Neo Club Press Miami FL

Muerte a Alan Gross

Muerte a Alan Gross

Muerte a Alan Gross
abril 08
17:39 2014

Muerte a Alan Gross. Parece ser la consigna del régimen de Raúl Castro, quien en lugar de condecorar a este contratista estadounidense por acercar el futuro a los cubanos, es decir, por facilitarles la conexión a Internet, lo ha condenado a varios años de cárcel.

Gross, de 65 años, fue condenado a 15 años de prisión en marzo de 2011 tras llevar a la Isla equipos y celulares con el objetivo de fomentar el acceso a la información, sobre todo entre la comunidad judía a la que pertenece. Ahora el contratista se ha declarado en huelga de hambre.

“Comencé un ayuno el 3 de abril en protesta por el tratamiento al que soy sometido por los gobiernos de Cuba y Estados Unidos”, escribió Gross en carta divulgada por su abogado. “Estoy en huelga de hambre para oponerme a las mentiras, engaños y la inacción de ambos gobiernos, no solo en cuanto a la responsabilidad compartida de mi detención arbitraria, sino también por la falta de un esfuerzo razonable o válido para resolver este vergonzoso calvario”.

Si como ha dicho el excongresista Lincoln Díaz-Balart, ciertas decisiones puntuales, importantes, las sigue tomando Fidel Castro en el gobierno de su hermano, entonces Alan Gross estaría en manos del moribundo. De un moribundo del que solo se puede esperar hambre o muerte, socialismo o muerte, esclavitud o muerte.

Cabe recordar que, aunque la justicia estadounidense permitió a uno de los cinco espías castristas de la Red Avispa, René González, viajar a Cuba en 2012, por las mismas fechas Castro se negó a conceder un permiso a Gross para que viajara a Texas a ver a su madre de 90 años de edad que padecía cáncer de pulmón. Un extremo de crueldad que revela hasta qué punto son capaces de llegar los opresores de Cuba.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Torcuata Benavides
    Torcuata Benavides abril 09, 20:08

    No hay buenas intenciones ni sentimientos. Lo primero es hacer el bien en cualquier aspecto de la vida, es ser un humanista.

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más