Neo Club Press Miami FL

Mundial desata holandofobia en la comunidad hispana de Estados Unidos

Mundial desata holandofobia en la comunidad hispana de Estados Unidos

Mundial desata holandofobia en la comunidad hispana de Estados Unidos
julio 05
21:27 2014

El bajo, pequeño e insignificante país ya está en las semifinales del Mundial de Brasil. Lo curioso es que tan pocos latinoamericanos, generalmente adictos a la onda (que no la honda) del David frente al Goliat (Alemania, Brasil y Argentina son, por número de habitantes y extensión territorial, los Goliat de esta historia), apoyen a Holanda.

De hecho, la discriminación a Holanda se palpa en la atmósfera hispana en Estados Unidos, particularmente agresiva contra el delantero Arjen Robben, al que los mexicanos, mayoría hispanohablante en USA, han apodado “el clavadista” tras una jugada polémica en el área.

Pero resulta que el clavadista es un profesional como un pino y los tiene sudando, cuando menos, frío.

“Me siento acosado por ser ciudadano holandés y en mi propia casa, ya mi hija habla de reunir unas firmas para mandarme de ida sin regreso, pero no hago pacto. ¡Firme, que todavía falta lo mejor del mundial!!”, declaró en Facebook el escritor de origen cubano Juan Carlos Recio, residente en Nueva York.

“Lamento decir que antes del queso holandés ya había comido queso ruso, polaco, todos los del Caribe y hasta uno de un cruce de una burra con un caballo, de un guajiro de Isla de Pinos, que era fenomenal. Todo el mundo lo confundía con queso suizo y, claro, el guajiro jamás daba por hecho tal cruce, siempre hablaba de una vaca mansa de buena cría”, añadió Recio.

Por su parte, el también escritor de origen cubano Rafael Pineiro fue explicito cuando escribió en su canal:

“La copa mundial de futbol me parece una oportunidad perfecta para adiestrarnos en las artes del anti territorialismo insípido, para excomulgar el estúpido nacionalismo del alma de muchos. Nada más falso que ese latinoamericanismo forzado que muchos ejercitamos a como dé lugar.

“El ser humano suele ser, en algunas situaciones, francamente ridículo”.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más