominal 100-Ky cycle para la glaciación y las fases interglaciales demuestra que hemos llegado al final del ciclo interglacial típico debido a un repentino enfriamiento del cambio climático, con gran probabilidad del inminente enfriamiento global y el comienzo de la próxima era glacial.

La próxima era de hielo será peor que la anterior y más perjudicial que cualquier calentamiento pues la población ha crecido y dependemos de las áreas agrícolas templadas, especialmente en USA y Canadá. El calentamiento global aumenta la producción agrícola, pero el enfriamiento global la disminuye.

Del libro inédito Mitos del calentamiento global

Sobre el autor

Juan F. Benemelis

Juan F. Benemelis

Juan Benemelis (Manzanillo, 1942). Diplomático, historiador y ensayista. Ha publicado más de una veintena de libros centrados en diversas temáticas, que van de lo científico a lo histórico. Entre ellos, "Las guerras secretas de Fidel Castro", "Castro: subversión y terrorismo en África", "Paradigmas y fronteras. Al caos con la lógica", "De lo finito a lo infinito", "El Corán y el Profeta", "Islam y terrorismo" y "La memoria y el olvido". Reside en las afueras de Miami.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Alejandro
    Alejandro junio 09, 14:50

    La mitad de lo que dices es falso. Lo de que que no ha habido calentamiento en los últimos 20 años ez de traca. Mira los datos de la NOAA o la NASA. No seas vago.

    Reply to this comment
  2. Alejandro
    Alejandro junio 09, 15:28

    Qué manera de manipular datos. Mírate los datos de volumen de hielo Ártico del DMI. Mezclas datos a corto plazo con datos a largo. Qué vergüenza de artículo.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Las buenas empresas privadas nos benefician: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami