Neo Club Press Miami FL

Muere Fidel Castro: La celebración

Muere Fidel Castro: La celebración

Muere Fidel Castro: La celebración
enero 08
00:29 2015

Vamos a celebrar la muerte de Fidel Castro por todo lo alto, en Cuba y sobre todo fuera de ella, donde la prohibición no alcanza. Una borrachera, un éxtasis instantáneamente comparable, en tanto culminación y respuesta, al más de medio siglo que la nación –lo que queda de ella si es que alguna vez hubo suficiente— ha permanecido dividida, engañada, chantajeada, diezmada, secuestrada.

Pero que la celebración no reverdezca falsos optimismos. Incluso cuando los cubanos logremos deshacernos del castrismo en el poder, o del castrismo a secas, tendremos una refundación cultural pendiente. Sin ella, como nos enseñara más de medio siglo de República (1902-1959), va a ser imposible establecer y preservar una democracia cívica, estructuralmente desarrollada. Va a ser, si es que es, un reto descomunal.

No obstante, se impone celebrar. Qué importa si algunos en Europa, o Latinoamérica, o la Conchinchina –incluso en Miami–, no entienden o lo consideran de mal gusto. Somos los que hemos sufrido al miserable. Los que durante décadas padecimos la separación familiar, el destierro, la ignominia, la prisión de los amigos, el desprecio de los cómplices. Los que sobrellevamos por generaciones la hipocresía, la estupidez, el miedo, el instinto de conservación gregario y contraproducente que atrasa e invalida. Los que hemos visto desfilar, por miles, los muertos del comandante.

Ya era hora. Ha sido el sueño una y otra vez interrumpido de millones de cubanos. Brindemos hasta el amanecer, tal vez todo un fin de semana, por el principio del fin de la revolución de la inmundicia.

El miserable se fue como vivió: entre heces. Al menos en lo que a él toca, la providencia ha hecho justicia.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más
  Luis de la Paz

Lilliam Moro, de la mano de un ángel

Luis de la Paz

Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba